El lado oscuro de Teresa de Calcuta

El lado oscuro de Teresa de Calcuta 




El lado oscuro de Teresa de Calcuta

No podría venir más a cuento. 
En uno de los peores momentos de crisis de la Iglesia Católica y casi al tiempo de la histórica dimisión del Papa, un grupo de profesores de la Universidad de Montreal, Canadá, acaba de hacer público un artículo basado en meses de investigación que pone en duda muchas de las acciones que llevaron a la Iglesia, y al mundo, a considerar a Teresa de Calcuta una santa. 
¿Tenía un lado oscuro la premio Nobel de la Paz? 
A través de un análisis de la literatura publicada acerca de la religiosa, mito y ejemplo del altruismo, Serge Larivée, profesor universitario, y otros dos colegas cuestionan algunas de las prácticas de la Madre Teresa, así como sus relaciones con el poder, su gestión de las donaciones recibidas y los supuestos milagros que condujeron a su beatificación.
madre teresa
Lady Di y Teresa de Calcuta. (Foto: Getty)
En el momento de su muerte, la ‘franquicia’ solidaria de Teresa de Calcuta tenía repartidas por el mundo 517 misiones en más de 100 países
Pese a que estos hospicios donde teóricamente se trataba a enfermos estaban financiados por los cientos de millones de dólares recaudados, Larivée y compañía explican que muchos médicos que visitaron las instalaciones quedaron perplejos ante la falta de salubridad y las prácticas que allí se ejercían, como por ejemplo la negación de analgésicos
Prácticas que respondían a una concepción personal deTeresa de Calcuta sobre el dolor y la muerte: para la religiosa el calvario supuestamente sufrido por Cristo antes de morir era un ejemplo a seguir. 
A seguir por los pobres que se trataban en sus hospicios, comentan los investigadores canadienses, dado que la Madre Teresa se sometió a diversos cuidados paliativos en varios hospitales estadounidenses, debidamente equipados e higienizados, en los últimos años de su vida.
La crítica a la gestión de los donativos va más allá, remarcando que durante muchas inundaciones importantes en la India y en la explosión de una planta de pesticidas enBhopal, Teresa de Calcuta ofreció sus oraciones y medallas de la Virgen, pero ni un duro de su bolsillo. 
En cambio, no le dolió en prendas aceptar la Legión de Honor y financiación del gobierno dictatorial de Duvalier en Haití
Las numerosas cuentas bancarias de la religiosa, en las que circulaban cientos de millones de dólares obtenidos a través de distintas fuentes, siempre estuvieron rodeadas de cierto secretismo, aseguran Larivée y compañía.
¿Cómo, entonces, consiguió labrarse esa imagen la sor? 
El artículo apunta a una intensa campaña mediática que comenzó en 1969 con la ayuda del periodista de la BBCMalcolm Muggeridge, anti-abortista radical. 
Muggeridge rodó un documental sobre la entonces misionera que, argumentan los académicos canadienses, hizo explotar su popularidad y fue el detonante de numerosos viajes y premios, incluído el Nobel de la Paz
Teresa de Calculta y Muggeridge coincidían en sus posiciones con respecto al aborto, sobre el que la religiosa se pronuncio en estos términos en referencia a las bosnias violadas por los serbios durante la guerra y que deseaban interrumpir su embarazo: 
“Creo que el mayor destructor de la paz hoy es el aborto porque se trata de guerra directa, de un asesinato directo. Un asesinato directo de la madre misma”.
El artículo concluye alabando los efectos colaterales positivos de la imagen pública de laMadre Teresa pero insta a investigar a fondo sobre este personaje, que los autores consideran no tan trasparente y bondadoso como pareciera a primera vista.
La Madre Teresa de Calcuta. 
Entre el ateísmo y la corrupción
La Madre Teresa de Calcuta fue una persona sencilla que cuidó y se dedicó a servir a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos por más de 40 años.

Sería muy injusto y desagradecido de mi parte el negar la contribución que hizo la Madre Teresa a la causa de los pobres y necesitados. 

