Sabías que la Orden de la Cruz de Malta es un Estado sin Territorio con presencia en la ONU y que está muy arraigada en la estructura militar de EEUU

Sabías que la Orden de la Cruz de Malta es un Estado sin Territorio con presencia en la ONU y en el PENTÁGONO 


Sabías que la Orden de la Cruz de Malta es un Estado sin Territorio con presencia en la ONU y que está muy arraigada en la estructura militar de EEUU

sociedad secreta de los caballeros de malta encumbrada en lo más alto de la política militar de estados unidos

Inicio > Teorías de la Conspiración > Agendas Ocultas
La guerra santa secreta de Estados Unidos: 
El periodista Pullitzer Seymour Hersh revela que altos oficiales militares son miembros de la Orden de los Caballeros de Malta y del Opus Dei; contratista militar Blackwater involucrado
No es ya un secreto que muchos de los líderes mundiales actualmente -y a lo largo de la historia- pertenecen a sociedades secretas, muchas de ellas con afiliaciones religiosas. 
Robert Anton Wilson en el prefacio de su libro Illuminatus Trilogy!, a través de un seudónimo, escribe La historia de este mundo es la historia de la lucha entre sociedades secretas, aunque esto es parte de una obra de ficción, tal vez sea una de las más precisas definiciones de la política planetaria. 
Nueva información revelada por el reconocido periodista Seymour Hersh parece apuntar a que esto no es solamente una teoría de conspiración.
Sería impráctico enlistar aquí toda la lista de políticos y líderes mundiales de diferentes profesiones que han sido parte de grupos masónicos, sin embargo sería útil decir que los llamados padres fundadores de Estados Unidos y su proyecto de nación están indisociablemente ligados a esta sociedad secreta que supuestamente busca hacer en la tierra el plan del Gran Arquitecto.
Para complementar esto tenemos a la familia Bush, dos presidentes que han sido miembros de la sociedad secreta de Yale, Skull & Bones
En cada país de Occidente seguramente se pueden hacer largas listas de presidentes masones o miembros de otras sociedades secretas.
Ahora el periodista Seymour Hersh, ganador del Premio Pullitzer y colaborador de la prestigiosa revista New Yorker, ha revelado que varios altos oficiales militares de Estados Unidos son parte de la Orden de los Caballeros de Malta, una sociedad secreta católica de casi mil años. 
Hersh dijo en una universidad  de Doha, en Qatar, afiliada a Georgetown University (una importante universidad católica), que está trabajando en un nuevo libro en que muestra como “8 o 9 neoconservadores, radicales si se quiere, se apoderaron del gobierno de Estados Unidos”.
Cuando Hersh habla de neoconservadores se refiere al grupo liderado por Dick Cheney y Paul Wolfowitz, (también conocido como “Los Halcones Grises”) que incluye a George W. Bush. 
Hersh señala que tanto el Gen. Stanley McChrystal, ex comandante de las fuerzas armadas deEstados Unidos en Afganistán, como el Viceadmiral William McRaven y otros miembros delJSOC (Joint Special Operations Command), la unidad contra terorismo de Estados Unidos,  son parte de la Orden de los Caballeros de Malta y del Opus Dei. 
Hersh en el 2009 ya había dicho que esta unidad especial fue creada por el ex vicepresidente  Cheney y opera como una red de asesinos que se maneja  por sobre del la ley y sólo reporta a su oscura eminencia, Dick Cheney (el apodado Darth Vader)
Esta información es sensible ya que en el fondo lo que implica es que las guerra contra Iraq yAfganistán son también guerras santas, orquestadas por una facción al interior del gobierno deEstados Unidos que ejecuta políticamente credos religiosos y manipula al mundo entero conforme a sus creencias o filiaciones personales.
Según el sitio Raw Story, Hersh dijo en Qatar que el grupo de Cheney “no estaba preocupado por los destrozos que la invasión a Irak iba a causar” 
y  ”La actitud era ‘¿Qué es esto? ¿De que se preocupan, la prensa y los políticos, de un saqueo? ¿Qué no entienden? 
Vamos a cambiar sus mezquitas por catedrales y cuando obtengamos el petróleo a nadie le va importar un bledo”‘.
Cheney formó parte del think tank Project for a New American Century, el cual llamaba en el año 2000 a invadir Irak y alertaba sobre la necesidad de un “nuevo evento tipo Pearl Harbor”, esto un año antes de los ataques del 11 de septiembres, los cuales, a la luz de la evidencia, parecen haber sido orquestados por estas mismas facciones dentro del gobierno neocon (o teocon) de Bush, posiblemente con la participación del Mossad.
Hersh añadió que miembros de estos grupos han desarrollado una serie de “insignias secretas que revelan que  es una guerra cultural” y que “ellos sí ven lo que están haciendo -esta no es una típica actitud entre los militares- es una cruzada, literalmente. 
Se ven como los protectores de los cristianos. 
Están protegiéndolos de los musulmanes, como en el siglo 13. Y esta es su función”.
Los Caballeros de la Orden de Malta son una orden católica fundada en 1085 por un grupo de monjes que cuidaban a los heridos, la cual evolucionó a ser una orden militar que cuidaba el paso de los peregrinos de los musulmanes durante las cruzadas en las que los estados europeos buscaron quitar el control de Jerusalén a los  musulmanes. 
Actualmente la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén y Rodas deMalta aunque no tiene un territorio fijo, más allá de su cuartel general en Roma, es considerada una entidad soberana bajo ley internacional. Imprime sus propias estampas y monedas, mantiene relaciones diplomáticas con 104 países y tiene status de observador ante las Naciones Unidas.
Uno de los más famosos escándalos en torno a sociedades secretas, el de la logia masónica italiana Propaganda Due, en el que el llamado “Banquero de Dios”, Roberto Calvi, fue colgado del puente de Blackfriars en Londres  después que hubiera participado en el colapso del Banco Ambrosiano del Vaticano involucra también a los Caballeros de Malta. 
Tanto Calvi, como el gran maestre de la logia de Propaganda Due (P2),  Licio Gelli, eran miembros de la Orden de los Caballeros de Malta, y los dos también trabajaron en algún momento con la CIA
Los Caballeros de Malta son descritos generalmente como el brazo esotérico militar del Vaticano (para la versión pop de la conspiración pueden verse en “El Código Da Vinci).
En 1988 el agregado en la embajada de los Caballeros de Malta en la Habana confesó ser un doble agente y trabajar tanto para la CIA como para la inteligencia cubana.
En este sitio se documentan los supuestos miembros de losCaballeros de Malta, se mencionan a George H. W. Bush, al Rey Juan Carlos de España, a Benito Mussolini, J. Edgar Hoover, David Rockefeller, entre otros infamemente ilustres miembros.
En su libro sobre el contratista militar Blackwater, el periodist  Jermy Scahill cita la autobiografía del ex ejecutivo de esta compañía, Joseph Shmitz,  en la que presume su membresía a los Caballeros de Malta
Schmitz fue inspector general del Departamento de Defensa bajo George  W. Bush; su hermano, John, fue consejero de George  H. W. Bush, cuando éste fue tanto vicepresidente como presidente. 
Tal vez esto no sea casualidad ya que los Shmitz parecen estar emparentados con la familia Bush
Los puntos se conectan aún más con la figura del patriarca John G . Schmitz, ex candidato a la presidencia de Estados Unidos y líder de la ultraconservadora John Birch Society. 
Schmitz, al igual que el abuelo Prescott Bush, tenía negocios en Alemania.
La empresa de tecnología militar Blackwater (ahora Xe Tecnologies, en un intento de lavado de imagen o lavado de cerebro para las masas) fue fundada por Erick Prince. 
Prince (¿casualmente?) empezó su carrera como interno en la Casa Blanca bajo George H. W. Bush, con apenas poco más de 20 años. 
A los 27 fundó Blackwater.  Desde el año 2001 Blackwater ha recbido más de 600 millones de dólares en contratos clasificados con la CIA, y es una de las empresas que más se benefició de la guerra contra Irak
Prince es miembro de la asociación Christian Freedom International, y ha mostrado repetidamente sus “valores” cristianos radicales (como decir que está en contra de la homosexualidad). 
Erik Prince fue acusado de “llevar  a cabo una cruzada por eliminar a los musulmanes”. Según reporta Foriegn Policy, los contratistas de Blackwater en Iraq usaban códigos e insignias basados en la Orden de los Caballeros Templarios.
La revista GQ descubrió el año pasado que el secretario de defensa Donald Rumsfeld preparó documentos militares que incluían pasajes de la biblia y que el contratista militar Trijicon Inc. imprimió referencias bíblicas en armas usadas por militares estadoundidenses en Irak y Afganistán.
Todos esto nos revela que las guerras que vemos en Irak y en Afganistán y la misma guerra contra el terrorismo son una especie de corruptas guerras santas que involucran a sociedades secretas y oscuras empresas que son parte del gobierno de Estados Unidos, un gobierno controlado por un pequeño grupo de hombres neoconservadores con creencias religiosas que les hacen justificar todo tipo de manipulación. 
Esto es seguramente apenas la punta del iceberg negro.
———————————————————————————————————————————–
Autor: Jorge Enrique Mújica | Fuente: Equipo Gama
¿Qué es la Orden de Malta?
La Soberana Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, Rodas y Malta: una realidad existente hoy

