Estrategia Y Planificación De La Lucha No Violenta




” Si fuéramos capaces de un profundo cambio político que conllevara un proceso constituyente “hacia una democracia real. 

“La cuestión clave estriba en cómo conseguir que las reivindicaciones aisladas o sobre temas concretos (…) confluyan en un proceso constituyente protagonizado por las mayorías sociales, por las clases populares, por lo que se ha dado en llamar el 99%”, como dice Gerardo Pisarello en un interesante artículo sobre el tema.

Si estamos a un año de las elecciones europeas, no hay tiempo que perder. 


Hay que seguir en la calle deslegitimando un poder ilegítimo que actúa al servicio de los mercados, que arruina al país, que incumple por completo su programa electoral. 

La lucha es importante, pero hace falta una alternativa que sea palanca de cambio. Josep Fontana lo expone muy crudamente: 

Que salgan en manifestación los jóvenes no importa a nadie. 

Mientras vayan a la Puerta del Sol o la plaza de Catalunya y sus padres voten al PP o a CiU, no hay nada que hacer.”

ha llegado el momento de reflexionar sobre las frmas de lucha y los objetivos de una forma radical que no sectaria


fuente



Estrategia Y Planificación De La Lucha No Violenta (I): Análisis Y Objetivos


‘El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar.‘ -Sun Tzu
Hace algunos días subí a mi canal de YouTube un vídeo en el que hablaba de las posibilidades de la lucha no violenta para la conquista de objetivos sociales comunes y mostrando un largo argumentario a favor de dichas acciones, un tema que se encuentra en estas fechas en plena controversia, y del que existen tanto argumentos en contra como a favor.
Los que ya hayan visto ese vídeo, sabrán que yo me posiciono totalmente en contra del uso de la violencia y, por fortuna, los principales movimientos sociales, grupos y asociaciones de todo tipo que convocan la mayoría de las protestas no solo de España, sino también del mundo, se muestran a favor de mantener una postura no violenta.
Sin embargo, debido al hartazgo de la sociedad, la dificultad de organización y el consenso y tiempo requerido para conseguir resultados, esta balanza podría invertirse a favor de un estallido social violento. 
Soy muy consciente de que la violencia puede llegar, pero me gustaría que, el día que llegase, sea porque realmente estemos en una situación límite, y por límite me refiero a cosas realmente graves, como una guerra civil o el uso de las armas de fuego por parte del gobierno, algo que, paradójicamente, marcaría el fin de cualquier gobierno occidental por las implicaciones que tendría. Pero nunca se sabe.
Un asunto que remarqué especialmente en ese vídeo es la necesidad de elaborar una estrategia conjunta, un plan de acción, para conseguir los objetivos que perseguimos, y ser constantes con él. 
Para que no parezca que es la típica propuesta que se queda en el aire a la espera de que otros trabajen,he diseñado un pequeño guión que podría servir como modelo, utilizando el caso español.
Esto no es más que mi opinión y mi ocurrencia, y puede ser perfectamente criticable.
Esta estrategia está diseñada únicamente como método de presión social. En ningún caso estoy planteando nada que no se haya hecho ya, o nada que no esté amparado en la Constitución. 
Tampoco estoy planteando medidas de terrorismo o un golpe de Estado, pues soy totalmente contrario a estas prácticas y así lo quiero dejar por escrito. 
El objetivo no es dañar a nadie, ni sembrar el terror, ni arrestar los instrumentos democráticos del Estado, sino todo lo contrario, y siempre defenderé esto.
Para mayor comodidad, he decidido dividir este artículo para que resulte más cómodo de leer. 
En este, me centraré en el análisis de las fuentes de poder y en la elaboración del consenso de mínimos.
He creído necesario realizar un índice de contenidos:
1-Análisis de las fuentes de poder 

2-Elaboración de objetivos comunes o ‘consenso de mínimos

1-Análisis de las fuentes de poder
Lo primero que creo que hay que hacer es averiguar en qué se basa el poder del gobierno de España, más allá de la legalidad, y averiguar así cuáles son sus puntos fuertes y débiles a nivel social. 
Las fuentes de poder del gobernante, son:
-Autoridad percibida por la sociedad. 
En el caso español, la autoridad percibida socialmente de Mariano Rajoy y su gobierno es baja, y cada vez más, incluso fuera de España. 
La gente no se siente representada por él y la intención de voto de su partido continúa en declive. 
En otro artículo hablé sobre el apoyo social actual del gobierno y como va en las encuestas. 
También es necesario considerar el apoyo internacional que, aunque se mantiene firme, el desprestigio y ridículo del presidente de España fuera del país, es bastante conocido.
-Conocimiento, talento y destrezas del gobernante. 
¿Qué tiene Rajoy y su gobierno de forma intrínseca que les permite aguantar en el poder? 
Son gobernantes bastante ineficaces, pero hay que reconocer una capacidad de resistencia y de manejo de las situaciones poco común. 
No se desmoronan ni se quebrantan con facilidad, o al menos esa es la imagen que creo que venden. 
Me recuerda mucho a cuando se discute con alguien que, pese a estar equivocado, no atiende a razones y se limita a repetir una y otra vez lo mismo hasta que te cansas, decides pasar de él, y él piensa que te has rendido porque has comprendido que no tienes la razón, como si fuera un muro de piedra.
-Tradición y costumbres. 
De aquí proviene la mayor fuente de poder del gobierno de España, de la costumbre a obedecer y aguantar de los españoles, heredada probablemente de la dictadura franquista. 
Sin embargo, en estos últimos años, la obediencia ciega y la indiferencia social han ido mermando, precisamente gracias a nuestras acciones no violentas, además del contexto económico y social. 
A pesar de ello, hay un porcentaje de la población que se resiste a esto, y no olvidemos que la ley aún es muy respetada por la gente, y el gobierno es perfectamente legal, pues fue elegido democráticamente, nos guste o no.
Recursos materiales y humanos del gobernante. 
El gobierno de España tiene detrás a varios grupos de empresas, bancos y asociaciones que le procuran varios recursos y que poseen un gran poder. 
Conocemos la CEOE, Bankia… 
Pero el carácter público de las propiedades del Estado hacen difícil que la autoridad del gobierno se base en sus posesiones, como sucedía por ejemplo en la Edad Media con los terratenientes. 
En cuanto a recursos humanos, el gobierno cuenta principalmente con gran parte las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas (no todas), puesto que el resto de colectivos de funcionarios e instituciones ya se han puesto mayoritariamente en su contra, como hemos podido ver en varias manifestaciones.
-Capacidad de sanción. 
En este año, el gobierno ha tratado de endurecer las leyes para aumentar su capacidad de sancionar, en un intento de que el miedo fortalezca su posición de poder. 
Es, ahora mismo, su principal fuente de poder, junto a la tradición.
Así, los puntos fuertes del gobierno son: su capacidad para sancionar, la costumbre de los españoles a aceptar a su gobernante y los recursos materiales de los que apoyan y manejan el gobierno de Rajoy. 
Esto, unido a la conformidad y a la indiferencia de la sociedad, es lo que le sostiene aún donde está. 
Dudo mucho que el miedo sea aún un motivo de obediencia fuerte, pero no niego que sigue estando presente en muchos.
2-Elaboración de objetivos comunes o ‘consenso de mínimos’. 
Tras el breve anlálisis realizado sobre la situación del gobierno de España, se ha concluido que no se encuentra en su mejor momento. 
Ahora bien, ¿qué queremos?
¿qué objetivos vamos a perseguir con nuestra lucha? 
Ya se ha hablado mucho de ellos. 
Es necesario conseguir no solo grandes metas, sino también pequeños objetivos que nos motiven a continuar. 
No soy quien para elaborar nada, pero puedo hacer una lista de aquellos que se han nombrado frecuentemente y que me parecen muy razonables:
-Grandes metas, es decir, objetivos que mueven realmente nuestras conciencias, considerados a menudo utópicos, pero que van a generar un marco de acción:
-Justicia e igualdad social
-Democracia real; disminución del poder financiero, separación real de poderes…
-Protección frente a los efectos de la crisis financiera y fin de la misma
-Pequeños objetivos, los pasos concretos y previos que son necesarios para lograr las grandes metas que perseguimos.
-Regeneración democrática: Ley Electoral, más proporcionalidad y participación, etc.
-Inicio de un proceso constituyente para la elaboración de una nueva constitución
-Cese de los recortes de servicios públicos
Lucha contra la corrupción y el fraude fiscal: transparencia real, cese de privilegios, etc.
Auditoría, negociación y moratoria sobre la deuda pública
-Dimisión del gobierno y convocatoria de elecciones generales
Si recordáis, escribí también al respecto de los objetivos a perseguir en este mismo blog.
Es bueno realizar una reflexión previa de por qué perseguimos esto y por qué será positivo para la mayoría. Afortunadamente, a estas alturas, justificaciones y argumentos nos sobran, de forma que es fácil sostenerlos. 
De hecho, estos objetivos ya han movido a muchas personas y continúan haciéndolo. 
Por supuesto, hay toda una serie de objetivos como el cese de las privatizaciones, el aumento de las tasas judiciales, la Ley Sinde-Wert-Lasalle, etc., pero creo que es conveniente centrarse en unos pocos objetivos comunes que hacer una lista demasiado larga. 
La cuestión es que tenemos que tener un conocimiento alto de aquello que defendemos y estar convencidos de que de verdad estamos pidiendo algo justo y moralmente legítimo.
En el próximo artículo me centraré en los colectivos, grupos, movimientos, corrientes, instituciones y clases sociales que podrían apoyar el plan que elaboremos y los objetivos antes mencionados.

