Laukkanen: "Si en Finlandia aplicamos los recortes en educación de España, sería una catástrofe"

ENTREVISTA

Laukkanen: “Si en Finlandia aplicamos los recortes en educación de España, sería una catástrofe”

Los jóvenes fineses son los profesionales mejor preparados de Europa gracias a que el gobierno del país escandinavo, “sea del signo que sea”, ha seguido siempre un mismo objetivo sin escatimar recursos: “educar para aumentar el bienestar social”

MARTA RODRÍGUEZ MADRID 15/03/2013 19:11

Reijo Laukkanen, exconsejero de la Junta Nacional de Educación de Finlandia.

Reijo Laukkanen, exconsejero de la Junta Nacional de Educación de Finlandia.UEM

Los jóvenes fineses se convertirán en los profesionales mejor preparados de Europa. 
Al menos, esa es la realidad que reflejan losinformes PISA desde hace más de diez años. 
Sin embargo, actualmente el país escandinavo se enfrenta a los problemas comunes en la Unión Europea como el envejecimiento de la población y la crisis económica. 
¿El secreto para sobrevivir?
“Educar para aumentar el bienestar social”
Según el exconsejero de la comisión de Nacional de Educación de Finlandia, Reijo Laukkanen, para lograrlo se necesitan cuatro pilares imprescindibles: Una educación pública cien por cien gratuita, una buena gestión de los recursos, los mejores profesores y la equidad en exigencia y oportunidades acceso a la enseñanza.
P.- ¿Cuáles son los factores que han convertido al sistema educativo finés en el más envidiado de Europa?
Hay una cosa muy importante. Y es que nuestros gobiernos, uno tras otro, han aceptado siempre el mismo objetivo en materia de educación. No ha sido como en otros países en los que un cambio de gobierno significa un cambio del sistema educativo. 
Cuando lo planteamos hubo un gran debate político y después análisis técnico por parte de los expertos. Se vio que era importante subir el nivel educativo de toda la población. 
Primero, porque Finlandia es un país pequeño, solo somos 5,4 millones de habitantes -más o menos como la población de la ciudad de Madrid- y, segundo, porque cuando empezamos a cambiar esto Finlandia era un país pobre que se basaba en la industria agropecuaria y en la madera. 
Por eso, pensamos que mejorar la calidad de la educación de los niños de primaria y de los maestros era imprescindible.
Otro aspecto importante es que exigimos mucho de nuestros chicos, de todos, de los mejores y de los peores. 
Buscamos el mismo objetivo: somos una pequeña nación que quiere subir el nivel educativo de todos ellos porque queremos sobrevivir en un mundo con gran nivel competitivo. 
Si nos comparamos con Corea del Sur, Japón, Shangay o Hong Kong podemos ver que ellos también salen muy bien parados. 
Pero en Finlandia hay una gran diferencia, el Estado se basa en la ley de la equidad en la que el Gobierno está para apoyar a los que menos recursos tengan
Buscamos el trato justo con el fin de mejorar sus destrezas y habilidades para llegar al nivel común de exigencia y que vuelvan a la corriente. 
Para aumentar nuestro bienestar necesitamos todos los cerebros de los jóvenes. Estos han sido los principales aspectos que nos han llevado hasta lo que somos hoy en día.
P.- ¿Cuánto tiene que pagar un padre para enviar a su hijo a un colegio público?
La educación en Finlandia es totalmente gratuita, desde preescolar hasta la Universidad. El comedor es gratuito en la mayor parte de los municipios y en algunos casos incluso tampoco tienen que pagar los libros de texto.
P.- ¿Qué peso tienen los centros educativos privados en el sistema finés?
No hay ninguna universidad privada, para empezar
En el nivel de Formación Profesional, tenemos algunos institutos, pero en total serán como mucho 15. 
En cuanto a la educación primaria, creo que la cifra anda en torno a las 90 escuelas privadas. 
Aunque éstos no son completamente privados, sino que son concertados por lo que la sociedad y el Estado aporta su parte a la educación de estos niños. 
Suelen ser escuelas con una pedagogía especial con respecto a la religión como las cristianas luteranas que inculcan sus principios religiosos en las aulas. 
No obstante, los programas escolares son los mismos en todos estos centros. Solo la manera de trabajar dentro del colegio es lo que puede ser diferente. Pero desde luego la diferencia no es tanta como la pueden llegar a tener en las escuelas públicas españolas.
P.- ¿Supone una gran inversión para los ciudadanos fineses sostener una educación pública de calidad?
En Finlandia las escuelas públicas se sostienen entre el Estado (que aporta el 57% de media) y los municipios (con el 43% restante). 
El Estado solo se ocupa al completo de la gestión de los centros de educación especial. 
Pero si hablamos de la inversión general, la educación solo supone un 12,2% del PIB (Producto Interior Bruto). Según mis datos España gasta un 10,8% de su PIB.
P.- A simple vista, no hay mucha diferencia entre ambos…
Sí, todo depende de la gestión que se haga de los recursos. 
Finlandia no es un país rico, por eso nos pensamos dos veces las cosas antes de gastar el dinero y buscamos la eficiencia. 
Nosotros apostamos especialmente por invertir en la Educación Secundaria, mientras que en España es al contrario. 
Hasta los 16 años nosotros gastamos más que España, que Korea, que Japón y que muchos otros países, que es la edad en la que se mide el informe PISA. 
En Finlandia decidimos priorizar e invertimos en la etapa más vulnerable.
P.- La media europea de abandono escolar en edad obligatoria está en torno al 30%. España supera este ratio y es un problema que preocupa. ¿En Finlandia también se da en cotas tan altas?
Este tema nos preocupa muchísimo. 
Consideramos que es un gran problema que los chicos dejen el colegio antes de los 15 años porque sabemos que no encontrarán trabajo y que acabarán marginados. Y trabajamos para ver de qué manera podemos erradicar esto. 
En muchos países de la Unión Europea permiten repetir de curso, entre ellos, España
A nosotros esto nos parece un error. 