¿Qué es la Orden de Malta?
¿Qué es la Orden de Malta?

INTRODUCCIÓN

El libro de los record Guinness 1992 coloca a la Isla de Malta, con poco más de hectárea y media de extesión, como el país más pequeño del mundo. Clío, la prestigiosa revista de cultura, con un artículo del historiador Carlos Blanco en su número mensual de abril de 2003, la señala, «…a pesar de su reducido tamaño, de carecer de territorio propio, de estar enclavada dentro de la ciudad de Roma y de que sus súbditos se encuentren esparcidos por todo el mundo» como «un Estado independiente (…) fiel a los principios de la Orden religiosa de la que surgió hace nueve siglos».

¿Dónde arraiga su existencia? 


¿Qué relación hay entre los Caballeros de Malta y la Orden de Malta? ¿Siempre se han llamado así? 

¿Orden militar, religiosa y nobiliaria? ¿Es verdaderamente un país? ¿Estado independiente y Orden religiosa? ¿Quién la gobierna? ¿Cómo se rige? ¿Quiénes son sus ciudadanos? ¿A qué se dedican sus miembros? ¿Cuál es la utilidad de la Orden?

EL NACIMIENTO DE LA ORDEN HOSPITALARIA DE SAN JUAN DE JERUSALÉN


JERUSALÉN 1050

Hablar de la Orden de Malta es referirse a la más importante de las órdenes militares por su extensión física y duración. 


En su longeva vida ha cambiado el nombre en diversas ocasiones. 

El inicial fue Hospitalarios de San Juan de Jerusalén; posteriormente Caballeros de Rodas y, el actual, Caballeros de Malta. 

Su fundación se remonta al año 1050, en el periodo de las cruzadas, cuando su fundador, el hoy beato Gerardo, constituye un hospicio y poco más tarde, el 15 de febrero de 1113, consigue del Papa Pascual II la bula de aprobación religiosa para el establecimiento de una iglesia, un convento y un hospital en los que se pudiera asistir a los peregrinos de cualquier fe o raza que acudieran a Tierra Santa.

Aun antes de las cruzadas los mesones se hacían necesarios para albergar a los peregrinos. 


Los «hospitia» o «xenodichia» eran eso. 

Pertenecían a naciones diversas: en la época de Carlomagno existió el hospicio franco; el hospicio húngaro estuvo en funciones durante la época del Rey San Esteban. No obstante, el más famoso fue el hospicio italiano instaurado por los mercaderes italianos de Amalfi, creado justo a la mitad del siglo XI. 

La relación establecida entre el origen de los Hospitalarios y esa fundación italiana parece poco convincente. Los Hospitalarios tenían desde entonces a San Juan Bautista como patrono, mientras que el hospicio estaba dedicado a San Juan de Alejandría. 

Los Hospitalarios, además, adoptaron la regla de San Agustín y su monasterio fue autónomo desde el inicio mientras que el de los Amalfi seguía la regla benedictina y dependía de un monasterio. 

Con las cruzadas el hospital italiano vino a menos mientras que el de Gerardo se benefició de la presencia de los cruzados y la gratitud hacia su hospitalidad. 

Esto posibilitó que Gerardo adquiriera los primeros territorios e ingresos económicos incluso fuera del reino de Jerusalén.

La acumulación de recursos por parte del primer superior de la Orden facilitó que su sucesor, Frey Raymond de Provenza (1120-1160), erigiera edificios más amplios y que el hospicio se convirtiera realmente en un hospital. 


Propiamente, los Hospitalarios nacen con Frey Raymond de Provenza, autor de la regla que establece únicamente su conducta como religiosos y enfermeros. 

En ésta se instituye que el hospital mantendrá fijos cinco médicos y tres cirujanos. Los hermanos desarrollarían la función de enfermeros. Hacia el año 1150 se calculó que hasta 2000 enfermos y peregrinos recibían cuidados.

Con las consecuentes donaciones, Raymond innovó por segunda vez: para acompañar y defender a los peregrinos, sufragó el costó de una escolta armada que se convertiría en ejército formado por caballeros reclutados entre los cruzados de Europa. 


Se originaban, consecuentemente, los grados militares más antiguos de la orden: el de mariscal (que comandaba a los caballeros) y el de copler (que dirigían a la caballería ligera).

El quinto sucesor de Raymond, Frey Gosbert (1177), se distinguió como hombre de armas. 


En lo sucesivo, varios Maestres perecieron en el campo de batalla. 

Así, la Orden de San Juan se convirtió en militar sin perder el acento hospitalario. 

Pero aparecerá una mención explícita del servicio militar que prestará la Orden hasta los estatutos del noveno Gran Maestre, Frey Alfonso de Portugal, hacia el 1200. 

A partir de este momento quedan definidas tres clases de miembros: los hermanos militares, los hermanos enfermeros y los hermanos capellanes. 

De este modo, mientras los Templarios y los Teutónicos eran puramente militares, la Orden de San Juan pasaba a ser orden mixta.

