Desahuciar a los desahuciados

Desahuciar a los desahuciados

Pocos días después de que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca presentará 1.400.000 firmas para cambiar la ley hipotecaria y su representante Ada Colau hablara en el Congreso, la policía ha desalojado con nocturnidad la Acampada Bankia que llevaba 108 días delante de la sede bancaria en la plaza Celenque de Madrid.

Hemos estado tras el desalojo con algunos de los que alli acamparon y recordamos su protesta continuada contra los desahucios, de los que muchos de los participantes eran o estaban a punto de ser víctimas por ser afectados por las hipotecas y otros por solidaridad se habían sumado a su lucha.

Hace ya muchos días el sevillano Jesús decía: “Ya ves esta gente, son grandes, están haciendo Historia en grande, con mucho valor, son unos ganadores y el miedo ahora lo tienen los banqueros”.
Maribel: “Esta gente es muy poderosa y nosotros somos pocos, hay mucha gente sentada cómodamente en el sillón sin plantearse qué vida llevan, para qué les sirve el dinero, para qué les sirve trabajar. Ni lo piensan y así no vamos a ganar”.
Santi, Miguel, Helder, Luis, Manuel, Juan, Mario….hablaron mucho en las numerosas asambleas que celebraban: “¿Seguimos? ¿Por qué? ¿Tenemos fuerza, apoyo?. Hace unos días decidieron seguir, ya no se trataba sólo de los desahucios, “se trata de dignidad” decían desde  Acampada Bankia.
En Celenque se han forjado grandes luchadores sociales. Esta mañana de febrero nos despedimos, “hasta la próxima lucha” en la que nos volveremos a encontrar muy pronto. Posiblemente el próximo 16 de Febrero en las manifestaciones en todo el estado español convocadas por todas las Plataformas de Afectados por la Hipoteca.