Estrategia Y Planificación De La Lucha No Violenta (II): Organización Y Búsqueda De Apoyos


El verdadero combate empieza cuando uno debe luchar contra una parte de sí mismo.’ -André Malraux
La lucha no violenta requiere de una complicada organización, amén de otros requisitos no menos complicados, para que sea efectiva, empezando desde el análisis social, pasando por el consenso de mínimos, hasta el plan en sí mismo y sus consecuencias. 
En el artículo anterior, hice una introducción al respeto, y hoy lo continuo en el punto siguiente, centrado en como buscar apoyo y organizar a la sociedad en pos de los objetivos establecidos, aplicándolo a modo de ejemplo al caso español. 
Espero que os guste.
3-Organización y búsqueda de apoyos. 
Es hora de medir qué porcentaje de la población estaría dispuesta a apoyar esos objetivos, quiénes sienten descontento por el gobierno, quiénes estarían dispuestos a hacer según qué cosas… es decir, debemos ver con qué apoyo social contamos y unirlo en un frente común. 
Esta suele ser la parte más difícil desde mi punto de vista, pero el movimiento 15M y la plataforma Democracia Real YA! iniciaron un proceso que aún no acaba y que ha conseguido sensibilizar muchas mentes y dar respuesta a una amplia ciudadanía sobre los abusos del gobierno y del sistema. 
Ni siquiera la manipulación de los medios ha podido destruir lo que se inició ese día que, o eso creo, aún perdura. 
La comunicación y organización entre todos es también esencial. 
Disponemos de Internet, asambleas públicas… nada que no se haya probado ya y que ha demostrado ser útil.
Pero nunca viene mal hacer un repaso de qué colectivos, movimientos y grupos sociales nos apoyarían en este plan y decir sus motivos, y así poder contactar con ellos y organizarnos mejor, algo que de hechoya se hizo el pasado 23 de Febrero y sabemos que salió bien. 
La clave está en buscar la unión de lo que el movimiento Occupy Wall Street de USA bautizó como el 99%, es decir, unirnos toda la población posible contra la élite que nos gobierna. 
Para eso, pienso que hay que centrarse en lo que nos une y no tanto en lo que nos separa.
Asociaciones. 
Las asociaciones son organizaciones que existen para la consecución de objetivos. 
Hay de todo tipo: políticas, sociales… 
Voy a tratar de hacer un breve repaso.
-De tipo de social: Democracia Real YA! o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca son dos ejemplos claros, pero también otros como asociaciones de autónomos u ONGs podrían estar interesados. 
Básicamente, estas asociaciones han surgido en su mayoría para ser un apoyo a ciertos colectivos socialmente afectados por desigualdades, así que tienen muchos motivos para colaborar en los objetivos planteados.
-De tipo sindical: 
Los sindicatos fueron creados para proteger a la clase obrera durante el periodo de la Revolución Industrial y, en los últimos tiempos, a trabajadores autónomos, a funcionarios y a estudiantes. 
Las reformas del gobierno, los recortes y el creciente paro han convertido a estos grupos sociales en un receptores de grandes injusticias, así que CCOO, UGT, C-SIF, USO, CNT, CGT, SE, SUP…tienen motivos para movilizar a sus afiliados y realizar acciones conjuntas. 
Nos guste o no, son una fuerza a tener en cuenta, pese a las numerosas críticas que se les puede hacer y que, por supuesto, debemos seguir haciendo.
-De tipo político: 
Los partidos políticos han recibido muchas críticas, con mucha razón. 
Pero no creo que debamos quedarnos en la crítica y tratar de regenerar los partidos y a los políticos que los conforman, para que realmente sirvan a la sociedad y respondan ante ella. 
Por ello, dar cabida a partidos que muestren este compromiso puede ser positivo. 
No los menciono porque debo ser apartidista, pero muchos partidos pequeños tienen motivos y ganas de unirse a la ciudadanía y perseguir estos mismos objetivos. 
Pese a ello, es vital vigilar el posible oportunismo de algunas organizaciones políticas, procurando que su protagonismo sea horizontal.

Grupos y movimientos sociales. 
Conjuntos de ciudadanos que se han agrupado en torno a movimientos y líneas de actuación para perseguir ciertos objetivos, pero cuyos participantes no son fijos y basta querer adherirse y respetar algunos principios básicos para ser activo en ellos
En cierto modo, son más inestables, pero su dinamismo y apertura les hace cobrar mucha fuerza, especialmente si el contexto es propicio para ello.
Movimiento 15M: 
Cómo no. 
La sociedad mostró un descontento común el día 15 de Mayo del 2011, aglutinando corrientes y peticiones de diversa índole. 
Fueron, además, en parte, impulsores de los objetivos mencionados en el artículo anterior, así que cualquiera que se considere simpatizante u esté organizado en asambleas de barrio y colectivos más fijos, querrá colaborar casi seguro. 
El movimiento 15M es, en mi opinión, el germen de todo lo que salió después, debido a su influencia tanto directa como indirecta, y dio fuerza y visibilidad a causas que ya existían con anterioridad.
-Mareas Ciudadanas: 
Las mareas ciudadanas son pequeños movimientos sociales que responden a su vez a ciertos colectivos: 
mineros (marea negra), 
médicos y sanitarios (marea blanca), 
profesores (marea verde), 
colectivo LGTB y feministas (marea violeta), 
desempleados (marea roja)… 
todos ellos han unido ya sus fuerzas, así que seguro que lo volverían a hacer. 
Es conveniente buscar la participación de más personas en cada colectivo, por ejemplo, que más profesores, médicos, estudiantes… se sumen a la causa.
-Iaioflautas: Ancianos que en su juventud fueron activistas y ven como todo lo que consiguieron tras años de lucha se está perdiendo. Aventuro que se unirían en pos de conseguir un mejor futuro para su descendencia.
-Coordinadora 25s/Plataforma ¡En Pie!: 
Agrupación de movimientos y colectivos con el objetivo de organizar convocatorias de acciones de lucha social no violenta en torno a un consenso de objetivos mínimos. 
Su apoyo creo que es positivo, y ellos estarían interesados, pues creo que han tenido una influencia positiva en las últimas convocatorias a pie de calle.
-Frente Cívico ‘Somos Mayoría’:
Aún en fase de constitución, es un frente social impulsado por el político de IU Julio Anguita con el objetivo de unir a la sociedad en pos de diversos objetivos, entre ellos, algunas de los mencionados antes. 
Admito que no los conozco mucho, pero un acercamiento podría ser positivo.
-Democracia Real YA!: 
Existen como asociación, pero también como movimiento social, de hecho, hubo un conflicto entre los partidarios de fundar la asociación y entre los que preferían continuar como movimiento descentralizado, pero hay que dejar las diferencias a un lado y unirse por objetivos comunes. 
Nuestro futuro es más importante, yo creo.