LOS CABALLEROS HOSPITALARIOS Y LOS CABALLEROS TEMPLARIOS

De suyo, la Orden coetánea de los Templarios tenía la regla monástica cisterciense y vestían un hábito distinto, el hábito blanco con una cruz roja, mientras que los Hospitalarios usaban manto negro con una cruz blanca que, al ir a la guerra, cubrían sobre su armadura con un sobretodo rojo con una cruz blanca. 


Ambas órdenes tenían el mismo rango ante la Iglesia y el Estado; eran reconocidas como órdenes regulares y el Papa les concedía independencia de cualquier autoridad espiritual y temporal (salvo la de la Sede Apostólica), exención de diezmos, derecho a erigir y tener capillas y cementerios propios y la asignación de la defensa militar de Tierra Santa. 

En el campo de batalla compartieron puestos y se turnaban en vanguardia y retaguardia.

HOSPITALARIOS Y EL REINO LATINO DE JERUSALÉN

La historia de los Hospitalarios entronca en íntima relación con la del Reino Latino de Jerusalén. 


Con él compartieron prosperidad y adversidad. 

En el apogeo llegaron a poseer hasta siete fortalezas (como Margat y Krais en Trípoli). 

En Europa se les acreditaron alrededor de 19,000 casas o fincas lo que supuso una organización y administración financiera que asegurase el cobro regular de los ingresos que emanaban de estas posesiones. 

Hacia 1270, el décimo séptimo Gran Maestre, Frey Hugo de Ravel, unificó las tierras uniéndolas a una sola casa y colocándolas bajo control de un caballero de la orden llamado, primero, preceptor y posteriormente comandante. 

Éste se encargaba de recolectar dos tipos de rentas destinadas para las casas de Tierra Santa y para el sostenimiento de la comunidad. 

Gracias a estos recursos, la Orden sobrevivió algún tiempo tras la conquista del Reino de Jerusalén por parte de las tropas de Saladino en 1187. 

Conservó posesiones en el Principado de Trípoli pero, tras la caída del fuerte monástico de San Juan de Acre en 1291, las perdió.

Con la pérdida del último baluarte sus miembros buscaron refugio, bajo el Gran Maestre, Frey Jean Foulques de Villiers (o Villaret según otras versiones), en el Reino de Chipre. 


El Rey Amaury les asignó las costas de Limasol como residencia. Así, los Hospitalarios vieron necesaria una modificación en sus artes de guerra para la defensa de los peregrinos y los lugares santos: equiparon flotas para pelear en el mar y, todavía bajo la guía de Foulques de Villiers, conquistaron la isla de Rodas produciéndose una completa transformación de la Orden.

LOS CABALLEROS DE RODAS
RODAS 1310-1522

A partir de este momento, el Gran Maestre fue soberano temporal de la isla, un principado eclesiástico bajo soberanía de los Emperadores del Este. 


Aunque Villaret se preocupó por construir un nuevo hospital, el cuidado de los enfermos fue secundario pues el tiempo de los religiosos para atenderlo era poco. 

Por eso el nombre de «Caballeros» prevaleció desde entonces sobre el de Hospitalarios.

Tras la supresión de los Templarios en 1312 y la posterior fusión a la Orden Hospitalaria por parte de los Templarios restantes, se incrementaron las riquezas de los Caballeros de Rodas y su cariz marcial. 


Desde ese momento la organización de la orden tomó forma definitiva: un cuerpo dividido en lenguas, prioratos y encomiendas. 

En un inicio las lenguas eran siete con su propio administrador (Provenza, Auvernia, Francia, Inglaterra –con Irlanda y Escocia–, Italia, Aragón-Navarra, y Alemania), a las que se agregó Castilla y Portugal, en 1492, para constituir la octava lengua. 

El Gran Maestre podía ser elegido de cualquier lengua ejerciendo la autoridad suprema.

Cada lengua estaba dividida en prioratos. 


La cabeza tenía derecho a recibir caballeros nuevos y visitar las encomiendas. 

Los prioratos eran 24 y las encomiendas o subdivisiones 656. Los puestos se asignaban por antigüedad; después de tres campañas («caravanas»), se tenía derecho a una encomienda.

Un cambio importantísimo fue la permuta de caballeros a corsarios. 


La piratería musulmana suponía un flagelo al comercio cristiano en el Mediterráneo. 

La acentuada continuidad en la defensa del mundo cristiano exigía la existencia de una fuerza naval y la Orden construyó una potente flota para surcar los mares. 

Los Caballeros de Rodas armaron cruceros, siguieron a los piratas sofocando los asaltos y, a la vez, incursionaron en las costas enemigas como Esmirna y Alejandría motivando a los turcos otomanos de Iconio a tomar la defensiva. 

Tras conquistar Constantinopla, el Rey Mehemet se esmeró en expulsar de Rodas a los Caballeros. 

En 1480, bajo el Gran Maestre Frey Pierre d´Aubusson, repelieron las fuerzas del Rey otomano. 

En 1522, Solimán II, con una flota de 400 barcos y 140,000 hombres volvió a atacar. 

Durante seis meses los Caballeros resistieron el asedio, ahora con Frey Philippe Villiers de L´Isle Adam a la cabeza. Desprovistos y agotados, fueron vencidos y expulsados de Rodas con honores militares como gesto de admiración y la magnanimidad de Solimán II quien les prestó sus barcos para que partieran a Europa.

Ya dispersados en sus encomiendas, Frey Philippe obtuvo de Carlos V, con la aprobación del Papa Clemente VII, la concesión de la isla de Malta, dependiente del Reino Borbón de Sicilia, soberanía que les fue concedida en 1530.

LOS CABALLEROS DE MALTA
MALTA 1530-1798

Pronto reasumieron la forma de vida practicada en Rodas. Resistieron a los piratas de Berbería con apenas siete galeras y formaron un valioso contingente en las grandes expediciones de Carlos V a Túnez y Argel. 


Poco más tarde equiparon más galeras para cazar a los turcos, lo que les atrajo nuevos ataques de Solimán II. 

El Rey turco reunió a todas las fuerzas de su Imperio para sacar a los ahora Caballeros de Malta de su refugio. 

En 1565 los Caballeros, a las órdenes del Gran Maestre Frey Jean de la Valette, quien daría su apellido a la actual capital de la República de Malta, La Valetta, defendieron la isla del ataque otomano que duró cuatro meses. 

Al retirarse, los turcos dejaron 30,000 muertos. 

La Orden no se desharía de su adversario hasta la batalla de Lepanto en 1571 cuando los otomanos sufrieron el golpe fatal.

Tras estos hechos, la historia de Malta se reduce a pequeños encuentros marítimos. 


Un periodo de purificación se avecinaba: en algunas casas de la Orden se propició un ambiente enrarecido entre algunos de sus miembros. 

Las escenas de violencia y brutalidad vividas ejercieron mala influencia, lo que se reflejó en las actitudes de algunos de los caballeros. 

Fue en este momento cuando el matiz nobiliario de la orden se acentuó. 

Los caballeros eran reclutados entre la nobleza europea. El efecto del protestantismo enrareció algunas encomiendas asignadas a la nobleza protestante (como el caso de Bailiwick de Sonenburgo, en Prusia, que despareció en 1810). 