Solo permitimos que lo hagan un 0,4% de los alumnos fineses, siempre bajo circunstancias especiales y en los primeros cursos de la educación primaria, que es donde mejor les podemos apoyar.
Al principio es más fácil reconducirles. 
Por supuesto, todo se hace bajo el consentimiento de los padres. Allí no lo suelen aceptar con facilidad porque no creemos en los efectos positivos de repetir curso. 
Las investigacines internacionales que se ha hecho han descubierto que los chicos se lucen al principio del curso porque creen que se lo saben todo, pero después pierden la autoconfianza y el respeto consigo mismos. 
Por eso, la estrategia finesa es distinta. 
Queremos que todos los alumnos se suban en el mismo tren.
P.- ¿Y Cómo lo pretenden conseguir?
Les otorgamos profesores de apoyo si lo necesitan. Tratamos de ocuparnos de todo. Aunque es cierto que hoy en día, en ciertos municipios, por razones económicas no cuentan con tantos profesores de apoyo. Pero está probado que la solución pasa por apoyarles y no hacerles repetir.
P.-Antes ha mencionado que los profesores son una pieza angular para lograr una educación de calidad. 
¿Qué se necesita para ser maestro en Finlandia?
Primero, tienen que presentarse a un examen con plazas limitadas. 
Después, la universidad selecciona a los mejores candidatos mediante una entrevista personal. 
Si uno quiere ser maestro de primaria tendrá que haber sido un gran estudiante de educación secundaria. 
Finalmente, solo un 10% de los que se presentan serán seleccionados. 
Queremos a los mejores profesores. 
En Finlandia es una profesión muy deseada y respetada por la sociedad. 
Cuando hablo con mis colegas de otros países dicen que lo que quieren ser los estudiantes es médico, abogado y si se les cierran las puertas puede que acaben en la enseñanza como mal menor. 
En otros países todos pueden convertirse en profesores y la selección se hace al cabo de un año. En cambio, aquí (por Finlandia) tenemos un numeros clausus, solo unos pocos podrán entrar.
Si se trata de un profesor especialista en una asignatura, tendrá que licenciarse en su especialidad y después estudiar la carrera de ciencias de la información. 
Aunque se pueden hacer en paralelo durante 5 años. Y por último, el máster. 
Con todo esto lo que queremos fomentar es una cultura de confianza, en la que la sociedad crea en los profesores y los profesores crean en los gobiernos. 
Cuando las autoridades creen en los docentes, todo va bien.
P.- Entonces, ¿Cree que aumentar el nivel de formación de los profesores incrementará a su vez la calidad de la enseñanza?
Sí, por supuesto. Es uno de los grandes pilares. 
Son varios aspectos interdependientes y si sacamos uno de los pilares básicos todo se derrumba. 
Uno de ellos -como ya hemos hablado- es cómo utilizamos el dinero, qué objetivos queremos que alcancen nuestros jóvenes estudiantes, la formación de los profesores y apoyar a aquellos que tienen dificultades. 
Por eso, cuando descubrimos que algo no va bien tenemos que actuar inmediatamente. Si no exigimos un alto nivel a nuestros estudiantes, todo se desmorona. Si nos preguntamos cómo mejorar el nivel de nuestros profesores, la formación continua es la respuesta. 
El gobierno se preocupa por ofrecer a los docentes una formación continua y los profesores finlandeses están muy motivados y se preocupan por mantener una actualización permanente. 
Además, es muy importante que los docentes comprendan cómo funcionan los métodos y técnicas de investigación para aplicar mejoras en la formación que ellos mismos imparten.
En cuanto a la equidad, empezamos con sistemas diferenciados en 1972: el superior y el bajo. Los estudiantes podían elegir cuál querían. 
Evidentemente, el más bajo no les dejaba avanzar más que a cierto estatus muy básico. 
Si hubiéramos continuado con ese sistema cuando comenzaron los rankings de PISA 
habría estudiantes que dominaríán las sumas de 2+2 y otros que comprenderían las funciones matemáticas. Y esa desigualdad no se podía permitir.
 En 1985 eliminamos estas categorías. 
La equidad parte de exigir a todos los chicos el mismo nivel.
P.- Ha influido la situación económica en la calidad de la educación?
La situación socieconómica de las familias no influye en Finlandia tanto como en otros países como España porque, para empezar, no importa el dinero que ganen los padres para que tengan una buena formación. 
Además todos ellos, padres y profesores, tienen una actitud muy positiva frente a la educación. 
Nunca hemos sido un país rico y pensamos que una educación de calidad es la única manera de que la sociedad progrese.
También es verdad que la sociedad se preocupa por complementar la educación por otras vías. 
Nuestras bibliotecas son muy usadas por las familias en su tiempo libre, también tienen un convenio con las escuelas. 
La mayoría de ellos suelen estár suscritos a los principales periódicos. 
Es una tradición tomar el café con un periódico en la mano y, a la vez, esto sirve de ejemplo para los pequeños. 
Así los niños comprenden que es importante leer y estar al tanto de lo que ocurre en su país y en el mundo.
P.- Según la experiencia finesa, ¿Cree que la política de austeridad y recortes en las partidas destinadas a la educación que se están aplicando en España son las más adecuadas?
No quiero juzgar la política española, pero si aplicáramos esas medidas de recortes en Finlandia sería una catástrofe para la educación.
P.- En los años 90 se en Finlandia se aplicaron recortes similares a los actuales en España…
Sí, durante la primera crisis del petróleo en la década de los 90. Había más alumnos por aulas y menos recursos. Fue una catástrofe porque no podíamos contratar a más profesores para ayudar a los chavales rezagados.
P.- ¿Qué ha sido de la generación que estudió mientras se aplicaron aquellas medidas de austeridad?
En los años 90 tuvimos una situación muy mala. Muchas personas que tenían empresas privadas perdieron su negocio y aún siguen pagando las deudas. 
No existe un estudio sobre esto, pero si te digo mi opinión, estoy seguro de que han sufrido y seguirán sufriendo. Aun existen algunos municipios que no se han recuperado de aquello.
OCT
10