Clases sociales: 
En función del patrimonio y la renta, la sociedad puede dividirse en clases. 
La conciencia de clase se ha perdido con el tiempo, por eso cada vez es menos útil llamar a ‘la clase trabajadora’ a la lucha, pero voy a intentar ver cómo todas podrían colaborar.
Clase baja: 
formada sobre todo por gente desempleada, familias desestructuradas, inmigrantes, trabajadores precarios, algunos estudiantes y recién licenciados… 
y con muchos problemas, están siendo cada vez más marginados por la crisis
Sin embargo, se estima que su participación en las protestas sigue siendo baja en comparación. 
Es vital llegar a las clases bajas
Muchos no se pueden permitir conexión a Internet, así que hay que buscar el modo de informarles y hacerles ver que son parte de la solución a nuestra sociedad, y no parte del problema, como nos quieren hacer ver los medios.
-Clase media: 
Constituida por trabajadores de todo tipo, parados, estudiantes, funcionarios, autónomos y pequeños empresarios, algunos políticos… 
son uno de los principales motores del país y también receptores de las consecuencias de las injustas medidas del gobierno. 
Afortunadamente, son los más concienciados según las encuestas, y tienen motivos más que de sobra para compartir estos objetivos.
-Clase alta: 
Aquí tenemos a grandes empresarios, políticos, banqueros, actores famosos, periodistas de renombre… 
Hay que afrontarlo, son los menos perjudicados por las medidas del gobierno y por la crisis
Sin embargo, deben entender que no pueden ser clase alta sin la clase media y baja, que ellos son lo que son gracias al resto de la sociedad, y que la justicia debe ser igual para todos. 
Muchos lo saben y ayudan. 
Otros siguen formando parte intrínseca del sistema. 
De igual manera, tienen motivos para ayudarnos, así que buscar el apoyo de gente de clase alta también es importante, aunque sea uno de cada cien mil. 
Y, por supuesto, no debemos juzgar o prejuzgar a alguien por su renta, aunque sea alta.
Corrientes ideológicas. 
Las ideologías marcan mucho las creencias de un individuo, y van a definir sus ideales, objetivos, acciones, forma de vida… 
A menudo se dice que es necesario ser de la ideología X para hacer Y, pero aquí voy a analizar qué grupos ideológicos podrían apoyarnos y por qué, y veremos como casi todos podrían hacerlo.
-Comunistas/Socialistas/Anarquistas: 
Anticapitalistas desde sus inicios, la llamada extrema izquierda e izquierda ideológica ha perseguido desde hace más de siglo y medio la igualdad de clases y la defensa del trabajador, cada uno con sus postulados y acciones. 
Muy dispuestos en general a luchar por perseguir derechos y conquistas sociales, algunos de ellos suelen tener problemas en la unidad social, la organización y el uso de la no violencia, como ya se vio durante la Guerra Civil Española, especialmente los anarquistas más radicales, además de enfocarse siempre en metas que, en mi opinión, son demasiado poco realistas dado el contexto socio-cultural actual. 
Sin embargo, la gente afín a estas ideas no debería quedarse excluída y buscar su hueco en la consecución de estos objetivos, entendiendo que sin unión y concesiones, no se conseguirá nada. 
Yo soy el primero en rechazar el sistema capitalista, pero intento comprender que los cambios importantes son lentos y progresivos, y no pueden hacerse de un día para otro. 
Es mi opinión.
-Socialdemócratas/Tercera Vía: 
La centro izquierda política, a pesar de tolerar el sistema capitalista, ha hecho al menos de la igualdad de oportunidades también un objetivo, aunque sea en sus postulados teóricos, así que tiene motivos para unirse, más aún teniendo en cuenta la traición del principal partido representativo de esta tendencia en España: el PSOE.
Liberales económicos/Socialistas liberales/Capitalistas: 
¿Qué razón podría tener la centro derecha y la derecha ideológica clásica para estar dispuesto a enfrentarse al gobierno de Rajoy? 
Yo entiendo que pueden estar a favor de la lucha contra la corrupción, el fraude y a favor de una mejora de la democracia; en contra de las subidas de impuestos; en contra de la gestión pésima de la crisis; en contra del ataque a la pequeña y mediana empresa… 
Sí, la gente partidaria del sistema tiene tantas razones como cualquier otro para estar en contra de las medidas del gobierno y organizarse junto a la sociedad, y no deberían ser rechazados.
Conservadores: 
Los conservadores son aquellas personas, también pertenecientes a la derecha ideológica, contraria al progresismo en general, a los cambios políticos y sistémicos (sobretodo si estos son radicales) y amantes de la tradición. 
No les gustan los cambios, sino mantener las cosas como están, así que tienen un motivo grande: 
deshacer cambios que a todas luces están destruyendo el país, como la subida de impuestos, así como la lucha contra la corrupción y el fraude.
-Nacionalistas: 
Los más patriotas deberían ser los primeros en salir a la calle al ver como su amada España está batiendo records de mediocridad debido a las medidas del gobierno. 
No veo el patriotismo incompatible con los objetivos citados antes, ya que no se habla de la ruptura de la unidad española, que es lo que más les suele preocupar. 
De poco sirve que Rajoy y el PP digan ser españolistas cuando están machacando el país y favoreciendo movimientos de secesión.
-Religiosos/Cristianos: 
Personas cuya fe en Dios guía sus vidas, o parte de ella, y tienden a mostrarse en contra del aborto, la eutanasia y, algunos, contra el matrimonio homosexual. 
Sin embargo, ser cristiano no es incompatible con desear la igualdad social, perseguir una mejor democracia, el fin de la corrupción… es más, yo diría que todo lo contrario. 
Hay que hacerles ver que estos objetivos son importantes, por mucho que el PP se declare católico.
-Ecologistas/Animalistas: 
Partidarios de la defensa de la naturaleza, tienen muchos motivos para colaborar en la lucha no violenta, teniendo en cuenta la escasa política medioambiental del gobierno y su insistencia en dedicar ingentes cantidades de dinero en conservar la tauromaquia.
-Anonymous: 
Caótica y dinámica ideología en contínua redifinición que toma forma en la red y refleja la lucha por la privacidad y la libertad de información, amén de cualquier medida que pretenda atentar contra la sociedad. 
Anonymous somos todos. 
Y la mayoría social es la que habla. 
No puedo hablar por nadie, pero creo que sé que haría Anonymous si se plantea un plan como este…
Nacionalsocialistas/Libertarios/Nacionalsindicalistas/Nacionalcatólicos/Tercerposicionistas: 
He decidido a agrupar a las corrientes ideológicas de extrema derecha en una porque comparten los mismos motivos para salir a la calle: el gobierno actual es contrario a su forma de ver el mundo y su gestión es pésima. 
Además, muchos de ellos se oponen fuertemente al sistema. 
Sin embargo, no recomiendo pedir colaboración a grupos afines a estas ideologías porque tienden a ser contrarios al uso de la no violencia y a ser reacios a colaborar, pero puede estar bien convencer a algún conocido o persona de confianza afín a estas ideas. 
Además, a un porcentaje considerable, por experiencia propia, no les gusta mucho el tema de la democracia. Pero excepciones las hay.
¿Conclusión? 
El 99% de la sociedad tendría motivos para colaborar en la lucha no violenta para perseguir esos objetivos, pues a todos les benefician
El problema es el de siempre: conseguir la unión de todos ellos, debido a prejuicios y desconfianzas. 
Recalcar la importancia en estar de acuerdo en esos pocos objetivos, en los medios no violentos y en la necesidad de unión es fundamental. 
También es importante organizarse en torno a una plataforma común, como por ejemplo la Coordinadora 25S, que ya ha demostrado su efectividad al respecto. 
Así, seas de izquierdas, de derechas, pobre, rico, estudiante, funcionario, obrero… no estás excluido.
 Seguro que me dejo algún grupo, asociación o ideología, pero creo haber mencionado lo que, hoy en día, me parece más representativo. 
También, quiero recalcar que todo lo citado anteriormente son nombres y etiquetas que nos ayudan a clasificar a la sociedad y entender mejor las dinámicas sociales, pero que no son cerrados ni excluyentes, salvo excepciones
Una persona puede ser nacionalista, de izquierdas y de clase alta, por poner un ejemplo.
Para aplicarlo a otros países, aconsejo realizar un análisis similar. 
Tratar de encontrar qué grupos, movimientos, etc. existen, cuáles son sus objetivos y sus métodos, y tratar de unir todos los posibles en un frente común.