Fue sin duda un ejemplo para todos, seamos Ateos, Agnósticos, Cristianos, Budistas o lo que sea… su dedicación a los que “Tienen menos suerte que nosotros” es digna de imitar. 

mother_teresa_230x40Ojala todos nosotros sin importar nuestras creencias lográsemos ayudar a los necesitados con el mismo fervor y pasión con que lo hizo la Madre Teresa. 

Pero su vida de servicio al pobre y abandonado no la exime de criticas y polémicas. 

Veremos como su “Fe” y sus actividades económicas han sido campo fértil para cuestionamientos e interrogantes.

Nació como Agnes Gonxha Bojaxhiuel el 26 de agosto de 1910 en Skopje, actual capital de la Ex República Yugoslava de Macedonia. 

Era la menor de los hijos de Nikola y Drane Bojaxhiu, hizo su Primera Comunión a la edad de cinco años y medio y recibió la Confirmación en noviembre de 1916. 

La repentina muerte de su padre, cuando Gonxha tenía unos ocho años de edad, dejó a la familia en una gran estrechez financiera. Drane crió a sus hijos con firmeza, influyendo grandemente en el carácter y la vocación de si hija. 

En su formación religiosa, Gonxha fue asistida además por los Jesuitas del Sagrado Corazón, en la que ella estaba muy integrada.

Cuando tenía dieciocho años, animada por el deseo de hacerse misionera, Gonxha dejó su casa en septiembre de 1928 para ingresar en el Instituto de la Bienaventurada Virgen María, conocido como Hermanas de Loreto, en Irlanda. 

Allí recibió el nombre de Hermana María Teresa (por Santa Teresa de Lisieux). En el mes de diciembre inició su viaje hacia India, llegando a Calcuta el 6 de enero de 1929. 

Después de profesar sus primeros votos en mayo de 1931, la Hermana Teresa fue destinada a la comunidad de Loreto Entally en Calcuta, donde enseñó en la Escuela para chicas St. Mary. 

El 24 de mayo de 1937, la Hermana Teresa hizo su profesión perpetua convirtiéndose entonces, como ella misma dijo, en “esposa de Jesús” para “toda la eternidad”. Desde ese momento se la llamó Madre Teresa. 

Continuó a enseñar en St. Mary convirtiéndose en directora del centro en 1944. Se caracterizaba por su caridad, altruismo y coraje, por su capacidad para el trabajo duro y por un talento natural de organizadora.

El 10 de septiembre de 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling para realizar su retiro anual, Madre Teresa recibió su “inspiración,” su “llamada dentro de la llamada” 

Ese día, de una manera que nunca explicaría, la sed de amor y de almas se apoderó de su corazón y el deseo de saciar la sed de Jesús se convirtió en la fuerza motriz de toda su vida. 

Durante las sucesivas semanas y meses, mediante locuciones interiores y visiones, Jesús le reveló el deseo de su corazón de encontrar “víctimas de amor” que “irradiasen a las almas su amor”. “Ven y sé mi luz”, Jesús le suplicó. “No puedo ir solo”. 

Le pidió a Madre Teresa que fundase una congregación religiosa, Misioneras de la Caridad, dedicadas al servicio de los más pobres entre los pobres. Pasaron casi dos años de pruebas y discernimiento antes de que Madre Teresa recibiese el permiso para comenzar. 

El 17 de agosto de 1948 se vistió por primera vez con el sari blanco orlado de azul y atravesó las puertas de su amado convento de Loreto para entrar en el mundo de los pobres.

Después de un breve curso con las Hermanas Médicas Misioneras en Patna, Madre Teresa volvió a Calcuta donde encontró alojamiento temporal con las Hermanitas de los Pobres. 

El 21 de diciembre va por vez primera a los barrios pobres. 

Visitó a las familias, lavó las heridas de algunos niños, se ocupó de un anciano enfermo que estaba extendido en la calle y cuidó a una mujer que se estaba muriendo de hambre y de tuberculosis. 

Comenzaba cada día entrando en comunión con Jesús en la Eucaristía y salía de casa, con el rosario en la mano, para encontrar y servir a Jesús en “los no deseados, los no amados, aquellos de los que nadie se ocupaba”. 