La EDUCACIÓN en FINLANDIA la MEJOR del MUNDO ¿ PORQUÉ? Aquí las CLAVES de su ÉXITO 

El país nórdico lidera el informe PISA con una enseñanza gratuita que pone en Primaria a los profesores más preparados

Día 09/10/2012 – 11.31h
Los niños finlandeses de hoy estarán el día de mañana entre los profesionales más preparados del mundo. 
No lo predice ninguna bola de cristal, lo auguran datos objetivos. 
Desde que la OCDE comenzara en el año 2000 a elaborar su informe PISA, Finlandia ha acaparado losprimeros puestos del podio en Europa por su excelente nivel educativo.
Apenas un 8% de los alumnos finlandeses no terminan sus estudios obligatorios, frente a un 30% de españoles que no acaban el Bachillerato. 
Dispuesto a dar con la clave del éxito finlandés, el psicólogo escolar y entonces director del colegio Claret de Barcelona, Javier Melgarejo, comenzó a estudiar su sistema educativo hace más de una década. 
Su primera sorpresa fue constatar que a los 4 y 5 años menos de la mitad de los niños finlandeses acuden a guarderías y no empiezan el colegio hasta los 7 años. 
Dos años después, sus puntuaciones son mejores que el resto de los países estudiados por la OCDE.
Durante los primeros seis años de la primaria los niños tienen en todas o en la mayoría de las asignaturas el mismo maestro, que vela por que ningún alumno quede excluido. 
Es una manera de fortalecer su estabilidad emocional y su seguridad. 
Hasta 5º no hay calificaciones numéricas. 
No se busca fomentar la competencia entre alumnos ni las comparaciones.