(cc)
Tras el desalojo varias personas se han dirigido con unas escobas a la institución más cercana, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, para limpiar simbólicamente el espacio de corrupción.
La policía ha derribado y retenido entonces a Angustias, una compañera de 88 años muy querida por todos los de #AcampadaBankia. Ante las protestas la han dejado en libertad y en una ambulancia la han atendido y se ha recuperado. Ver vídeo entrevista con Angustias
Hace ya muchas semanas el veterano fotoperiodista Juan Santiso compartió con los acampados de Celenque varias horas de su vida diaria y publicó este reportaje en su blog.
A las 07:05 horas del viernes 23N, todavía de noche, saludo a Helder  Arsenio y a Santiago en la acampada contra los desahucios llevada a cabo por afectados por la hipotecas de Bankia con apoyo de la PAH de Madrid y asambleas de vivienda del 15M en la plaza Celenque de Madrid: Llevaban desde el 22 de octubre en la sede de Bankia en la plaza de Celenque.
Están sentados alrededor de una mesa de picnic pleglabe bajo la cual hay dos cubos con brasas de carbón y está cubierta por una manta para retener el calor. El frío es intenso.
– Hola, me llamo Juan, vengo a haceros compañía, haceros unas fotos y contar algo de lo que estáis viviendo. ¿Qué tal lo lleváis?
-Hola, yo soy Helder, mucho frío pero estamos bien, no nos falta de nada porque hay gente que nos traen de todo, estamos cabreados porque el gobierno dice que hay una moratoria y miente otra vez. De los que estamos aquí ninguno puede acogerse a sus normas.
-¿Cuántos estáis durmiendo? Veo muchas mantas, ayer corrió el rumor de que os iban a echar.
-No, saben que no nos vamos, vinieron para que retiráramos unos plásticos para que pasáramos mas frío. Ahora debe haber unos 15 durmiendo.
-Voy a ver como duermen. El espacio es pequeño para permitir el tráfico. Hay mucha zona de carga y descarga de El Corte Inglés. En la calzada, encima de unos cartones sobre el asfalto, duerme Mario al que no se le ve absolutamente nada y Roberto que asoma la cara.
A un metro, Luis se ha protegido más, pues descansa encima de cartones y una manta y los pies debajo del motor de un coche.
Los demás duermen encima de colchones, en grupos de dos o más, algunos cubierta la cabeza por un plástico y no se les ve.
Me vuelvo a la mesa, me recuerda a la camilla de la abuela con la estufa. Ésta tiene brasas de carbón, mejor y más calor, pienso en los mineros y el carbón que deberían tener los miles de desahuciados que han sido arrojados a la puta calle por estos ávaros miserables. Deberían pasar una sola noche a la intemperie para que sintieran que significa.
Santiago, duerme sentado, es voluntario del 15M y lleva en la acampada muchos días. “Estuvo toda la noche haciendo guardia, cuando se despierte lo llevamos a que se acueste un rato”, dice Helder Arsenio, ecuatoriano que tiene tres hijos.
Santiago y Helder en la mesa, aparecen los primeros ciudadanos y encienden las luces -a la derecha- de lo que va a ser Cortilandia. 
Dicen que lo inauguran esta noche y que no les gusta la acampada porque da mal efecto. Es lo que les preocupa el efecto, la mala imagen que da, nada mas. Muy triste y ruín.
El primero en levantarse es Manuel y lo que hace es, con la escoba en la mano, barrer todo el recinto. (Siempre me ha admirado la limpieza que se practica en las acampadas del 15M- recuerdo fotos de Sol y de las marchas y sus asambleas en los pueblos-).
Los barrenderos del ayuntamiento no entran a limpiar, no se necesita. Manuel es el que esta pendiente de que la acampada funcione bien, no se corta en llamar la atención a quien sea.
Y se acerca un joven a firmar la ILP hipotecaria. Se oye un ruido de pláticos y aparece el ecuatoriano Miguel sonriente.
A su lado una soñadora Maribel -cariñosamente, la gorda- la debió despertar la luz del pasillo que tiene detrás por donde entran a trabajar los empleados de Bankia.
Con el revuelo Santiago se despertó y se va a echar en el sitio dejado por sus compañeros, su noche ha sido muy fría y larga.
Todavía se está acostando Santiago y viene una pareja de la policia municipal, “que se tienen que levantar”. “¿Qué?”, les recibe Jorge, acaba de levantarse, es un barcelonés que lleva diez días en la acampada, viene para apoyar y dar ánimos a los desahuciados.
 “No ve usted que ahora mismo se está acostando uno, aquí vamos por turnos señor agente. ¿Por qué tienen que levantarse?”. “Bueno”, dice el agente, “es que nosotros hacemos la ruta y en todos los sitios despertamos a los que duermen en las calles”.
“¿Y son muchos?”