Su declive empezó con la confiscación de sus posesiones en aquellos lugares donde la así llamada «reforma» religiosa amainó al credo católico.

1798: EL EXILIO

Dos siglos más tarde, El 12 de junio de 1798, Napoleón Bonaparte realizó campañas de expedición-conquista a Egipto ocupando la isla. 


Los Caballeros de Malta, que tenían prohibido por Regla luchar contra otros cristianos, se vieron obligados a abandonar la isla. 

El centro de la Orden comandada por el Gran Maestre, el Freire-Conde von Hompesch, se rindió al general Bonaparte.

En 1800, los ingleses ocuparon la isla. 


En 1802, con el Tratado de Amiens entre Gran Bretaña y Francia, fue reconocida la soberanía de la Orden sobre Malta. 

No obstante, la paz entre estas dos potencias sólo duró un año y no se respetó el acuerdo. 

En 1814, firmaron nuevamente el Tratado de París reconociéndose a la corona británica como soberana y propietaria de la isla de Malta. 

La Orden no pudo retornar jamás.

UNA ORDEN DESPOJADA
1834: ROMA, LA POSTERIDAD INMEDIATA

Hacia 1797, a cambio de ser elegido Gran Maestre, el Zar Paulo de Rusia les asignó muchas propiedades en sus dominios pero su elección no fue reconocida por el Papa.

De 1805 a 1879 no hubo Gran Maestre. León XIII restableció el cargo otorgándolo al noble autriaco Geschi di Sancta Croce. 


Después de transferirse temporalmente a Messina, Catania y Ferrara, en 1834 la Orden se estableció en Roma donde, desde entonces, posee con garantía de extraterritoriedad, la villa en el Aventino y el Gran Palacio Magistral en Vía Condotti 68. 

La Orden fue convocada para asistir a la Convención de Ginebra en 1864 con igual dignidad entre las grandes potencias.

En 1910, con Galeazzo von Thun Hohenstein de Gran Maestre, los requisitos de admisión eran: nobleza, fe católica, mayoría de edad e integridad social. 


Existían sólo cuatro prioratos: uno en Bohemia y tres en Italia.

LA SOBERANA ORDEN DE MALTA
ESTADO ACTUAL DE LA ORDEN

La misión original de asistencia hospitalaria se ha reintensificado a lo largo del siglo pasado. 


La actividad caritativa se desarrolló a gran escala durante las dos grandes guerras mundiales bajo los mandatos de los Grandes Maestres Frey Ludovico Chigi Della Rovere Albani y Frey Angelo de Mojana di Cologna (1962-1988).

La Orden conserva el privilegio de ente independiente y soberano. Tiene su ordenamiento jurídico, expide pasaportes, emite sellos, acuña monedas y da vida a los organismos melitenses dotados de personalidad jurídica autónoma. 


Desde 1988, elegido de por vida, la cabeza de la Orden es el Príncipe Gran Maestre Frey Andrew Willoughby Ninian Bertie, un inglés nacido en Londres el 15 de mayo de 1929, emparentado con el Conde de Lindsey (antiguo reino anglosajón del norte de Inglaterra) y Abingdon. 

Se educó en el colegio Amplesforth, de los benedictinos, en Yorkshire, y se licenció en Historia Moderna en el Christ Church College de Oxford. También estudió en el Instituto de Estudios Africanos y Orientales de la Universidad de Londres.

El actual Gran Maestre, de 1948 a 1950, prestó servicio militar en los «Scots Guards», obteniendo el grado de oficial. Impartió clases de Lengua Moderna (español y francés especialmente) en el Instituto benedictino de Sussex, el Worth School.

Aficionado a la jardinería, la natación y el esgrima, en 1955 ingresó a la Soberana Orden Militar de Malta y, al poco tiempo, pronunció sus votos perpetuos: en 1981 pasó a ser miembro religioso. En abril de 1988 fue elegido 78º Gran Maestre.

La Orden, neutral, imparcial y apolítica, mantiene relaciones diplomáticas con 94 Estados, es observador permanente ante las Naciones Unidas y la Comisión de la Unión Europea además de contar con representaciones antes 16 organismos internacionales como la FAO o la UNESCO.

Al día de hoy las actividades de la Orden son gestionadas por seis Grandes Prioratos, cuatro Subprioratos y 46 Asociaciones Nacionales. 


El Gran Maestre, en calidad de soberano temporal y superior religioso, preside el Soberano Consejo formado por cuatro altos cargos (Gran Comendador, Gran Canciller, Gran Hospitalario y Recibidor del Común Tesoro) y otros seis miembros elegidos por el Capítulo General por cinco años.

El ordenamiento jurídico se refleja en la división de poderes propios de todo Estado moderno: el poder legislativo, ejecutivo y judicial (éste último compuesto por los Tribunales Magistrales de Primera Instancia y Apelación formados por jueces nombrados por el Maestre entre los miembros de la Orden expertos en derecho).

ORDEN RELIGIOSA, ACCIÓN CARITATIVA Y CARÁCTER NOBILIARIO

Como Orden religiosa está ligada a la Santa Sede. Su carácter religioso convive con su plena soberanía. 


El Gran Maestre es cabeza de un Estado soberano y superior religioso. 

Según el Derecho canónico está definida como orden religiosa laica. 

Algunos de sus miembros son freires que han profesado los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia; otros miembros sólo han hecho una promesa de obediencia, mientras que la mayoría son laicos.

Su bandera tiene como insignia una cruz con ocho puntas las cuales hacen referencia a las Bienaventuranzas. Ponen así de manifiesto su espiritualidad.

De acuerdo a las normas de su Constitución, el Papa nombra a un Cardenal patrono como representante suyo ante la Orden. 


Éste tiene la función de promover sus intereses espirituales y de ocuparse de las relaciones con la Sede Apostólica. 

El Santo Padre también concede un privilegio de presentación-propuesta entre una terna de candidatos por parte de Gran Maestre para designar al Prelado que será el superior eclesiástico del clero de la Orden.

Afín a sus principios y fieles a la defensa de la fe y la ayuda a los necesitados, los más de 11 500 Caballeros y Damas de la Orden y los 80,000 voluntarios permanentes, trabajan en el campo de la asistencia médica, social y humanitaria en más de 110 países. 


A través del «Malteser International» actúa en primera línea en catástrofes naturales y conflictos bélicos. 

En él trabajan 100 expertos en ayuda humanitaria de emergencia junto a 900 agentes locales en zonas en crisis como Kosovo, Afganistán, Sudán y el sudeste asiático. 

El «Malteser International» actúa en colaboración con la red de la Orden de Malta conformada por 46 asociaciones nacionales en cinco continente y sus 94 embajadas en el mundo.

Las actividades de la Orden experimentan un desarrollo particularmente intenso en Medio Oriente y África. 


Sin distinción de raza o religión, desde hace más de 40 años la fundación melitense CIOMAL (Comité Internacional de la Orden de Malta) trabaja activamente en el tratamiento de la lepra e interviene en la lucha contra otras enfermedades y discapacidades además de contar con programas para madres y niños que padecen SIDA en el tercer mundo. 