Después de algunos meses comenzaron a unirse a ella, una a una, sus antiguas alumnas

El 7 de octubre de 1950 fue establecida oficialmente en la Archidiócesis de Calcuta la nueva congregación de las Misioneras de la Caridad.

Al inicio de los años sesenta, Madre Teresa comenzó a enviar a sus Hermanas a otras partes de India. El Decreto de Alabanza, concedido por el Papa Pablo VI a la Congregación en febrero de 1965, animó a Madre Teresa a abrir una casa en Venezuela. 

Ésta fue seguida rápidamente por las fundaciones de Roma, Tanzania y, sucesivamente, en todos los continentes. Comenzando en 1980 y continuando durante la década de los años noventa, 

Madre Teresa abrió casas en casi todos los países comunistas, incluyendo la antigua Unión Soviética, Albania y Cuba.

Para responder mejor a las necesidades físicas y espirituales de los pobres, la Madre Teresa fundó los Hermanos Misioneros de la Caridad en 1963, en 1976 la rama contemplativa de las Hermanas, en 1979 los Hermanos Contemplativos y en 1984 los Padres Misioneros de la Caridad. 

Sin embargo, su inspiración no se limitó solamente a aquellos que sentían la vocación a la vida religiosa. 

Creó los Colaboradores de Madre Teresa y los Colaboradores Enfermos y Sufrientes, personas de distintas creencias y nacionalidades con los cuales compartió su espíritu de oración, sencillez, sacrificio y su apostolado basado en humildes obras de amor. 

pope-teresa23
Este espíritu inspiró posteriormente a los Misioneros de la Caridad Laicos. 

En respuesta a las peticiones de muchos sacerdotes, Madre Teresa inició también en 1981 el Movimiento Sacerdotal Corpus Christi como un “pequeño camino de santidad” para aquellos sacerdotes que deseasen compartir su carisma y espíritu.

Durante estos años de rápido desarrollo, el mundo comenzó a fijarse en Madre Teresa y en la obra que ella había iniciado. Numerosos premios, comenzando por el Premio Indio Padmashri en 1962 y de modo mucho más notorio el Premio Nobel de la Paz en 1979, hicieron honra a su obra. 

Al mismo tiempo, los medios de comunicación comenzaron a seguir sus actividades con un interés cada vez mayor. Ella recibió, tanto los premios como la creciente atención “para gloria de Dios y en nombre de los pobres”.

Durante los últimos años de su vida, a pesar de los cada vez más graves problemas de salud, Madre Teresa continuó dirigiendo su Instituto y respondiendo a las necesidades de los pobres y de la Iglesia. 

En 1997 las Hermanas de Madre Teresa contaban casi con 4.000 miembros y se habían establecido en 610 fundaciones en 123 países del mundo. 

En marzo de 1997, Madre Teresa bendijo a su recién elegida sucesora como Superiora General de las Misioneras de la Caridad, llevando a cabo sucesivamente un nuevo viaje al extranjero. 

Después de encontrarse por última vez con el Papa Juan Pablo II, con el que viajó en el papamóvil en 1983 y 1986, sufrió en Roma un ataque al corazón y finalmente, tras un segundo episodio en 1989, recibió un marcapasos artificial. 

En 1991 se recuperó de una neumonía y de una intervención quirúrgica, y durante una estadía en México, tuvo más problemas cardíacos. Oponiéndose a continuar en su cargo como jefa de las Misioneras de la Caridad, por medio de votos, sus compañeras eligieron que aún se quedara, y aceptó. 

En 1993 fue ingresada en el Hospital de las Naciones Unidas de Nueva Delhi a raíz de una congestión pulmonar, que le provocó entre otros síntomas, fiebre.

En abril de 1996, la Madre Teresa se cayó y se rompió la clavícula. Para agosto, sufría malaria, infección en un pecho e insuficiencia en el ventrículo izquierdo de su corazón, por el cual debió intervenirse quirúrgicamente de éste, pero ya se notaba que su salud estaba declinando. 

A su vez, estaba agravada porque no se alimentaba correctamente por la gran cantidad de actividades, llegando a pesar solamente 44 kilogramos, y teniendo artritis y problemas de visión.