Estrategia Y Planificación De La Lucha No Violenta (III): Pasando A La Acción

‘Nada viaja más deprisa que la velocidad de la luz con la posible excepción de las malas noticias, que obedecen a sus propias leyes particulares.’ -Douglas Adams
Bienvenidos a la continuación de la serie de artículos que estos escribiendo sobre cómo yo creo que se debería planificar una lucha no violenta eficaz, sugiriendo un posible modelo de una estrategia que una a la sociedad para la consecución de unos objetivos en oposición al gobierno, tomando como ejemplo el caso español.
Tras comentar la organización y búsqueda de apoyo necesario, continuamos sin más preámbulos con el plan de acción.
4. Plan de acción no violenta. 
Hemos analizado la situación social del país, las fuentes de poder de Rajoy y su gobierno, establecido unos objetivos realizables y conocemos el apoyo social que tendremos. 
Ha llegado el momento de pasar a la acción, con el objetivo de ejercer una presión social no violenta, pero efectiva.
4.1 Difusión de información 
Lo cierto es que estos años de protesta ya nos han hecho parte del recorrido en convencer a las personas de los objetivos arriba citados, así que creo conveniente centrarse en el plan de difusión y atracción de la sociedad sobre las acciones que vamos a tomar.
Con esto de Internet, la difusión parece fácil, pero no hay que olvidar que hay que llegar al mayor número de sitios posible.
 ¿Cómo puede hacerse?
Distribución de panfletos, carteles, octavillas, folletos… que se puede hacer a pie de calle, colocándolos en paredes, despositándolo en los buzones… 
Lo ideal para esto es tener siempre un grupo en al menos cada provincia e ir empapelando y repartiendo por barrios, las principales calles y avenidas, así como lugares muy frecuentados, como paradas de metro, tranvía, autobús o tren, dejando octavillas y carteles en las facultades y universidades, etc. 
También es importante llegar a las ciudades y pueblos pequeños. 
A través de Internet se puede organizar esto, buscando gente en cada ciudad de una misma provincia o visitándolas directamente. 
Anonymous a veces realiza difusión de información concreta de esta forma, bajo el nombre de #OpPaperstorm.
Personalmente, no recomiendo las pintadas. 
Están bien para dejar mensajes generales, pero además de dar mala imagen, no pueden contar mucha información, permanecen durante mucho tiempo y dan lugar a confusión. 
Además, se daña el mobiliario urbano.
Respecto a la legalidad de pegar carteles, lo cierto es que depende de la ordenanza municipal, que podéis consultar en el BOE
En general, la ley es ambigua, así que recomiendo ir en grupo de tres o de cuatro, así dos vigilan y dos pegan. 
Recomiendo también pegamento adhesivo en un envase pequeño (de lavavajillas, por ejemplo), pues es difícil de quitar, pero la cinta adhesiva (americana mejor, la aislante o el celo salta como nada) es la más legal, por así decirlo. 
Evitad pegar carteles en los portales de las casas o de negocios, ya que tienden a ser arrancados.
A la hora de repartir octavillas a pie de calle, recomiendo utilizar a gente carismática, extrovertida, amable y con ropa lo más ambigua posible. 
Siento si no gusta, pero que un chico con el pelo lleno de rastas y los pantalones rotos, así como un chico extramadamente formal, (por ejemplo, con corbata y traje), dan una imagen en la que la mayoría no se ve reflejada y tiende a provocar rechazo. 
Lo ideal es una pareja, o tres personas, con dos chicas y un chico, vestidos de forma ambigua, como he dicho, a ser posible de entre 20 y 30 años. 
Lo queramos o no, vivimos en la sociedad de la imagen, y la primera impresión es importante.
-Internet y redes sociales. 
El uso de Internet y las redes sociales ya es un clásico. Hastags en Twitter donde a una hora todos se ponen a tuitear; el evento en Facebook correspondiente (y a ser posible en Tuenti)… pero no acaba ahí. 
En Anonymous, a veces cada uno crea un canal en YouTube nuevo, o usa uno que ya tiene, y sube un vídeo sobre cierto tema, llegando a subirse cientos de vídeos sobre ello, que luego son enlazados en todas partes: foros, blogs, redes… 
¿Tienes además un blog, cuenta personal en otras redes sociales…? 
Compártelo. 
Convence a los demás de la necesidad de compartirlo. 
Súbelo a portales como Menéame
Envía cadenas de correos o de whatsapp. 
Todo lo que se haga es poco.
Notas de prensa, radio, televisión… es importante elaborar un comunicado formal, serio, claro, corto, bien redactado y conciso, para enviar a los principales medios de comunicación: prensa, radio y televisión. 
Probablemente, solo los más alternativos e independientes lo publicarán, pero creo que siempre debe hacerse 
¿Tienes amigos periodistas, trabajadores de televisión…? 
Intenta tirar de contactos. 
¿No nos hacen caso? 
Se insiste, por todos los medios posibles. 
Esto puede hacerse mediante acciones individuales (saturación) o mediante un envío formal representativo.
-Presiones individuales. 
Antes de que el plan se ponga en marcha, ¿por qué no intentar convencer a ciertas personalidades, incluso a los que inicialmente podrían estar en contra? 
Enviar comunicados solicitando colaboración a actores, directores, políticos, periodistas… de nuevo, ya sea mediante envío formal o colaboración, y siempre desde el respeto
Es probable que no se consiga nada… pero también nos podemos llevar una sorpresa.
-Asambleas populares. 
Si hay alguien participa en asambleas sociales, de barrio, escolares, etc., se puede aprovechar para informar del evento. Es una excelente forma de llegar a gente que, de otra forma, sería muy difícil.
-Boca a boca. 
¿Qué mejor manera de informar que el clásico boca a boca?
 Cada uno debería tratar de comentar el plan a todo el que conozca e incluso intentar convencerles. Incluso poner fácil las cosas, por ejemplo, diciendo que acompañarás si hay manifestación. 
Todo ello siempre desde el respeto y la comprensión.
4.2 Acción 
Tenemos el plan de difusión pero es hora de establecer qué se va a difundir, es decir, qué acciones se van a tomar para exigir al gobierno los objetivos planteados
Los puntos fuertes del gobierno hemos establecido que son la tradición, los recursos materiales y la capacidad de sancionar.
La difusión de información debería continuar el proceso que ha seguido hasta ahora para minar la costumbre a obedecer, quizá hay que esforzarse más para llegar a más gente, pero ese camino podría decirse que está trazado y, cómo no, debería seguir ese rumbo.
Focalizarse, en cambio, en las fuentes de poder relacionadas con los recursos materiales y humanos y la capacidad de sancionar es relativamente más fácil. 
Repasemos qué acciones se pueden tomar, en correspondencia a las que mencioné en el vídeo que subí a mi canal de YouTube.
4.2.1 Acciones simbólicas de protesta y persuasión.
 Nos van a servir para hacer visible la protesta de forma directa y afectar psicológicamente al gobierno. 
Algunas ya se emplean en el apartado de difusión, pero se puede continuar haciendo cosas al respecto. 
Los objetivos van a ser, principalmente,políticos y relacionados con el partido del gobierno
es decir, el Partido Popular
así como políticos corruptos de otros partidos, asociaciones y empresas que apoyen y financien al gobierno (CEOE) 
y algunos bancos (BANKIA, Banco Santander…), así como algunos funcionarios (fuerzas antidisturbios).
-Recogida de firmas. 
Se recogió un millón por Internet para la dimisión del gobierno. 
Se recogieron un millón y medio a pie de calle para la ILP de la dación en pago. 
Con una buena organización y gran implicación, podrían recogerse un millón o más a pie de calle, con DNI incluído, en unas dos o tres semanas.
-Peticiones masivas. 
Los diputados, políticos y policías tienen dirección y correo electrónico. 
Se puede decidir, durante un momento y una hora del día, e incluso prolongarlo, peticiones de dimisión y peticiones de colaboración con la ciudadanía. 
El objetivo es hacer que se sientan solos y no apoyados por la sociedad.
-Presiones a individuos. 
Hay otro tipo de presiones. 
Se podría pactar que, cada vez que veamos a un político del PP, o un político que sabemos que es corrupto o que abusa de sus privilegios, tuvieramos que seguirle para afectarle psicológicamente. 
Bajo ningún concepto hay que ser agresivos, tan solo que entre 10 y 50 personas les sigan allá donde vayan, hasta donde sea posible, siempre tratando de no sobrepasar la legalidad y sin enfrentarnos a las fuerzas de seguridad. 
¿Sabemos dónde viven ciertos políticos? 
Se puede llenar su buzón de peticiones (no amenazas), recordarles amablemente lo bien que se vive gracias al pueblo y lo muy rechazados que son.
Incluso podrían ser marchas en silencio. 
Grupos de personas siguiendo a políticos en silencio, por la calle, o con carteles, al estilo del cobrador del frac. 
¿Sabemos dónde estan las sedes del partido del gobierno?