 

La educación gratuita desde preescolar hasta la universidadincluye las clases, el comedor, los libros y hasta el material escolar aunque si alguien lo pierde está obligado a pagárselo. 
La jornada escolar suele comenzar sobre las 8,30-9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, con el paréntesis del almuerzo a las 12-12,30 horas. 
En total, suman 608 horas lectivas en primaria, frente a las 875 horas de España, con deberes en casa que no son excesivos. ¿Cómo consiguen mejores resultados en menos tiempo?
«El éxito finlandés se debe a que encajan tres estructuras: la familia, la escuela y los recursos socioculturales (bibliotecas, ludotecas, cines…)», explica Melgarejo. 
Los tres engranajes están ligados y funcionan de forma coordinada. 
«Los padres tienen la convicción de que son los primeros responsables de la educación de sus hijos, por delante de la escuela» y complementan el esfuerzo que se hace en el colegio.
«En Finlandia el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana», añade el psicólogo escolar catalán, para quien este estímulo de la lectura en casa resulta fundamental. El sistema social finlandés contribuye con numerosas ayudas oficiales a las familias, que pueden conciliar su trabajo y la atención a sus hijos.
Existe una herencia cultural luterana basada en la responsabilidad que fomenta la disciplina y el esfuerzo, a la que también acompaña una climatología que empuja a encerrarse en casa, pero estos factores también están presentes en otros países vecinos, como Suecia o Dinamarca, que disfrutan de mayor nivel económico y sin embargo figuran varios puestos por debajo en PISA. 
«No son las variables socioeconómicas las determinantes», subraya Melgarejo.

De maestros, los mejores

 

La diferencia radica en la elevada calificación académica del profesorado en Finlandia, principalmente en educación primaria. 


«Los finlandeses consideran que el tesoro de la nación son sus niños y los ponen en manos de los mejores profesionales del país», destaca el exdirector del colegio Claret de Barcelona.

 

Los mejores docentes se sitúan en los primeros años de enseñanza, donde se aprenden los fundamentos de todos los posteriores aprendizajes. 
Se considera que hacia los 7 años el alumno se encuentra en la fase más manejable y es cuando realiza algunas de las conexiones mentales fundamentales que le estructurarán toda la vida. Por eso, se considera esencial seleccionar a quien ayudará en este proceso.
Para ser maestro se necesita una calificación de más de un 9 sobre 10 en sus promedios de bachillerato y de reválida y se requiere además una gran dosis de sensibilidad social (se valora su participación en actividades sociales, voluntariado…). 
Cada universidad escoge después a sus aspirantes a profesores con una entrevista para valorar su capacidad de comunicación y de empatía, un resumen de la lectura de un libro, una explicación de un tema ante una clase, una demostración de aptitudes artísticas, una prueba de matemáticas y otra de aptitudes tecnológicas. «Son las pruebas más duras de todo el país», asegura Melgarejo. 
Al proceso de selección le sigue una exigente licenciatura y periodos de prácticas.
No es de extrañar que los profesores estén muy bien considerados socialmente en Finlandia. «Es un honor nacional ser maestro de Primaria», aseguró el pasado 25 de septiembre en Madrid Jari Lavonen, director del Departamento de Formación al Profesorado de la Universidad de Helsinki.
Harri Skog, secretario de Estado de Educación de Finlandia desde 2006, resumía en una frase la importancia de este proceso: «La educación es la llave para el desarrollo de un país». 
Por eso el país nórdico dedica del 11 al 12% de los presupuestos del estado y los ayuntamientos a financiar este modelo de educación. 
«Es una política inteligente que les está dando fruto», considera Melgarejo, sin las presiones de Corea o Japón, otros países destacados en PISA.
ABC.ES 

Finlandia: líder en educación

Autoras/es:  (*) 

Finlandia es un país que considera la educación como uno de sus pilares básicos y así lo ha demostrado obteniendo los mejores resultados académicos del mundo y sin prácticamente fracaso escolar. 