Sus misiones más significativas están en Kosovo, Macedonia, Mozambique, Turquía, El Salvador, India y la zona africana de los Grandes lagos.

En 2005 destacó su respuesta al tsunami con más de 30 millones de euros recavados de la solidaridad de sus miembros y al huracán Katrina en Estados Unidos. 


Sus médicos han actuado en escenarios de crisis como Afganistán, Rumania, Níger y Pakistán.

Ser Hospitalario en este milenio significa «dedicarse a aliviar el sufrimiento y llevar el consuelo de la caridad cristiana a los afligidos donde sea necesario: enfermos, marginados, perseguidos, refugiados…» 


Toda esta labor la cumplen a través de sus hospitales, centros médicos, residencias para ancianos, minusválidos y centros para enfermos terminales.

La naturaleza caballeresca típica aún hoy se explica y justifica con el mantenimiento del carácter nobiliario de la Orden pues muchos de sus miembros procedían de familias nobles del mundo cristiano. 


Hoy la mayoría de caballeros no pertenece a clases nobles. 

Este carácter tiene vigencia moral: denota el espíritu de servicio, abnegación y disciplina que les anima a actuar. Ahora las batallas no son cruentas sino pacíficas. 

Se libran en la lucha contra la miseria, la enfermedad, la marginación, la intolerancia y con la defensa y divulgación de la fe católica.

Según la Carta Constitucional de 1997, los miembros de la Orden se dividen en tres clases. 


A la primera pertenecen los Caballeros de Justicia o Profesos, y los Capellanes Conventuales Profesos, que deben profesar los tres votos con el fin de perseguir la perfección evangélica. 

Son religiosos a todos los efectos, a tenor de las normas del Derecho Canónico, pero sin obligación a la vida común. La segunda clase, en virtud de la promesa de obediencia, se obliga a vivir según los principios cristianos y los relativos a la Orden. 

Se subdividen en tres categorías: 

Caballeros y Damas de Honor y Devoción en Obediencia, Caballeros y Damas de Gracias y Devoción en Obediencia y Caballeros y Damas de Gracia Magistral en Obediencia.

La tercera clase la constituyen miembros laicos que no profesan ni votos ni promesa de obediencia pero que viven según los principios de la Iglesia y de la Orden. 

Tienen seis subdivisiones: Caballeros y Damas de Honor y Devoción, Capellanes Conventuales ad honorem, Caballeros y Damas de Gracia y Devoción, Capellanes Magistrales, Caballeros y Damas de Gracia Magistral y Donados y Donadas de Devoción.

LA ORDEN DE MALTA Y LA REPÚBLICA DE MALTA

Según lo acordado con el gobierno maltés vigente, la Orden ha vuelto a la isla de Malta concediéndoseles por 99 años, el uso del fuerte de Sant´Angelo, propiedad suya desde 1530 hasta la ocupación napoleónica. 


La Orden ha restaurado la antigua fortaleza y hoy es la sede de la Academia Internazionale Melitense que desarrolla actividades de carácter histórico y cultural.

CONCLUSIÓN

La Orden de Malta nació en la Edad Media. 


Ha permanecido en la historia gracias a la fidelidad a su carisma-función hospitalaria que le ha caracterizado. 

Fue militar pero conservó su razón de ser. 

Este hecho, su génesis de ayuda y servicio, es el que le ha permitido perseverar y persistir en el los siglos. 

Otras Órdenes medievales fueron estrictamente militares pero, al perder su fundamento militar, inutilizaron su razón de existir.

BIBLIOGRAFÍA:

• Enciclopedia Europea volumen VII, Garzanti ed., Roma, 1978, 1ª ed.
• La Piccola Treccani vol. VII. Ed. Istituto della Enciclopedia Italiana, Roma, 1995
• Gran Enciclopedia Rialp volumen XIV. Editorial Rialp S.A., Madrid, 1993, 7ª ed.
• Biblioteca y Archivos de la Orden de Malta. Palacio Malta, Vía Condotti 68. 00187 Roma, Italia. 
• Ricardo de la Cierva, Misterios de la Historia, segunda serie, Editorial Planeta, Barcelona 1992, 1ª ed. 
• The Catholic Enciclopedia, volume I
• Enciclopedia Universal Ilustrada Europea Americana volumen XXII, Espasa Calpe, Bilbao 1929, 1ª ed.
• Agencia de noticias Zenit (23/06/05; 04/11/05; 19/01/06).
• B. Llorca, S.I. y R. G. Villoslada S.I., Historia de la Iglesia Católica volumen II Edad Media, BAC, Madrid 2003, 7ª ed.
• B. Llorca, S.I. y R. G. Villoslada S.I., Historia de la Iglesia Católica volumen III Edad Nueva, BAC, Madrid 1999, 4ª ed.
• Storia della Chiesa volumen VIII La riforma gregoriana e la riconquista cristiana (1057-1123), San Paolo, Roma 1995, 2ª ed.
• Revista Clío, Editorial Clío, México, abril 1993
• Libro de los Record Guinness 1992
• Enciclopedia Británica volumen XIV, Encyclopaedia Británica, Inc., Chicago 1964, 52ª ed.


http://es.catholic.net/ecumenismoydialogointerreligioso/388/2607/articulo.php?id=31360 

Septiembre 2009
Septiembre 15, 2009
La Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Orden de Malta, es una orden religiosa católica. 

Es una de las pocas órdenes nobiliarias nacidas en la Edad Media que está todavía en activo. 

Es, además, la única orden que sigue siendo a la vez religiosa y soberana.

El nacimiento de la Orden se remonta aproximadamente al año 1048.
Mercaderes de la antigua república marinera de Amalfi obtuvieron del Califa de Egipto el permiso para construir en Jerusalén una iglesia, un convento y un hospital para asistir a los peregrinos de cualquier fe o raza.


En 1099, los cruzados conquistaron Jerusalén.
Dentro de este marco, la Orden evolucionó y desde un principio, junto a su actividad hospitalaria, desarrolló acciones militares contra los ejércitos musulmanes árabes y, más tarde también, turcos.
La Orden es coetánea de los Templarios y entronca en íntima relación con el Reino Latino de Jerusalén.
Con él compartieron prosperidad y adversidad. En el apogeo del reino, los sanjuanistas llegaron a poseer hasta siete fortalezas (como Margat y Krais en Trípoli).
En Europa se les acreditaron alrededor de 19,000 casas o fincas lo que supuso una organización y administración financiera que asegurase el cobro regular de los ingresos que emanaban de estas posesiones.