¿Qué tal hacer peticiones masivas también en esos sitios, o quedar un día para plantarnos frente a las sedes a realizar peticiones personales, seguir a los políticos…? 
Con las fuerzas policiales podría hacerse algo similar. 
Negar la simpatía a las fuerzas antidisturbios, no ponerles las cosas fáciles. 
Sí, nos arriesgamos a detenciones, pero no estamos haciendo nada ilegal.
Presión social directa, que sepan por lo que la sociedad está pasando. Si en algún momento se dirigen a nosotros, decirles con toda la educación del mundo por qué estamos actuando así y qué es lo que demandamos. 
Y por supuesto, en ningún momento enfrentarnos a la policía. 
Esto puede hacerse tanto de forma puntual como continuada. 
Con los grandes banqueros es más complicado porque se esconden bien, pero hacerle lo propio a Rodrigo Rato o a Emilio Botín, sería otra opción. 
Por supuesto, esto debe extenderse a las redes sociales y a Internet. 
La Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha estado haciendo esto estos últimos días en el llamado Escrache. 
-Manifestaciones. 
Un clásico. 
Hay quien dice que no sirve de nada, pero mostrar el apoyo popular en las calles de todas las provincias españolas nos ayudará a afectar psicológicamente al gobierno y a las fuerzas policiales, hacer visible nuestro plan y llamar la atención de los medios. 
Se acuerda un día, preferiblemente viernes, sábado o domingo a partir de las 18h, en el que se organice un recorrido en cada provincia, con el correspondiente comunicado legal a las diputaciones. 
El objetivo es hacer todo el ruido posible. 
Se pueden incluir representaciones en grupo, marchas musicales, pitadas y, cómo no, escoger lugares simbólicos (Puerta del Sol, Neptuno…). 
En Madrid, la concentración debería terminar frente al Congreso de los Diputados.
 La cuestión que se plantea aquí es: 
¿hay que atenerse a la legalidad estricta respecto a las manifestaciones? 
La respuesta es SÍ, pero con matices. 
Pienso que se debe seguir el recorrido sin provocar altercados. 
La manifestación debería ser legal, pidiendo los oportunos permisos a la Delegación. 
Pero me gustaría plantear la negativa a disolverla o a no acercarse al Congreso, como medida de desobediencia civil legítima, amparándonos en el derecho a la reunión,protegido por la Constitución, y siempre sin emplear actitudes agresivas y/o violentas
La presión debe continuar
El próximo 25 de Abril, la Plataforme En Pie! ha convocado una concentración frente al Congreso y la negativa de no abandonarla hasta que el gobierno dimita y convoque elecciones. 
Es un buen ejemplo, siempre que se respete lo que he dicho.
Me gustaría hacer aquí otro inciso. 
Manifestarse y/o concentrarse frente al Congreso de los Diputados o en sus inmediaciones, NO implica bloquear el proceso democrático. 
Las fuerzas policiales y los políticos y trabajadores del Congreso deben poder moverse con total libertad. 
El objetivo NO sería bloquear el edificio, impedir su acceso o dificultar cualquier proceso legal y/o democrático. 
El fin solamente es uno: hacer un acto simbólico y no violento de presión social, como se hizo el pasado 23 de Febrero de forma perfectamente legal. 
Aclaro esto para que ninguna persona trate de acusarme de incitar o promover un golpe de Estado, porque no lo estoy haciendo.
Y es aquí donde vamos al siguiente apartado.
4.2.2 Métodos de no cooperación social. 
Todo lo anterior era puramente simbólico y psicológico. 
Las acciones siguientes elevan un grado el nivel de contundencia y deben ir parejas a las anteriores.
-Ostracismo a las personas. 
El boicot social es una medida dura y que requiere de colaboración, pero se puede aplicar. 
¿Os acordáis cuando íbais al colegio o al instituto y se ignoraba por sistema a alguna persona? 
Se suele entender coloquialmente como ‘hacerle el vacío’, manifestar que existe un rechazo social, apartándolas. 
Mucho cuidado, porque nunca hay que negarle a nadie su disposición a colaborar con la ciudadanía pero, mientras esto no suceda, las fuerzas policiales, especialmente las que abusan de su autoridad y las UIP, y los políticos afines al gobierno, deben sentir que la sociedad no les quiere. 
¿Tienes un restaurante o cualquier negocio? 
Échalos, o niégate a ofrecerles servicio, amparándote en el derecho de admisión
Negarse a hablar con ellos, solo lo estrictamente legal.
 Deben sentirse rechazados, y no solo porque lo verbalicemos como he dicho antes, sino también por nuestras acciones. 
También puede extenderse a grupos sociales, aunque esto es menos aconsejable, ya que en este caso, de casi todos los grupos sociales existen personas que nos apoyarían
Así, hacerle ostracismo a personas de clase alta, por ejemplo, no serviría, así que no lo recomiendo, excepto si sabemos a título personal de ciertas personas que estarían en nuestra contra.
-Boicot a eventos sociales. 
Esto depende en gran medida de qué fechas se fije para el plan, pero supongamos que es cercana al Día de la Hispanidad o cualquier otro desfile de tintes políticos pro gobierno en el que los políticos estarán presentes, o lo apoyan directamente. 
Podría ser un buen plan hacer todo el ruido posible para entorpecer el evento. 
Esto debería ponerse en marcha desde el principio.
-Huelga estudiantil. 
Los estudiantes deberían pactar entre ellos no acudir a clases mediante la convocatoria de una huelga legal de, al menos 72 horas, en el que se hagan concentraciones diarias en facultades o marchas en las calles, manifestando el descontento. 
Si los profesores acceden a colaborar, mucho mejor, por lo que los representantes estudiantiles (sean o no sindicalistas, pueden ser delegados de clase o de otras asociaciones), deberían pedir formalmente dicha colaboración. 
También recomiendoestablecer piquetes informativos. 
El objetivo de los piquetes es impedir que los estudiantes acudan a clases e informarles de los motivos, pero no debemos hacerlo por la fuerza
Se les intenta convencer con el diálogo, haciéndoles ver que la sociedad les dará la espalda sino colaboran con medidas que son totalmente justas. 
No se debe buscar la confrontación directa. 
Los piquetes violentos, que buscan impedir mediante la fuerza, no llevan a ningún lado. 
Por supuesto, se deberían evitar épocas de exámenes.
4.2.3 Métodos de no cooperación económica 
Con estas acciones vamos a buscar atacar los recursos materiales del gobierno. 
Entiendo que, como la mayor parte son públicos, puede afectar al las arcas del Estado. 
Sin embargo, la situación económica es bastante negativa, y negarse a colaborar para su recuperación durante un breve tiempo, puede ser útil para hacerle ver al gobierno de quién depende realmente para solucionar los problemas del país.
-Retención de rentas. 
Los autónomos y trabajadores profesionales podrían retrasarse en el pago de rentas. 
Ya se propuso hace algún tiempo y puede funcionar, y es perfectamente legal.
-Boicot financiero. 
El objetivo aquí son los bancos responsables de la estafa que estamos viviendo: Bankia, Banco Santander, BBVA… 
así como ejecutores de los desahucios. 
Se pueden boicotear de diversas formas, como el retiro del dinero, cierre de cuentas bancarias, pagar en efectivo siempre que se pueda, negarse a pagar intereses o comisiones… 
Mi opinión es que lo mejor es acordar un día clave para hacerlo pero, debido a la necesidad de buena organización, quizá lo mejor es promoverlo simplemente. 
Una buena idea es concentrarse en sedes de estos bancos para la difusión de esta información. 
También es positivo ofrecer alternativas bancarias viables a la gente. 
-Boicot económico. 
Existen empresas en España que están siendo responsables de la lacra social y que imposibilitan la consecución de objetivos. 
Sin embargo, mi experiencia me dice que el boicot económico es complicado de organizar, ya que la gente no tiene que responder ante nadie, pues es una cuestión muy personal. 
Cito algunas empresas sensibles de ser boicoteadas por escándalos y encubrimientos, además de apoyar al gobierno en medidas de recortes y tener dinero en paraísos fiscales:
 Telefónica, Iberia, El Corte Inglés, Repsol, Cepsa, Endesa, Iberdrola, Red Eléctrica, Mapfre, Renfe, Abertis, Mercadona, Indra, Seopan… 
Sin embargo, siendo realistas, pedir boicot a estas empresas es muy complicado, así que lo adecuado es elegir las más conocidas y difundir información sobre las mismas y sus prácticas. 
Se puede intentar anunciar un boicot contra algunas, especialmente Telefónica, pero debe organizarse y argumentarse bien. 
Y, por supuesto, dejar claro 
que NO todas las empresas son iguales.
-Huelga general. 
Volvemos a un clásico. 
No acudir a trabajar ha sido una medida histórica de presión social. Pero opino que debería tratarse de otra manera. 
Una vez conseguido el apoyo de todos los sindicatos, se debería programar una huelga legal de, al menos, 48 horas