¿Cual puede ser el secreto de este éxito? Como señala Heljä Misukk, Secretaria de Estado del Ministerio de Educación de Finlandia esto solo puede ser explicado por la sinergia de distintos factores y no tendría mucho sentido intentar imitar algunas de las características de su sistema educativo por separado. En este artículo intentaremos explicar algunas de las claves de su excelente modelo educativo.
(Fecha original del artículo: Noviembre 2011) 

¿Qué hace diferente a Finlandia? 

Finlandia posee unas características culturales y demográficas particulares e irrepetibles. Se trata de un país pequeño (con unos 5 millones de habitantes), con bajos índice de delincuencia, baja inmigración y altos niveles de satisfacción general.

El modelo educativo finlandés continúa vigente independientemente de quien gobierne. Se trata de una enseñanza democrática (accesible a todos por igual) y gratuita en todos sus aspectos (colegios, transporte, libros, material, comedor,…) 
Prácticamente no existen colegios privados y los centros no compiten entre sí para ver cual es mejor, sino que todos son colegios donde se imparte una buena educación.
La educación obligatoria comienza a los 7 años de edad. Los niños tienen menos horas lectivas que la media europea y prácticamente no tienen que hacer deberes en casa ( por lo que está claro que no es una cuestión de cantidad sino de calidad).
Algo fundamental es que los maestros allí están muy bien considerados y es una de las profesiones más demandadas por los jóvenes. Además sólo consiguen acceder a esta profesión los mejores de cada promoción de estudiantes y el respeto de la población hacia los docentes es patente. 
En la carrera de magisterio gran parte de su aprendizaje se dedica a los métodos pedagógicos y tienen que realizar un mínimo de 6 meses de prácticas reales supervisadas para adquirir su título.
Los centros escolares y los propios maestros disponen de mucha libertad a la hora de diseñar sus propios programas educativos y adquirir sus materiales.
La escuela es participativa para padres y alumnos y se basa en el respeto mutuo. Los niños eligen a sus representantes, que se reunen de forma periódica con padres y profesores para exponer sus problemas. Se facilita el diálogo y la libre expresión. Además son los niños los que eligen su itinerario escolar con ayuda, si lo necesitan, de orientadores. Al final de cada año todos los niños se reunen con sus padres y profesores para evaluar sus progresos.
El ambiente de la escuela, tanto físico como emocional, se cuida mucho, intentando que sea familiar e informal
Los profesores son más tolerantes con las pequeñas faltas y se confía en los alumnos. Se promueve que los niños se encuentren en un ambiente relajado, por poner algunos ejemplos, a los niños no se les evalúa con cifras hasta que cumplen los 13 años (aunque si que se les informa de sus progresos) y las clases duran 45 minutos y después de cada una los alumnos tienen un descanso de 15 minutos en los que salen al patio.
Se fomenta la autonomía de los niños y su pensamiento crítico. 
En Finlandia es más importante que losalumnos aprendan a pensar, trabajar en equipo o investigar que que adquieran determinados contenidos. 
Para ello el profesor con las sugerencias de los alumnos puede utilizar distintas metodologías desde realizar proyectos reales de creación de empresas hasta emplear obras de teatro, películas o libros en sus aprendizajes. Sus aprendizajes son muy prácticos, e incluso los niños tienen clases de cocina o de bricolaje.
El ritmo de aprendizaje se adapta a cada niño, siendo el objetivo que ningún niño se quede atrás. Si un niño tiene dificultades se le proporciona un profesor de apoyo en el aula.
En Finlandia se le da importancia al uso de las nuevas tecnologías, por lo que los profesores están al día de su uso y las utilizan en sus aulas de forma habitual. Los niños utilizan distintos dispositivos electrónicos en sus clases que son interactivas y donde se buscan las respuestas a los problemas entre todos y aprenden jugando.

Conclusiones

Para concluir y teniendo en cuenta que por ejemplo,en Finlancia el fracaso escolar ronda el 1% cuando en España está cerca del 30%, parece un buen modelo educativo al que imitar,¿no os parece?