– Raimundo del Puy –
 
El beato Raimundo del Puy sucesor del fundador de la Orden – el beato Gerardo Tenque – en 1120, según las crónicas, militarizó la orden, añadiendo a los tres votos (pobreza, castidad y obediencia) un cuarto:
“COMBATIR A LOS INFIELES, NO HUIR EN COMBATE Y JAMÁS LEVANTARSE EN ARMAS CONTRA UN IMPERIO CRISTIANO”.
Su carácter es, pues, religioso, hospitalario y militar: los caballeros eran religiosos sujetos por los votos monásticos.
Cuando la Orden del Temple (fundada en Jerusalén, en 1118 por nueve caballeros franceses) fue disuelta por la bula pontificia (1312), sus bienes fueron mayoritariamente entregados a la Orden de San Juan de Jerusalén o Caballeros Hospitalarios.
A partir de 1291 con la caída del Reino cristiano de Jerusalén, estableció su base temporalmente en Chipre.
En 1310, la Orden se instaló en Rodas, y posteriormente en 1530, Carlos V hizo donación de la isla de Malta; a cambio, la Orden prometió entregarle todos los años en la cetrería de Palacio un halcón maltés, 

que al cabo de los siglos la tradición convirtió en un animal hecho de oro y de piedras preciosas, el mismo que daría lugar a la novela de Dashiell Hammet y a la película de John Huston “El halcón maltés”.
“Por Nos como por nuestros sucesores y herederos en nuestros Reinos, hemos cedido a perpetuidad y voluntariamente dado al dicho reverendísimo Gran Maestre de la citada Orden, y a la dicha Religión de San Juan de Jerusalén, como feudo noble, libre y franco, los castillos, plazas e islas de Trípoli, Malta y, con todos sus territorios y jurisdicciones, alta y media justicia, y todos los derechos de propiedad, señorío y poder de hacer ejecutar la soberana justicia y derecho de vida y muerte”.
La Orden contó con una poderosa fuerza naval en el Mediterráneo para defender sus intereses mercantiles:
“La Orden de San Juan de Jerusalén y Rodas se convirtió pronto en una potencia naval, especialista en la construcción de galeras. 
En 1522 diseñó y fabricó el primer acorazado de la Historia, el Santa Ana, un navío de plomo, pesaba 3.000 toneladas pero, basado en el principio de Arquímedes, era insumergible.
El historiador Carlos Morenés la califica como ‘el barco más grande y temido de su época’. 
En el mascarón de proa lucía una figura de San Juan Bautista que hoy se puede ver en la capilla de la catedral de San Juan de La Vallette, en Malta.
La Orden construyó el primer buque hospital de la Historia. No sólo en éste sino en todos los hospitales de la Orden, se cumplían desde su fundación medidas de profilaxis muy avanzadas para su tiempo”.
Los Hospitalarios transfirieron su sede a Roma en 1834.
Actualmente, 

posee dos sedes en Roma que gozan de EXTRATERRITORIALIDAD 

– el Palacio Magistral en Via Condotti 68 y Villa del Aventino.
Desde hace algunos años, la Orden ha vuelto a Malta.

La Orden ha registrado 16 versiones de sus denominaciones y emblemas en cerca de 100 países, 

lo que, probablemente, hace un tanto laberíntico su seguimiento.
 
El nombre oficial de la Orden de Malta es Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta.

Los caballeros han sido denominados,
  • Caballeros Hospitalarios (u Hospitalarios)
  • Caballeros de San Juan de Jerusalén
  • Caballeros de Rodas
  • Caballeros de Malta
  • La Religión
  • Giovannitio Gerosolimitani…
El emblema de la Orden es la llamada Cruz de Malta.
Su forma de cuatro puntas de flecha apuntando al centro, la convierten en una cruz de meditación.
 
La cruz de las ocho beatitudes o de la bienaventuranzas es una cruz de ocho puntas que los templarios utilizaron como clave para la construcción y desciframiento de un alfabeto secreto, además serviría como símbolo base para el trazado octogonal de las capillas templarías.

Los hábitos de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, en un principio, eran negros, con una cruz blanca de ocho puntas que representan las ocho bienaventuranzas.
A partir de 1259, los caballeros cambian la sobrevesta para la guerra por la de color rojo con una cruz blanca.
 
EN LA ACTUALIDAD
“Sería estúpido decir que no tenemos poder. 
Es verdad, somos un ‘lobby’
en el sentido de que
 
la selección de las personas es muy exigente
y, por tanto,
 
la calidad de los miembros es muy alta” 
EUGENIO AJROLDI
(Jefe de prensa de los Caballeros de la Orden de Malta)
“Hoy pocas personas conocen de cerca a esta ONG entre cuyos miembros se cuenta el rey Juan Carlos I y muchos representantes de la nobleza española como Hugo O’Donnell, conde de Lucena, empresarios como Giovanni Agnelli, o políticos como Valèry Giscard D’Estaing.
¿Quiénes son estos caballeros y damas vestidos de negro que lucen una gran cruz ochavada en su pecho y que todavía emplean costumbres que sólo se ven en las películas medievales?”
La SOBERANA Orden MILITAR de Malta (SMOM) es una de las pocas órdenes nacidas en la Edad Media que está todavía en activo.

La Orden, que conserva las prerrogativas de un ENTE INDEPENDIENTE Y SOBERANO reconocido internacionalmente, tiene su propio ORDENAMIENTO JURÍDICO, expide PASAPORTES, emite SELLOS, acuña MONEDA y da vida a los organismos públicos melitenses dotados de personalidad jurídica autónoma.
Lo que la convierte en un caso único en el mundo.


 



Sus miembros poseen VISADO DIPLOMÁTICO, es decir, disfrutan de INMUNIDAD DIPLOMÁTICA.
(¿Es esto lo mismo que impunidad internacional?)
Ostenta el record Guinness 1992 de “país más pequeño del mundo”.
En realidad, es la única nación soberana sin territorio del mundo.
La Orden, que tiene dos sedes en Roma que gozan de EXTRATERRITORIALIDAD:
  • El Palacio Magistral en Via Condotti 68
  • Villa del Aventino
Mantiene relaciones diplomáticas con más de 100 Estados (incluida Cuba) y posee el estatuto de Observador Permanente ante numerosas organizaciones internacionales relevantes, tales como las Naciones Unidas.

Sus actividades operativas son gestionadas por:
  • seis Grandes Prioratos
  • seis Subprioratos
  • 47 Asociaciones Nacionales de Caballeros presentes en los cinco continentes
Desde hace algunos años, la Orden ha vuelto a Malta, según un acuerdo con el Gobierno maltés que ha concedido a la Orden el uso exclusivo del Fuerte de Sant’Angelo por 99 años.


La Orden de Malta es una Orden religiosa


Como tal está ligada a la Santa Sede, pero al mismo tiempo es independiente como ente propio de Derecho Internacional.


El CARÁCTER RELIGIOSO de la Orden convive, por tanto, con su PLENA SOBERANÍA. 

La Orden de Malta, según el Derecho Canónico, es una Orden RELIGIOSA LAICA.

Algunos miembros de la Orden son freires, que han profesado los tres votos de pobreza, castidad y obediencia; 
Otros miembros han hecho una promesa de obediencia; mientras la mayoría de los Caballeros y de las Damas son laicos.
El Gran Maestre de la Orden es elegido entre los Caballeros Profesos con votos perpetuos.

“En 1961, bajo el pontificado de Juan XXIII, se aprobó la Carta Constitucional definitiva, hoy en vigor.
Después de la reforma los miembros de la Orden se dividen en tres clases.
  1. Primera: los caballeros de justicia y los capellanes conventuales, profesos de votos solemnes
  2. Segunda: Los caballeros de obediencia, que hacen una promesa de tender a la perfección cristiana
  3. Tercera: Las damas y los caballeros de honor y devoción; de gracia y devoción; de gracia magistral que no necesitan presentar pruebas de nobleza; y los capellanes”.
“Los 12.500 Caballeros y Damas que componen la Orden son llamados al ejercicio de la virtud y de la caridad cristianas” – afirma la Web oficial de la orden.
Sólo se entra por invitación de la Orden al interesado y los rangos elevados deben documentar su linaje aristocrático.