De baja estatura –1, 55 mts.–, cuando se enfermó nuevamente, tomó la controvertida decisión de ser tratada en un hospital bien equipado en California (EEUU), en lugar de sus propias clínicas. 

El arzobispo de Calcuta, Henry Sebastian D’Souza, dijo que ordenó a un sacerdote para llevar a cabo un exorcismo en la Madre Teresa con su permiso cuando fue hospitalizada con problemas cardíacos primero porque pensaba que ella puede ser atacada por el diablo. 

En los últimos años de su vida debió someterse a diez internaciones y cuatro operaciones de corazón.

El 13 de marzo de 1997 renunció a su cargo de guía de las Hermanas, tras 47 años al frente de ésta, por lo que fue reemplazada por sor Nirmala. 

Meses antes de su muerte se había vuelto a reencontrar con Juan Pablo II, y una semana antes de su deceso, viajó a Santo Tomás, Calcuta.

El día 5 de septiembre de 1997 por la mañana, amaneció con un dolor de espalda agudo. Después de desayunar, ella hizo su trabajo diario, firmó cartas y contestó llamadas telefónicas. 

Después, teniendo un terrible dolor, se acercó a un portarretrato de Jesús y lo besó. Cuando una de sus compañeras ingresó a su habitación, la vio retorciéndose por el dolor que padecía. 

A las 8:10 AM las Hermanas la escucharon decir “No puedo respirar”, por lo que presumieron que podría ser otro ataque al corazón. 

Extrañamente, se cortó la luz. Con el regreso de ésta pocos instantes después, una de las misioneras trató de buscar las inyecciones y conectar el oxígeno a la máquina respiratoria, pero al sostenerle el respirador, volvió a cortarse la electricidad, por lo que se suspendió el funcionamiento de los aparatos. 

Rezando, la Madre Teresa seguía y respondía a la oración a pesar de su estado. Se le dio la Extremaunción, y el médico comenzó a suministrarle oxígeno. Tras suspirar dos veces, falleció a la edad de 87 años

El Gobierno de India le concedió el honor de celebrar un funeral de estado y su cuerpo fue enterrado en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad. 

Su tumba se convirtió rápidamente en un lugar de peregrinación y oración para gente de fe y de extracción social diversa

Menos de dos años después de su muerte, a causa de lo extendido de la fama de santidad de Madre Teresa y de los favores que se le atribuían, el Papa Juan Pablo II permitió la apertura de su Causa de Canonización. 

El 20 de diciembre del 2002 el mismo Papa aprobó los decretos sobre la heroicidad de las virtudes y sobre el milagro obtenido por intercesión de Madre Teresa
.
__________________________________

La Madre Teresa de Calcuta… ¿Atea?

Cartas revelan secretos de la Madre Teresa 
(CBS) En la vida, la Madre Teresa fue un icono – para los creyentes – la obra de Dios en la Tierra. Su ministerio a los pobres de Calcuta fue un símbolo mundialmente reconocido de la compasión religiosa. Fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz. 
En una entrevista en 1986, la Madre Teresa le dijo a CBS News que “había sido llamada sobre la base de una fe incuestionable”
“Todos ellos son hijos de Dios, amados y creados por el mismo corazón de Dios”, dijo. 
MotherTeresa_TimePero ahora, se ha comprobado que la Madre Teresa tenía tantas dudas de su propia fe que temía ser una hipócrita; según informa el corresponsal de CBS Mark Phillips. 
En un nuevo libro, Phillips recopila las cartas que escribió a sus amigos, superiores y confesores, donde sus dudas son evidentes. 
Poco después de comenzar a trabajar en los barrios pobres de Calcuta, el espíritu y la fe abandonaron a la Madre Teresa. 
“¿Dónde está mi fe?” ella escribió. “Incluso en el fondo… no hay más que vacío y oscuridad… Si hay un Dios – perdóname por favor.” 
Ocho años más tarde, ella seguía buscando recuperar su fe perdida. 
“Un anhelo tan profundo por Dios… Rechazado, vacío, sin fe, sin amor, sin entusiasmo”, dijo.
A medida que su fama creció, su fe se negó a regresar. Su sonrisa, dijo, era una máscara. 
“¿Para quién hago esta obra?” preguntó en una carta. “Si no hay Dios, no puede haber alma. Si no hay alma, entonces, Jesús, tampoco es real” 
“Estas son las cartas que fueron halladas en la casa del arzobispo, Rev. Brian Kolodiejchuk”; dijo Phillips. 
Las cartas fueron recopiladas por el Rev. Kolodiejchuk, el sacerdote que está trabajando el caso en el Vaticano para la santificación de la Madre Teresa. 
Él dijo que “su obvio tormento espiritual en realidad la ayudaba en su obra”. 
“Ahora tenemos este nuevo entendimiento, esta nueva ventana hacia su vida interior, y para mí esto parece ser lo más heroico de ella”, dijo el reverendo Kolodiejchuk. 
De acuerdo con sus cartas, la Madre Teresa murió con sus dudas. Ella incluso había dejado de rezar, dijo una vez. 
La iglesia decidió conservar sus cartas, aunque uno de sus deseos era que al morir fuesen destruidas. Tal vez ahora sabemos porque. 
Efectivamente, como lo señala esta noticia fechada en Agosto de 2007 (a 10 años de su muerte) al parecer a la madre Teresa la acosaron dudas durante toda su vida sobre la existencia de Dios y del por qué del enorme sufrimiento en el mundo. 