“Donde más hay es en los soportales de la plaza Mayor, unos 26, en la Carrera de San Jerónimo-junto al Congreso- hay uno, en la Gran Vía 4, detrás de nuestro cuartel aquí cerca hay 3, es que esta es una zona turística y nos ordenan que hay que despejar y dejar limpio para los turistas”.
Descubro sentado a Marik, francés de origen argelino que vino a España a luchar contra el sistema financiero europeo. 
En Francia sólo unos pocos se han dado cuenta de que la política de austeridad es contra todos los trabajadores europeos. “Me voy a duchar, vuelvo en 20 minutos y hablamos”.
Manuel ha terminado de limpiar el recinto, y me deja que le haga un retrato. ¿Donde se va a duchar Marik?
 “Ahí mismo en el hostal Alfonso, nos deja hasta las 9:30 ducharnos, muy amables. También la señora de la tienda de en frente, Maty, nos trae algo de comer todos los días. Es muy solidaria y buena gente”.
Mario ya se levantó y recoge su manta. Es italiano, de Padova, donde colaboraba con una asociación social. Llegó a España hace dos años y trabajó de fontanero en la construccuón.
Maribel tambien recoge las mantas, las amontona bien dobladas y las tapará con los plásticos. “Para que no molesten a los turistas?” No por higiene y sin que nadie tenga que decírselo.
Muchos carteles acusadores y reivindicativos voy viendo. Tambien veo, al fondo, a Jesús.
Es abogado aunque nunca ejerció, dice que asesora a los de la acampada. Madrileño, vive en Sevilla desde donde se vino para la acampada. 
Su madre es una víctima de las preferentes y está dispuesto a luchar contra los responsables de esta situación. Tiene los pies hinchados desde hace unos días, se los acaba de ver ahora y sí, están muy hinchados y dentro de un zapato con la goma comida del uso.
Jesús te trae el café a la cama.”Ya ves esta gente es de puta madre, son grandes, Están haciendo Historia en grande, mucho valor. Hay que estar con ellos, no dejarlos solos y darles mucho ánimo. 
Son unos ganadores y el miedo ahora lo tienen los banqueros, aunque el gobierno todavía hace lo que ellos dicen, ya poco les queda. 
Se les acabó el engaño y la carnicería que estaban haciendo, ahora empieza otra batalla y ésta la vamos a ganar. Hay mucha gente buena que nos está apoyando y todos dicen lo mismo, ‘¡resistid!’. Y eso vamos a hacer. Ya no tenemos nada que perder”.
La policía-al fondo- presente las 24 horas, mientras Manuel y otros compañeros atienden a gentes de Soria que quieren firmar la Iniciativa Legislativa Popular hipotecaria.
Maribel no lo ve tan claro. Ella se siente sola, ya no tiene nada, casi sin esperanzas está aquí resistiendo, pero escéptica. “Nosotras solas no podemos conseguirlo, esta gente es muy poderosa y nosotros somos pocos, hay mucha gente sentados cómodamente en el sillón sin plantearse qué vida llevan, para qué les sirve el dinero, para qué les sirve trabajar. Ni se lo piensan y así no vamos a ganar”.
“Mira, mira”, dice Luis mientras agita una naranja. “¿Qué haces?”, le digo. Si la muevo no la puedes fotografiar, jajaja. 
Si hay muchos en muchas partes moviéndose, manifestándose, en huelga, luchando, no nos podrán ver a todos, aunque tengan muchos infiltrados, que los hay”.
Clara se incorpora a la mesa. De Lugo, licenciada en magisterio para deficientes, me dice “todo Madrid está llena de currículos míos, también en Galicia. 
¿Sabes cuántas plazas sacaron a concurso el año pasado en Madrid? Diez plazas, los mandan a todos con las monjas y curas, no veo ningún futuro. 
Lo peor es que los discapacitados tampoco, los tienen abandonados y ahora peor, ayer estuve en la manifestación que hicieron y están desesperados. Este gobierno es muy cruel con esta gente, los desprecian les estorban y hay muchos miles”.
Clara es la compañera del italiano Mario, al que vemos recién duchado en el hostal Alfonso. 
Les acaban de expulsar de un piso okupa y dentro de un rato se van a buscar otro. Hay miles de pisos vacios y miles de personas durmiendo en las calles. Esto no tiene sentido.
La actividad en la acampada se activa según pasa el tiempo. De no sé donde apareció Charly, creo que es del foro, o sea Madrid por cómo habla, también muy chulo y lleno de optimismo. 
“¡No te preocupes. Lo que necesites lo conseguimos”. Le hacen mucho caso y está atento sobre todo a la recogida de firmas. Le hago una foto y salta provocadoramente: “No se pueden hacer fotos a las firmas”.
“Yo no hago fotos a las firmas, te las hago a ti”, le contesto.