No se trata tanto de aumentar el soporte material y de nuevas tecnologías (que también es necesario), como de un cambio en la manera de enseñar. Se trata de que los niños aprendan a pensar, investigar, innovar y relacionarse más que adquirir contenidos concretos, y hacer todo eso de forma práctica y lúdica.

Otro aspecto fundamental está en el respeto que allí tienen a los profesores, su excelente preparación y cómo los docentes incluyen en sus planificaciones pedagógicas a padres y alumnos. 

El niño cuenta, se le escucha, se le informa directamente y participa en el diseño de su propia enseñanza ¿no parece lo lógico?

¿Qué opináis de este modelo de enseñanza? ¿Habría que realizar cambios en la enseñanza en España?  ¿Cuáles serían?

(*) Psicóloga y diplomada en logopedia.

Finlandia. ¿Modelo educativo a seguir?

Anuncios Google

Finlandia. ¿Modelo educativo a seguir?

Modelo educativo: los secretos del mejor sistema de enseñanza 
 

Es el país que lidera las evaluaciones internacionales; los docentes tienen más poder de decisión en la escuela y prestigio social 
En Finlandia la carrera docente es una de las más populares y ser maestro tiene tanto prestigio social como ser médico o abogado. Tal vez sea ése uno de los factores que explican por qué el país nórdico tiene hoy un sistema educativo de excelencia, que se refleja en las pruebas internacionales de matemática, lengua y ciencia, donde ocupa los primeros puestos, cuando no el primero.El especialista finlandés Jouni Välijärvi, doctor en filosofía e investigador de la Universidad de Jyväskylä, que llegó al país para participar de un seminario internacional organizado por el Ministerio de Educación y la Unesco, dialogó con LA NACION y consideró que hay dos características principales del sistema educativo de su país: la unidad y equidad del sistema y la formación de los docentes. Contó que, después de la Segunda Guerra Mundial, la sociedad finlandesa realizó una fuerte inversión en la construcción de una red densa de escuelas en todo el país, que permitió a todos los chicos ir a la escuela. Hay ahora 4000 escuelas primarias y 580.000 alumnos matriculados. 
Obligatoria y gratuita 

La educación obligatoria en el país escandinavo abarca nueve años (seis de primaria y tres de secundaria) y es gratuita. Menos del 5% de los alumnos asiste a instituciones privadas. Incluso, no hay ninguna universidad privada: todas son estatales. 
Finlandia destina cerca del 6% del producto bruto interno (PBI) a la educación, meta que la Argentina prevé alcanzar en 2010 -hoy invierte poco más del 4%-, según la ley de financiamiento aprobada el año pasado. En las evaluaciones internacionales PISA 2003, organizadas por la OCDE para alumnos de 15 años, Finlandia ocupó el primer puesto en lectura y en ciencia, superando a Corea, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, y el segundo lugar en matemáticas, detrás de Hong Kong. La Argentina no intervino en esa competencia, que ubicó a los países de América latina -Brasil, México- entre los puestos más bajos. “Todos los estudiantes reciben el mismo programa. En los resultados de las pruebas PISA 2003, los alumnos de Finlandia con rendimiento más bajo están en un nivel muy alto comparados con los de otros paises, y nosotros les damos mucho apoyo.Otra diferencia importante con respecto a otros países es que en Finlandia todos los docentes tienen una formación universitaria”, precisó el especialista. Välijärvi describió el riguroso proceso de selección que rige en la formación de los maestros y reveló que en su universidad sólo ingresa menos del 20% de los aspirantes a la carrera docente. La influencia de los maestros se fortaleció a partir de la década del 90, cuando Finlandia descentralizó la educación y les dio más poder a los municipios, lo que redundó en mayores atribuciones para los maestros. Hoy los docentes pueden elegir los libros de textos, el programa que sigue la escuela, fijar directivas sobre cuestiones disciplinarias, de evaluación y la cooperación entre las escuelas y los padres. En tanto, el papel de los directores es más acotado que en otros países. Uno de los problemas más graves del sistema educativo argentino es la alta fragmentación y las profundas diferencias en los recursos y la calidad de la enseñanza entre distintas provincias. En Finlandia, el gobierno tiene un papel crucial para evitar que se generen desigualdades en función de la situación económica de las distintas regiones del país. 