En cuanto a estas pruebas de nobleza, según la llamada PRUEBA INGLESA “si se demuestra en línea directa paterna la nobleza durante 300 años, el aspirante puede entrar en Honor y Devoción”.

– Prince of Wales (later King Edward VII) 1897 –
 
De tiempo inmemorial, “dada la importancia que en Castilla, Aragón y el Condado de Barcelona, ha tenido siempre la varonía del primer apellido”, se ha exigido a los Caballeros de Malta en España la PRUEBA DE LOS CUATRO APELLIDOS.
El Código de Rohan“Titolo Secondo. Del Ricevimento de Fratelli. Metodo come debbano formarsi li processi di Nobiltà nel Priorato di Castiglia”, dice:
“…che chi desidera essere ricevuto in grado di Cavaliere del Priorato suddetto […] debe indicare li nomi, e cognomi de suoi parenti, cioè del padre, della madre, e degli avi dell’ uno, ed l’altro lato, e donde traggono loro la loro origine per iscritto, che debe lasciare in mano del […] con quella somma di denaro, che al medesimo Priore, e Capitolo Provinciale sembrerà necessaria per fare queste prove di Nobiltà …”
La naturaleza caballeresca explica y justifica el mantenimiento del carácter nobiliario de la Orden, ya que muchos de sus Caballeros procedían en el pasado de las familias nobles del mundo cristiano.
Hoy – según se afirma en algunos textos y según se desprende de algunos listados de miembros – casi la mitad son miembros de la ALTA NOBLEZA EUROPEA y los demás son POLÍTICOS PROMINENTES, EMPRESARIOS, HOMBRES DE ESTADO, etc.

La cabeza de la Orden de Malta es el Gran Maestre que es al mismo tiempo cabeza de un Estado soberano y de una Orden religiosa. Al Gran Maestre, en virtud de esta segunda condición, la Iglesia le atribuye el rango de cardenal.

Se dio el caso hacia 1797, en que, a cambio de ser elegido Gran Maestre, el zar Paulo de Rusia asignó a los hospitalarios muchas propiedades en sus dominios; sin embargo, su elección no fue reconocida por el Papa.
Lo cual puede dar una idea de la relación de vinculación e independencia de la Orden con respecto a la Iglesia.

– Andrew Willoughby Ninjan Bertie –
 

– Frey Matthew Festing –

 
Los últimos dos Grandes Maestres de la Orden han sido: Andrew Bertie y Mattew Festing.

El 12 de abril de 1988, el periódico El País decía:
“El británico Andrew Bertie, elegido gran maestre de la Orden de Malta”.
Y en la primera línea del artículo afirmaba:.
“La Soberana Orden Militar de Malta, Rodas y Jerusalén tiene nuevo papa”.
(¡¿Papa?!)


Andrew Willoughby Ninjan Bertie, pertenecía a la familia de los condes de Lindsay Abingdor y estaba emparentado también con los Estuardo, es decir, con la Reina Isabel II de Inglaterra.
Su madre Lady Jean Crichton Estuardo, era descendiente de María Estuardo, reina de Escocia, la “Católica” por excelencia. Su padre un noble británico de rancio abolengo aristocrático, ostentaba el título de Conde de Lindsay y Abington.
La hermana de su padre estaba casada con el hermano de Sir Winston Churchill.
Desde el 11 marzo 2008, tras la muerte de Bertie, el 79º Príncipe y Gran Maestre es su Alteza Eminentísima Frey Matthew Festing.

Descendiente de Sir Adrian Fortescue que fue ejecutado en 1539 por motivos religiosos. 

Descendiente también de la condesa Margaret de Salisbury, que fue masacrada en 1541 por orden de Enrique VIII.

Pero además, Fray Matthew Festing desciende al menos en 169 formas diferentes del Rey Eduardo I.


Volviendo a Sir Adrian Fortescue, es antepasado de,
  • John y Elizabeth Harleston
  • Sir Winston Churchill
  • Bertrand Russell
  • Lady Diana Spencer
  • Sarah Ferguson
  • Rachel Ward
  • los duques de,
    • Marlborough
    • Northumberland
    • Buccleuch
    • Abercorn
    • Devonshire
    • Leinster
    • y otros...
Unos ‘pedigrees’ inmejorables
por elproyect0matriz
del Sitio Web YouTube
 

Septiembre 18, 2009
“Sería estúpido decir que no tenemos poder.
Es verdad, somos un ‘lobby’
en el sentido de que la selección de las personas es muy exigente
y, por tanto, la calidad de los miembros es muy alta”
EUGENIO AJROLDI
(Jefe de prensa de los Caballeros de la Orden de Malta)
La Orden de Malta mantiene relaciones diplomáticas con 103 Estados (según información oficial).

La Orden de Malta mantiene relaciones oficiales a nivel de Embajador con la Comisión Europea.
– Embajador de la Orden Jean Marie Musy –
presentando las cartas credenciales al Rey Juan Carlos de España

– Festing y Mr. László Sólyom –

.

– Festing y Barrosso –

– Bertie y Kaczynski –

– Bertie y G. Bush –
 
La Orden de Malta mantiene relaciones oficiales con:
  • Alemania
  • Bélgica
  • Francia
  • Luxemburgo
  • Suiza
  • Canadá

– Secretario General Kofi Annan y Embajador Robert L. Shafer,
Observador Permanente de la Orden de Malta ante la ONU –
 
Misiones permanentes de la Orden de Malta ante las Naciones Unidas y sus agencias especializadas:
  • Naciones Unidas – Nueva York
  • Naciones Unidas – Ginebra
  • Naciones Unidas – Viena
  • Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura – UNESCO – París
  • Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – FAO – Roma
  • Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas – PMA – Roma
  • Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola – FIDA – Roma
  • Organización Mundial de la Salud – OMS – Ginebra
  • Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR – Ginebra
  • Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos – OACDH – Ginebra
  • Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial – ONUDI – Viena
  • Organismo Internacional de Energía Atómica – OIEA – Viena

– José Antonio Linati-Bosch  –
Observador Permanente de la Orden ante las Naciones Unidas

Delegaciones o representaciones ante organismos internacionales:
  • Consejo de Europa – Estrasburgo
  • Comité Internacional para las Migraciones – Ginebra
  • Organización de Estados Americanos – OAS- Washington D.C.
  • Banco Interamericano de Desarrollo – BID – Washington D.C.
  • Comité Internacional de la Cruz Roja – Ginebra
  • Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja – Ginebra
  • Instituto Internacional de Derecho Humanitario – Sanremo, Ginebra
  • Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado – UNIDROIT – Roma
  • Unión Latina – Santo Domingo – Paris
  • Comité Internacional de Medicina Militar – Bruselas
Muy curiosas relaciones algunas de éstas…

A través del «Malteser International» – con 80.000 voluntarios permanentes – actúa en primera línea en catástrofes naturales y conflictos bélicos.
En él trabajan 100 expertos en ayuda humanitaria de emergencia junto a 900 agentes locales en zonas en crisis como Kosovo, Afganistán, Sudán y el sudeste asiático. El «Malteser International» actúa en colaboración con la red de la Orden de Malta conformada por 46 asociaciones nacionales en cinco continente y sus 94 embajadas en el mundo.