Y si alguien puede hablar del “sufrimiento de los pobres” era la Madre Teresa. Pero, el hecho de que la Madre Teresa fuese secretamente Atea, ¿le disminuye el valor de su obra? Para nada, todo lo contrario. 

La madre Teresa nos demuestra que incluso con grandes dudas, se puede hacer un encomiable trabajo ayudando a quienes más lo necesitan.

_____________________________________
Los otros “Escándalos” que rodeaban a la Madre Teresa.

A pesar de que muy pocos se atreven a negar la enorme contribución que tuvo la vida y obra de la Madre Teresa para con los pobres y desamparados; otras personas no son tan benevolentes con la diminuta monja. 

Según algunas investigaciones y opiniones, la vida y labor de la Madre Teresa estaba rodeada de episodios oscuros y grandes hechos de corrupción. 

– Se dice que su famosa casa para el moribundo no tenía médicos ni medicinas. El propósito de los hospicios de las Misioneras de la Caridad es ayudar a «morir bien»: se busca activamente la autorización de los agonizantes para bautizarlos.

666672– Durante años, la maquinaria eclesial se encargó de acallar las voces de representantes de ONGs que denunciaban la falta de equipamientos básicos en sus hospitales (morfina, otros anestésicos, o antibióticos) mientras la Orden de la Misioneras de la Caridad a la que pertenecía manejaba fondos de millones de dólares en sus sedes fuera de la India.

– Se le reprochó su permanente exposición con celebridades como la Princesa Diana y jefes de estado, personas criticadas por su desdén hacia los pobres y causantes de hambrunas y guerras.

– La Madre Teresa apoyó a la familia del dictador Duvalier de Haití, cuando visitó ese país; afirmó que los Duvalier “amaban a los pobres”. También alabó al tirano comunista de Albania, Enver Hoxha.

– Intervino en el referendo sobre el divorcio en Irlanda (a donde fue transportada en avión en primera clase) para que este no fuese permitido… 

Pero aprobó el divorcio de la princesa Diana de Gales, con quien se encontró varias veces (declaró a la revista Ladie´s Home Journal que así “iba a ser más feliz”). 

Al parecer (recordemos que la iglesia Católica condena el divorcio) si una mujer quiere divorciarse de un alcohólico que abusa sexualmente de sus propios hijos, no hay perdón en esta vida ni en la otra. Pero una princesa está por encima de todo esto.

– Se rumoreó hace ya algún tiempo a través de un diario Británico muy prestigioso, que la Madre Teresa se financiaba mediante el tráfico de armas. El diario poco después sorpresivamente negó la declaración.

– Se dice que no hay programas bajo el auspicio de la fundación de la Madre Teresa en países y regiones donde verdaderamente lo necesitan.

– En Calcuta deploran la imagen de su ciudad proyectada por la orden de la Madre Teresa. Si bien existe mucha pobreza, como en todo el mundo subdesarrollado, se trata de una metrópoli dinámica y cosmopolita, con una activa vida económica y cultural.