En un mundo ideal, debería ser de 72 horas o indefinida, pero trato de ser realista. 
Se debe perder el miedo al despido. 
Los piquetes informativos son una excelente excusa para no acudir a trabajar
¿Aún así acudes a trabajar? No importa. 
Dentro del trabajo, también puedes manifestar tu propia protesta. 
Por ejemplo, niégate a hacer horas extra. 
Haz las cosas exageradamente al pie de la letra. 
Trabaja de forma lenta y torpe. 
Trabaja de forma acorde a tu contrato. 
¿A las 20h sales de trabajar? 
Pues sales, aunque dejes un trabajo a medias. 
Comete errores a propósito. 
Aprovecha cuando no te ven para no hacer nada. 
Todo esto debe ser informado con antelación.
La huelga debe ir acompañada de concentraciones y protestas, por supuesto, y acudir a ellas masivamente. 
Si se hace al mismo tiempo que la huelga estudiantil, perfecto.
Esto debería ser combinado, además, con el cierre de negocios y del comercio
Los autónomos deberían no abrir ese día, así como todo aquel que tenga un negocio, siempre y cuando manifieste que es debido a la huelga general.
 La huelga general está amparada por la ley y es un método de presión protegido por la Constitución. 
Se debe, por supuesto, de respetar los servicios mínimos especificados en la ley.
4.2.4 Métodos de no colaboración política 
El gobierno necesita que la gente colabore, especialmente los funcionarios.
-No cooperación ciudadana. 
Los funcionarios, especialmente profesores, sanitarios y personal administrativo, pero también policías y militares que estén dispuestos, pueden ignorar las órdenes del gobierno. 
Por ejemplo, atender a inmigrantes pese a la ley en el caso de los médicos. 
Negarse a ejecutar desahucios, como han hecho los bomberos. 
Negarse a aplicar reformas educativas. 
Esto ya se hace, pero de forma aislada. 
Realizar obstrucciones a la cadena de mando, por ejemplo, es otro método válido. 
Creo que es necesario organizar un plan de no cooperación en este sentido. 
Los ciudadanos, por su parte, pueden negarse a colaborar con la policía, por ejemplo, negándose a dar una identificación arbitraria, negándose a disolverse, negándose a obedecer órdenes… 
Para animar a la gente, se puede ofrecer asesoramiento legal, como hacen los abogados afines al movimiento 15M.
Quiero hacer otro inciso aquí. 
La no cooperación con la policía debería limitarse a los casos de abuso policial, como el que se da en las concentraciones. 
Sería absurdo no cooperar, por ejemplo, en casos de asesinato, robo, etc. Seamos críticos en este sentido. 
De hecho, si se dan casos de violencia, no creo que se debiera obstaculizar a la policía, sino todo lo contrario.
-Alternativas. 
Intento ser realista en este planteamiento, y sé que no cooperar no siempre es posible, pero siempre podemos intentar hacerlo cuando no nos estén vigilando, o hacerlo mal. 
Por ejemplo, supongamos que la policía intenta disolver una concentración deteniéndonos. 
Si no se puede evitar, la gente debe plantarse en el suelo y ofrecer resistencia pasiva, el clásico cuerpo muerto. 
Pueden sancionarnos, pero cuanto más seamos, más difícil lo tendrán.
-Desobediencia civil. 
El gobierno está aprobando leyes, como el copago farmacéutico o la no atención sanitaria de los inmigrantes ilegales, o ejecutando acciones, como los desahucios, que son generalmente injustas y contrarias a los objetivos que deberían haber sido consensuados socialmente. 
Organizar la desobedencia civil mediante una adecuada información es útil para minar la fuerza del gobierno, pues es necesario que muchas personas lo hagan. 
Afortunadamente, cada vez es más normal verlo.
La desobediencia civil es un acto legítimo en el Estado de Derecho, y no es contrario al respecto de la democracia.
 Se caracteriza especialmente por los siguientes puntos, que podemos consultar en la misma WikiPedia:
En un sistema democrático, el desobediente civil incumple la norma como medio de apelación a la mayoría para que ésta rectifique, aunque siempre recurriendo, en la expresión de la protesta, a los mismos principios constitucionales a los que la mayoría recurre para legitimarse, en el caso español, la Constitución de 1978. 
Dejo claro aquí que 
NO estoy animando 
ni incitando a la desobediencia civil de cualquier ley, 
sino de aquellas que, a juicio de la sociedad, 
violan la Constitución o los Derechos Humanos, 
o parte de éstos, c
omo en los ejemplos citados anteriormente. 
Destaco además, que sin la desobediencia civil, no disfrutaríamos de muchas de las libertades que hoy tenemos.
4.2.5 Intervención no violenta. 
Las acciones citadas anteriormente, al menos en su mayoría, son poco puntuales, es decir, sirven de línea de actuación, a excepción de las huelgas. 
Para que tengan un mayor empuje, es necesario combinarlo con acciones todavía más concretas, directas, y necesitadas de un mayor compromiso.
-Obstrucciones no violentas. 
Esto puede organizarse de dos formas. 
Tenemos, por un lado, los piquetes en las huelgas. 
Estos tienen como objetivo impedir que los trabajadores o estudiantes accedan a su puesto de trabajo, pero debe primar el diálogo y no la confrontación
Si la persona que trata de acceder se vuelve violenta, detenerla entre todos sin llegar a las manos. 
Al fin y al cabo, si son muchas personas en el piquete, será físicamente imposible que accedan al interior. 
Por otro lado, tenemos el bloqueo de carreteras y vías principales. 
Medida controvertida, puesto que puede provocar que los ciudadanos se enfaden. 
Mi recomendación es hacerlo durante como mucho tres horas, y no enfrentarse a la policía. 
Simplemente, si acuden y comienzan a cargar, retirar el bloqueo y acudir al mismo más tarde o buscar uno alternativo.
¿Cuándo hacerlo? 
Aconsejo el día en el que se programen las huelgas y las manifestaciones.
No recomiendo el uso de barricadas puesto que dan una imagen de violencia y dañan el mobiliario urbano. 
Una cadena humana y algunos enseres personales deberían bastar. 
Si se decide por el uso de barricadas, que sea usando material desechable, como trozos de madera o muebles viejos, o neumáticos.
Nada de contenedores. Y no usar fuego.
Por último, hay que dejar pasar a las ambulancias y camiones de bomberos siempre.
-Ocupaciones no violentas. 
La noche no tardará en llegar después de la jornada. 
Mi opinión es que la manifestación o huelga que se promueva debe seguir más allá mediante ocupaciones de plazas públicas para no interrumpir el paso y poder ampararse en el derecho a la reunión. 
Esto tiende a fallar porque suele ser de manera improvisada, así que se debe de organizar previamente qué personas estarán dispuestas a plantarse por la noche en las plazas públicas de cada ciudad y frente al Congreso de los Diputados, con sacos de dormir, tiendas y lo que plazca, para seguir dando guerra al día siguiente. 
No servirá de nada que se queden diez personas. 
Como mínimo y, siendo generosos, deben permanecer al menos cincuenta, mucho mejor si son cien. 
Si la policía acude, negarse a colaborar. 
Respecto a las cargas policiales, hablaré de ellas más tarde.
-Obstaculizar el transporte público. 
Muchas personas no utilizan la carretera, pero sí emplean el metro o tranvía. 
Esto ya se ha hecho y puede acarrear una buena sanción, pero el efecto es el mismo que con la obstrucción de carretera. 
Se organiza a la gente de tal manera que, en todas partes y a la misma hora, se paralice el transporte público, por ejemplo, mediante la palanca de emergencia, por supuesto, antes de que arranque, para evitar accidentes, y asumiendo la sanción correspondiente.
-Obstrucción informática. 
Anonymous ha hecho del ataque informático una medida social,
sobretodo mediante el uso de ataques de denegación de servicio o DDoS, que consiste en enviar peticiones masivas a un servidor mediante el uso de un programa, generalmente LOIC. 
Se puede organizar en la red, como ya se ha hecho muchas veces, el bloqueo de ciertos sitios web afines al gobierno para provocar la sobrecarga de sistemas administrativos, mediante el uso de ello. 
Con la colaboración adecuada, durar lo máximo posible.
 Quiero recordar que el ataque DDoS no está tipificado en el Código Penal de España como un delito informático.
Hasta aquí el conjunto de acciones que conforman el plan de acción. En el siguiente artículo, finalizaré este modelo de estrategia no violenta dando unas indicaciones sobre qué hacer a continuación, centrándome en la resistencia, la evaluación y conclusiones y un hipotético calendario de lucha. 
Como se ha observado y lo vuelvo a mencionar, en todas estas medidas se defiende el uso de la no violencia, el respeto a las autoridades policiales, el respeto a la Constitución y el respeto a los Derechos Humanos.
Condeno, de nuevo, a cualquiera que desee ver este artículo como un intento de incitar actos terroristas o intentos de golpe de Estado, pues no es mi intención.