“Ah, sí, pues hazme ésta”. Muy vital, una alegría en la acampada.
Hay frases que están más arraigadas que otras y éstas dos de la fotografía son de las preferidas en la acampada: la primera, ellos creen que la están cumpliendo y ya se ha dicho más arriba. 
La segunda es un reproche y al mismo tiempo una llamada a tomar conciencia. Menos televisión que adormece, saca sólo historias de ricos y oculta la vida real.
Marik, recién duchado, lo tiene claro. “Cada vez hay más voces clamando contra esta política neoliberal. Desde premios Nobel de economía, de sociólogos, científicos, gentes de la cultura, profesores, médicos y enfermeras, estudiantes, trabajadoras en general. Solamente los instalados en el sistema, los vendidos al capitalismo -y que serán ellos mismos vendidos-, los que callan porque se creen integrados y no se dan cuenta de que serán arrojados a la basura y los que están dormidos porque no quieren despertar… Éstos son los peores enemigos de la sociedad porque siendo esclavos se creen comerciantes de… Pobres ingnorantes, tardarán un poco más en caer porque todavia son necesarios. Pero caerán más brutalmente y serán destrozados sin misericordia, no lo entenderán y su caída les provocará verse deambulando como muñecos de trapo”.
El niño Miguel que todavía cree en los Reyes Magos. Escribe grandes verdades y pide que los hombres y mujeres que están en Celenque no sufran. Tendrá que aprender a luchar para conseguir lo que desea y que no le arrebaten lo que es suyo.
Han llegado gentes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y del 15M en apoyo a la acampada. Vienen todos los días y están al corriente de solucionar las necesidades que vayan surgiendo, la gente firma la ILP continuamente.
Los ecuatorianos se han hecho con un árbol de navidad y quiere celebrarla como puedan. Necesitarán toda la ayuda posible. De momento, el domingo 25N varias asambleas de Madrid y los yayoflautas les ofrecerán una comida popular a la que piensan asistir “en traje”.
Aquí un joven ecuatoriano estudiando la Revolución en directo. Manuel le dice que una vez licenciado se convertirá en otro como ellos, y señala Bankia, porque le ofrecerán un buen puesto y hará lo que le digan. 
El joven, sonriendo dice “No, si persiguen la educación pública es para que los que no pertenecemos a su clase no estudiemos. Saben que el saber no consiente la dictadura que ellos están ejerciendo. 
Quieren que sólo se estudie en sus centros privados porque manipulan el saber, enseñan un conocimiento hecho a su medida, como les gustaría que fuera, irreal. Enseñan a obedecer y no cuestionar nada, a consumir porque sí un mundo falso que ellos quieren imponer de forma dictatorial. 
No, Manuel, para eso estoy aquí. Aquí aprendo lo que es la vida y los valores que me harán vivir mejor, sentir mejor, y amar mejor”.
Es Lalo y viene a hacer té con hierbas arómaticas, muchas vitaminas A, B, C, muchas, y té verde de Marruecos. Lo hace y se lo sirve uno por uno a todas. Vive en la calle Carretas y tiene un contencioso con Gallardón por el IBI, no quiere pagar dice que es un robo. El té está buenísimo. Muchas gracias Lalo.
Ana Camargo viene porque quiere, es de la asamblea del 15M del paseo de Extremadura, pero viene porque quiere, “ponlo así, que no haya dudas”, me dice. Trae, aceitunas, caldo, pastas y otras cosas que ella misma coloca en su sitio.
Claro que aquí todo el mundo viene porque quiere, los que toman las firmas de forma correcta- cuando escribo, ya llevan más de 750.000 validadas- y los que vienen a firmar. Y digo yo, porque quiero, que más gente debería pasarse por aquí, aunque sea a dar un poco de ánimo a estos valientes y aprender un poco de su valor.
También, y muy importante e instructiva, es para los que vienen asistir y participar en la asamblea abierta permanentemente de estos resistentes dispuestos a ganar esta lucha que es por el bien de todas, como dicen, en la #AcampadaBankia: “Sí podemos y vamos a ganar.”
__________________________________________
Información relacionada:
ada bn

El Ada de StopDesahucios habla claro ante el Congreso

06.02.2013 · 
Comparecencia de Ada Colau como representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en el Congreso de los Diputados (Comisión de Economía) el 5 de Febrero de 2013. Y seguimiento en redes y en Periodismo Humano del movimiento Stop Desahucios desde hace viente meses.
Leer más
Anuncios