Las actividades de la Orden experimentan un desarrollo particularmente intenso en Medio Oriente y África.

“Hoy día, la Orden cuenta con hospitales y obras sociales en los cinco continentes, que se financian con aportaciones anuales de unos 30.000 millones de pesetas” – afirmaba hace unos años un artículo del magazine de El Mundo.
Entre sus obras más insignes tienen el Hospital de la Sagrada Familia de Belén.
Clío, prestigiosa revista de cultura, con un artículo del historiador Carlos Blanco en su número mensual de abril de 2003, la señala,
«a pesar de su reducido tamaño, de carecer de territorio propio, de estar enclavada dentro de la ciudad de Roma y de que sus súbditos se encuentren esparcidos por todo el mundo» como, «un Estado independiente (…) fiel a los principios de la Orden religiosa de la que surgió hace nueve siglos».
La Orden se define como “neutral, imparcial y apolítica”.
Y permanece fiel a sus principios fundacionales, que se sintetizan en el lema Tuitio Fidei et Obsequium Pauperum, es decir, la defensa de la Fe y el servicio a los pobres y necesitados.
¿Las élites al servicio de los pobres? Porque, evidentemente estamos hablando de una gran élite, si no la mayor. Con casi mil años de historia y fuertes vínculos de sangre “azul”.

¿Las élites no son élites porque hay pobres? Es decir, ¿no son la causa última de la pobreza?
Algo suena contradictorio en todo este planteamiento…
Trataremos de ofrecer más información…
 
ORDEN DE MALTA Y LA SANTA SEDE
En la hemeroteca de la entonces Vanguardia de España, un artículo fechado el 19 de diciembre de 1956, hace una crónica de cómo tras 5 años de discusiones entre la Orden de Malta y laSanta Sede sobre el carácter religioso de la Orden, las diferencias fueron resueltas al promulgarse los nuevos Estatutos.
“Esta nueva ‘Carta Constitucional’, representa una nueva clase de caballeros, denominados ‘de obediencia’ que, a diferencia de los ‘profesos’, no pronunciarán votos de pobreza y castidad, sino solamente un juramento de fidelidad, pero que podrán llegar a los cargos más altos aunque en número limitado […]
En cuanto a la admisión de nuevos miembros, se atenúan las condiciones antes exigidas en cuanto a la nobleza que podrá ser incluso de menos de cien años y hasta no contar con ella, aunque los primeros se llamarán ‘caballeros de gracia por mérito’ y los segundos ‘caballeros donados’…”
Sobre las actuales relaciones entre la Orden de Malta y la Santa Sede, encontramos un artículo publicado en la Web de la Orden de Malta titulado:
Una Orden de Malta en crisis enseña sus dientes a la Santa Sede” por Rémy de Chateaufort en París, 26 de junio de 2006.
En dicho artículo se hace referencia a las diferencias entre Santa Sede y Orden sobre la defensa del espíritu religioso de ésta.
Asunto que, aparentemente, quedó resuelto, o acallado, tras la sentencia de una Comisión Cardinalicia (1953) en la que se aseguraba:
la Orden “es una religión y más precisamente una Orden religiosa aprobada por la Santa Sede” y que, por ello, “depende de la Santa Sede”, así como todos sus miembros.

– Ludovico Chigi Albani della Rovere (Gran Maestre 1931-1951) –

– Angelo de Mojana di Cologna (Gran Maestre 1962-1988) –
El artículo afirma que terminado este asunto, las relaciones entre la Orden y el Vaticano fueron distantes aunque correctas.
Aunque, continúa:
“En 1988 murió el Gran Maestre Mojana, un experimentado abogado milanés, que supo dirigir la institución con acierto. Ese mismo año fue elegido para sucederle un caballero ingles, Frà Andrew Ninian Bertie.

– Fra Angelo de Mojana di Cologna –
 
A partir de entonces, la Orden activó la política de secularización frente a la Iglesia. […] La Orden comenzó una desaforada carrera por establecer relaciones diplomáticas con los Estados más insignificantes del planeta, en un intento de afianzar su pretendida soberanía, y con ello su independencia de la Iglesia.
Así empezó la descomposición.
La secularización afectó a la esencia religiosa de la Orden. La caridad con el necesitado, fin fundacional y práctica obligada para sus miembros, degeneró en filantropía, impropia de una institución católica.
La filantropía llevó a la desmotivación de sus miembros que, en su gran mayoría, se apartaron de la Orden.
[…] Todo este proceso de descomposición ha conducido a la Orden por el camino del escándalo. El ingreso en la Orden ha degenerado en admisiones fraudulentas. Se ha llegado a la venta de honores y de cargos diplomáticos.
[…] El poder fue ocupado por advenedizos que se sirven de ella y la utilizan para sus fines personales. Los recién llegados introdujeron cambios ilegales en los requisitos nobiliarios de ingreso para equipararse a las viejas familias.
Los requisitos religiosos de ingreso dejaron de aplicarse y las exigencias religiosas a sus miembros desaparecieron.
El 23 de junio de este año 2006 [se celebró] una audiencia papal entre el Papa [Benedicto XVI] y el Maestre [Andrew Bertie].
 
La audiencia papal provocó una inmediata reacción del Gran Magisterio. Una reacción de desafío y advertencia al Papa Benedicto XVI.
El comunicado oficial, difundido por la Web de la Orden, fue contundente como cualquiera puede comprobar. En este comunicado se dijo que la audiencia se había celebrado entre “dos Jefes de Estado”. La provocación no pudo ser más evidente.
Se quiso equiparar al Gran Maestre con el Santo Padre, de igual a igual para marcar la independencia de la Orden”.
“Si el Santo Padre no lo remedia, la Orden de Malta se convertirá en una trasnochada opereta llena de vanidosos y sujeta a la manipulación de poderosas fuerzas ajenas.
En los pasillos de las Asociaciones se susurra con miedo el nombre de las misteriosas fuerzas que ya controlan la Orden. Una es evidente. El poder gay ha aumentado notablemente entre los caballeros. Asociaciones como la Española o la Francesa están ya dominadas por ese poder que transforma los rojos colores de la Orden en un rosa desvaído.
La otra fuerza es más indetectable, pero su presencia se hace evidente por la intensa corriente secularizadora que domina en la Orden. Nos referimos a la masonería.

¡Que Dios salve a los Caballeros de Malta!”
 
Texto extraído de un artículo publicado en la Web de la Orden de Malta titulado: “Una Orden de Malta en crisis enseña sus dientes a la Santa Sede” por Rémy de Chateaufort en París, 26 de junio de 2006.
por elproyect0matriz
del Sitio Web YouTube
 




Septiembre-Octubre 2009
del Sitio Web ElProyectoMatriz
Contenido
  1. Soberana Orden Militar De Malta:
  2. Soberana Orden Militar de Malta – Otras Versiones:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s