Estrategia Y Planificación De La Lucha No Violenta (IV): ¿Qué Hacemos Ahora?


‘Un esfuerzo más es un fracaso menos.’
Después de un largo recorrido, este es el último artículo que he escrito sobre cómo se podría organizar adecuadamente una lucha no violenta para conseguir objetivos sociales legítimos, en base a mi propia opinión, en un intento de ofrecer respuestas a la gente y animar al debate. 
Se ha hablado ampliamente del análisis del poder, el consenso de metas comunes, la organización social y también de los métodos directos de acción, sin duda, la parte más interesante.
Sin embargo, supongamos que la jornada de lucha programada, la estrategia que se había planeado, ya se ha realizado, o se está poniendo en práctica. 
En este artículo, trato de responder, bajo mi punto de vista, qué hacer a continuación.
5-Resistencia no violenta 
La sociedad ya se ha unido en gran medida, sabe los objetivos, se ha podido organizar y las acciones propuestas anteriormente se están llevando a cabo. 
Lo que viene ahora es resistir todo lo posible, mediante un conocimiento adecuado de las leyes, así como de nuestros derechos, y siempre de forma no violenta.
El gobierno va a reaccionar de todas las formas posibles. 
Primero, tratará de ocultarlo. 
Cuando sea imposible, tratará de criminalizar las acciones, manipulando información y citando a la lucha de violenta, terrorista, golpista… 
Y por último, utilizará sus instrumentos para terminar con todo, es decir,
usará a las fuerzas de seguridad del Estado
primero para intentar dividir y provocar el caos, y luego 
para sancionar y detener aprovechando la desbandada. 
Se pondrá entonces a prueba la capacidad para resistir, 
resistir de forma no violenta.
Para empezar, se debe establecer un contrato previo entre los activistas. Compartimos algo. 
Me da igual si yo soy de derechas y el otro es anarquista. 
La policía nos va a tratar igual. 
Voy a ser franco: o asimilamos de una vez que en la calle todos debemos actuar como uno, o no iremos a ningún lado.
 La solidaridad entre todos nosotros es un elemento clave, así como acordar que no usaremos la violencia y que, si la vemos, la denunciaremos y la evitaremos. 
Hay que ser una piña y aprender a confiar en la persona que está a nuestro lado. 
Ser abiertos a todo y solidarios es fundamental.
La información sobre como actuar es vital, por eso yo recomiendo informar adecuadamente sobre cómo actuar dentro de lo legal una vez te han detenido, así como los procedimientos a seguir en caso de cargas policiales. 
Anonymous elaboró un manual al respecto:
Con esto en mente, hay que mentalizarse de que puede haber uso de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad del Estado. 
Esto ya no debe sorprendernos. 
Si vemos a un policía infiltrado, hay que señalarlo, apartarle e invitarlo amablemente a irse.
Supongamos que comienzan las cargas policiales. 
Una barrera de escudos y porras se dirige a nosotros.No hay que correr, es mejor hacer cadenas humanas, de cuanta más gente mejor, y permanecer en el suelo, protegiéndonos todo lo posible. 
Si agarran a alguien, ayudarle a que no sea detenido, pero sin agredir a los policías. 
Si, pese a todo, consiguen disolver la concentración, acordar con grupos volver en cuanto la policía se disperse. 
Grabarlo todo y solicitar ayuda en las redes sociales. 
La cuestión es resistir, cuanto más mejor. 
Y lo repito: no comenzar a correr en desbandada. 
Eso será el principio del fin de la resistencia.
Si las cargas se suceden con motivo del bloqueo de carreteras, lo mejor es despejar el bloqueo y negarse a la confrontación
Se resiste un poco, se dialoga y, cuando la violencia empiece por parte de la policía, se retira el bloqueo para continuarlo más tarde o en otro lugar. 
Si hay mucha gente, se puede tratar de hacer piña para resistir, pero no lo recomiendo.
El miedo a las sanciones y represalias es común y tiende a minar la motivación de la gente.
Por eso, hay que dejar claro que en caso de sanciones, nadie va a estar solo. 
Existen métodos para recoger dinero y ayudar a las personas, así como abogados altruistas que estarán encantados de ofrecer asesoría legal. 
El crowdfunding es muy útil en este sentido, y los sindicatos tienen experiencia en medidas como las cajas de resistencia.
Frente a los abusos de las fuerzas policiales, hay que actuar siempre en grupo. 
Los héroes no van a solucionar nada, y eso hay que tenerlo presente.
6-Evaluación y conclusiones 
El último paso de esta estrategia conjunta es saber realizar una evaluación constante de cómo todo se está llevando a término. 
Para ello, recomiendo hacerse las siguientes preguntas.
-¿La información necesaria está llegando a la gente suficiente y de la manera correcta?
-¿La gente está respondiendo bien a las iniciativas?
-¿Las acciones han tenido éxito en su desarrollo?
-¿Cómo está reaccionando el gobierno?¿Nos está ignorando?¿Quiere colaborar?
-¿Cómo corregir una acción que no ha salido bien?
-¿Estamos informando adecuadamente sobre nuestras peticiones y objetivos?
-¿La organización es adecuada?
-¿Hay cohesión suficiente?¿Hay reticiencias entre los activistas?
-¿Ha surgido algún error que debamos reconocer?¿Alguien necesita ayuda?¿Hemos perjudicado a alguien sin saberlo?
-¿La motivación es suficiente?¿Cómo podemos mantenerla?
-¿Hemos conseguido algún objetivo?¿No?¿Por qué?
-¿Cómo está siendo la respuesta internacional?¿La hay?¿Hay maneras de llamar la atención?
-¿Debemos seguir manteniéndonos firmes?¿Debemos replantearnos cambiar algo?
Creo que el dinamismo y la adaptación de un movimiento es clave, así como establecer los adecuados medios de comunicación, aunque Internet facilita esto. 
Pese a que he insistido mucho en la planificación y la organización, la capacidad de improvisar y la iniciativa son también muy valiosos para cuando las cosas no salen bien. 
Creo que, realizando una correcta evaluación del efecto de las acciones, será más fácil ir por la senda de la efectividad.
¿Cuál es el objetivo de toda esta estrategia? 
Como expliqué en el vídeo que subí, la meta es básicamente retirar el compromiso social que todo gobernante requiere para que su poder sea efectivo. 
En el caso español, éste ya está bastante deteriorado debido a todos los sucesos de los últimos dos o tres años. 
Solo es necesario el golpe de gracia, metafóricamente hablando, para forzarle a responder a los intereses de la mayoría o, incluso, la dimisión inmediata.
Para finalizar, voy a proponer un ejemplo hipotético de lo que podría ser este plan de acción no violenta aplicado en la realidad siguiendo estas mismas directrices. 
Repito que solo es un ejemplo ilustrativo, no una convocatoria real, ni pretendo dar lecciones de nada a nadie. 
NO estoy incitando a nadie a llevarlo a cabo, solo es un ejemplo.
Semana 1
-Establecido el punto 1, 2 y 3 del plan, se comienza con el punto 4: Difusión, cada día durante una semana. Difusión no muy agresiva, buscando convencer e informar, tanteando aún el posible apoyo social.
-Se inicia la recogida de firmas contra el gobierno.
Semana 2
-Inicio de los posibles boicots económicos y financieros, de forma general.
-OpPaperstorm: Aumento de la difusión y operaciones concretas en la red.
-Inicio de las peticiones y presiones masivas.
-Concentraciones aisladas para realizar presiones a funcionarios y políticos concretos.
Semana 3
-La difusión debe continuar. A estas alturas, debería conseguirse aparecer en algún tipo de prensa y estar las convocatorias fijadas, incluyendo las huelgas. Uso masivo de redes sociales.
-Inicio de los posibles boicots sociales, que deben perdurar a lo largo de todo el plan.
Semana 4
Miércoles
-Inicio de la huelga estudiantil de 72 horas.
-Manifestación estudiantil de 11h a 14h con lectura de discurso.
-Ocupación y encierro de las principales facultades a partir de las 20h.
Jueves
-Inicio de la huelga general de 48 horas.
-Bloqueo de las principales carreteras y vías del país sobre las 9h hasta las 12h
-Bloqueo del transporte público sobre la misma hora.
-Obstrucción informática de páginas gubernamentales a partir de las 12h.
-Manifestación a partir de las 18:30h multitudinaria.
-Ocupación de las principales plazas y calles adhiacentes al congreso a partir de las 21h.
Viernes
-Bloqueo de las principales carreteras y vías del país sobre las 9h hasta las 12h
-Bloqueo del transporte público sobre la misma hora.
-Obstrucción informática de páginas gubernamentales a partir de las 12h (mediante DDoS)
-Entrega de firmas al Congreso de los Diputados exigiendo la dimisión del gobierno sobre las 12h.
-Concentraciones en las sedes del PP y envío de peticiones masivas en persona a partir de las 16h.
-Manifestación multitudinaria a partir de las 19h en las principales plazas y frente al Congreso.
-Ocupación de las principales plazas y calles adhiacentes al Congreso sobre las 21h.