– Hay serias dudas sobre el dinero que recibía en sus visitas internacionales y que eran depositados en su cuenta. (¿Corrupción?) 

– El desvío de grandes sumas de las donaciones para beneficiar las construcciones de conventos y servicios netamente dirigidos a miembros de la iglesia y no directamente a los necesitados pobres.

– El periodista británico Christopher Hitchens afirma que los recursos amasados por las Misioneras de la Caridad son gigantescos, pero nunca han sido auditados. 

Sus cuentas bancarias están todas fuera de la India, pues las leyes de ese país exigen información sobre los fondos de las organizaciones misioneras extranjeras. 

Tan sólo en una de estas cuentas habría más de 50 millones de dólares. Sin embargo, estos fondos no tienen efecto alguno en la atención a los “pobres entre los pobres”. 

El propósito fundamental de este dinero, proveniente de donaciones, es incrementar el tamaño y poder dogmático de la orden en el mundo: tiene conventos en 120 países. 

La Madre Teresa aceptó más de un millón de dólares donados por el estafador de la entidad Lincoln Savings and Loans, conociendo perfectamente su origen fraudulento.

– Su “Obsesión con el Sufrimiento”. 

Al parecer la Madre Teresa (como muchos Cristianos) cree que mientras más se sufre, más cerca se está de Jesús, ya que éste sufrió dolores terribles durante su paso por la tierra. 

Por lo tanto la Madre Teresa permitía y promovía el sufrimiento entre los necesitados, porque de esta manera estarían en comunión con Cristo. 

Por esto sus fundaciones y sitios de atención al pobre eran unas verdaderas salas de tortura. Las condiciones en los “hogares” de la orden son extremadamente primitivas. 

No se permite aliviar el dolor, ya que “el sufrimiento de los pobres es bueno a los ojos de Dios”. Aunque los “pacientes” van en busca de alivio, la Madre Teresa nunca proclamó que el objetivo fuese curar.

– A pesar de que “Dios ve con buenos ojos el sufrimiento”, la Madre Teresa siempre se atendió en los mejores hospitales de tipo occidental y recibió los tratamientos (y anestesias) más modernos.

– La Madre Teresa consideraba el SIDA como “un castigo de Dios por un comportamiento sexual inadecuado”

– Se opuso durante toda su vida a la reconsideración de la doctrina católica emanada del Concilio Vaticano II (1962-65).

– La Madre Teresa trabajó incansablemente para propagar las versiones más extremas del conservadurismo católico.
.
Veamos un video donde Penn Gillete y Teller nos cuentan con su característico sarcasmo las “Irregularidades” de la vida de la Madre Teresa. (extracto de programa “Bullshit!”)

¡Precaución! Este video puede resultar ofensivo para algunas personas.

_______________________________________

Hoy a más de 10 años de su muerte la figura aparentemente “intocable y santa” de la Madre Teresa de Calcuta” ha mostrado muchas grietas que amenazan con destrozarla. 
092-0128133051-hitchens_28_1

Los fieles seguidores de la Madre esperan que su canonización sea dentro de poco tiempo; pero a la luz de los últimos descubrimientos y críticas que pesan sobre ella, muchos lo dudan.

La Madre Teresa de Calcuta es el clásico ejemplo de cómo se puede ser ambivalente y tener dos rostros bien definidos ante la sociedad, ante sus fanáticos y ante sus detractores.

Fuentes consultadas:
http://blogs.20minutos.es/manolosaco/2007/08/27/ateo-como-madre-teresa-calcuta/
http://www.vatican.va/news_services/liturgy/saints/ns_lit_doc_20031019_madre-teresa_sp.html
http://www.razoncritica.com/Madre-Teresa-de-Calcuta_417.html
http://www.cbsnews.com/stories/2007/08/23/eveningnews/main3199062.shtml
.

Ver Sección: Tema Abierto
ARTICULOS RELACIONADOS
.
.

–> 

“El SIDA es un castigo ejemplar para una conducta sexual incorrecta”                 
      Madre Teresa de Calcuta.