Hay que motivar 

Uno de los temas que se discuten hoy en nuestro país es la obligatoriedad del secundario, tema que también se debatió en Finlandia. “No soy demasiado partidario de la obligatoriedad -consideró Välijärvi-. 
Es un tema que hemos debatido, porque entre el 10 y el 15 % de los alumnos no terminan el nivel secundario, lo que constituye un verdadero problema social, ya que estos chicos tienen dificultades para conseguir un trabajo permanente en el mercado laboral.” Convencido de que es mucho más importante la motivación para el estudio que la obligatoriedad, el investigador finlandés sostuvo que “la finalidad de la educación no es que una persona reciba un diploma, sino lograr una preparación para un aprendizaje de por vida”. Uno de los reclamos de los maestros argentinos es la necesidad de que se jerarquice la carrera docente y de contar con sueldos dignos. ¿Gana bien un docente finlandés?, preguntó LA NACION: “La paga no es tan importante si comparamos con los sueldos de otros países. En Suiza es casi el doble. La paga, por sí sola, no explica la popularidad de la profesión en Finlandia y es difícil de explicar por una sola razón. Si bien los sueldos no son muy altos, ser docente da buenas perspectivas en la sociedad. Muchos docentes trabajan en casas de edición u otras profesiones”. La profesión docente, aseguró, es una de las más consideradas por los jóvenes que están próximos a finalizar la escuela media. Una idea que ya desde hace un tiempo está en crisis en la Argentina es que la educación es una herramienta de movilidad social ascendente.En el país europeo sigue siendo considerada un factor muy importante para la movilidad social. “Los padres son quienes más han creído en la educación desde esta perspectiva”, explicó. Frente a la necesidad de incrementar el número de horas de clases y aumentar el número de escuelas con doble jornada, una posibilidad surgida en el debate educativo argentino, Välijärvi contó que en su país se emplean menos horas que en otros. Mientras en Corea (uno de los países con mejor rendimiento educativo) se dictan 50 horas por semana, en Finlandia suman 31. “La cantidad de horas no explica los resultados. Más importante es preguntar cuán efectivamente se usa ese tiempo para aprender y enseñar, y creo que las escuelas finlandesas, desde ese punto de vista, son muy eficaces.” 

La educación en Finlandia 

El 95% del sistema educativo es estatal. Hay 4000 escuelas primarias y 580.000 alumnos. *
 La enseñanza es gratuita y obligatoria hasta los 16 años de edad. * Finlandia ocupa el primer puesto en las evaluaciones de lengua y ciencia de la OCDE, y el segundo en matemáticas. * La carrera docente es muy exigente y sólo ingresa el 20% de los aspirantes.Todos los maestros pasaron por la universidad. El 80% son mujeres. * Desde los años 90 las escuelas son municipales, con una fuerte ayuda económica del gobierno central. * Hay un consejo de evaluación de las escuelas, que mide la calidad de la enseñanza. * El gobierno de Finlandia destina el 14% de su presupuesto a educación. En la Argentina, el índice es del 7,5%.

El fenómeno finlandés: 

El sistema escolar más asombroso del mundo). 


Es un documental de 60 minutos que describe por qué Finlandia posee un sistema 

educativo que ha sido situado por más de una década como entre los mejores del mundo. 
Juan Pardo

Icono de alerta

Publicado el 23/09/2012 por 
The Finland Phenomenon: 
Inside the World’s Most Surprising School System (El fenómeno finlandés: 

El sistema escolar más asombroso del mundo). 

Es un documental de 60 minutos que describe por qué Finlandia posee un sistema educativo que ha sido situado por más de una década como entre los mejores del mundo. 

Es un sistema educativo muy diferente al del resto de países, y su éxito rotundo los ha llevado a ganar premios en todos los ámbitos. 

Los alumnos estudian menos, tienen menos tareas, en tanto que los profesores reciben un sueldo competitivo y se encuentran totalmente implicados en su trabajo. 

¿Por qué Finlandia? Bob Compton, creador del documental, junto al investigador de Harvard, el doctor Tony Wagner, ha decidido averiguarlo. 

Los resultados se han consignado en este film. Wagner, educador desde siempre y autor del bestseller “The Global Achievement Gap” (La brecha de logros mundial), nos lleva al interior de este sistema en estos 60 minutos, pues está más que suficientemente calificado para explorar y explicar el éxito finlandés. 

Desde el salón de clases y a través de entrevistas con estudiantes, profesores, padres, administrativos, directores y funcionarios del gobierno, Wagner nos revela los factores que han llevado a Finlandia a poseer el sistema educativo catalogado como número uno en el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s