Sábado
-Bloqueo de las principales carreteras y vías del país sobre las 9h hasta las 12h.
-Bloqueo del transporte público sobre la misma hora.
-Envío de peticiones masivas a los diputados y al gobierno a partir de las 11h.
-Obstrucción informática de páginas gubernamentales a partir de las 12h.
-Manifestación multitudinaria central, recorrido por lugares simbólicos, marcha y fin en las plazas y frente al Congreso de los Diputados desde las 18:30h.
-Ocupación de las principales plazas y calles adhiacentes al Congreso sobre las 21h.
Domingo
-Jornada de reflexión en las principales plazas mediante asambleas públicas, centrándose en los objetivos y en si se continúa o no con la protesta: Evaluación y conclusiones.
Si no ha tenido éxito, se rediseña el plan y, si hace falta, se comienza desde el principio para repetirlo el mes siguiente.

Esto es solo un ejemplo vago, que se puede combinar con muchas más acciones e iniciativas.
Con esto, ya termino. 
Espero que os haya gustado y que opinéis al respecto. 
Obviamente y, como siempre digo, 
esta es mi visión sobre una posible estrategia que una sociedad unida podría considerar para conseguir los objetivos que más se están demandando a nivel social
y espero que sirva de estímulo para elaborar de verdad un plan para llevarlo a cabo y conseguir que la democracia sea lo que queramos que sea. 
Prácticamente ya se ha hecho todo lo mencionado anteriormente alguna vez. Solo es necesario coordinarlo adecuadamente y darle la contundencia necesaria.
No olvidemos que, a pesar de lo establecido legalmente, el Derecho de Rebelión está reconocido y, mientras emplemos métodos no violentos, tendremos la legitimidad moral y social de nuestra parte, y eso por eso que yo creo que es tan importante. 
También espero, como he dicho en todos los artículos anteriores, que estos artículos no sirvan para justificar que estoy promoviendo actos de violencia, terrorismo o intentonas golpistas, cosa que no es cierta
Insisto en que esto es un plan, apoyado en una mayoría social necesaria para, mediante el uso de la presión social no violenta, exigir al gobierno una serie de peticiones.
Espero que os guste y que comentéis y opinéis al respecto.

Estrategia y planificación de la lucha no violenta (IV): ¿Qué hacemos ahora?

‘Un esfuerzo más es un fracaso menos.’ Después de un largo recorrido, este es el último artículo que he escrito sobre cómo se podría organizar adecuadamente Leer Mas…

Estrategia y planificación de la lucha no violenta (III): Pasando a la acción

‘Nada viaja más deprisa que la velocidad de la luz con la posible excepción de las malas noticias, que obedecen a sus propias leyes particulares.’ -Douglas Adams Bienvenidos Leer Mas…

Estrategia y planificación de la lucha no violenta (II): Organización y búsqueda de apoyos

‘El verdadero combate empieza cuando uno debe luchar contra una parte de sí mismo.’ -André Malraux La lucha no violenta requiere de una complicada organización, Leer Mas…