Fallece el maestro Sampedro, aprendiz de la vida Referente moral del 15-M

Fallece el maestro Sampedro, aprendiz de la vida Referente moral del 15-M 


Fallece el escritor, humanista y economista español José Luis Sampedro

El escritor y humanista barcelonés José Luis Sampedro, de 96 años, falleció la madrugada del día 8 en Madrid

PUBLICO / EFE MADRID 09/04/2013 11:07 

El maestro Sampedro, aprendiz de la vida

Luis Goytisolo dice que con la muerte de Sampedro se pierde a "una especie de Ghandi"
José Luis Sampedro.
Ha muerto a los 96 años José Luis Sampedro, un viejo sabio de palabras jóvenes que enseñaba algo muy simple pero que tanto nos cuesta aprender: vivir, amar la vida sobre todas las cosas, la vida digna, la vida humana y humanizada, una vida que reúna la humanidad, bienestar y justicia suficientes para ser merecedora de tal nombre.
Ha muerto el maestro que decía que tenemos el deber de vivir, es decir, un deber con la vida, el deber de mejorarla, de levantarnos para levantarla en nuestros brazos, de comprometernos con ella que es comprometernos con nosotros mismos y con las vidas de los que nos rodean porque la vida es nuestra reina y señora.
El tiempo no es oro, decía, el tiempo es vida: el tiempo no es dinero, el tiempo son vivencias, experiencia, sentimientos, ideas, lucha por la vida y movimiento, el movimiento que asusta al poder. 
La vida que florece, la vida que se impone, la vida que estalla y grita y piensa y siente, asusta al poder que nos prefiere callados, quietos, como muertos.
El poder nos quiere asustados. 
El poder nos asusta para dominarnos, decía Sampedro
Frente al miedo retorcido que retuerce las palabras y nos retuerce el cuello, él oponía la valiente sencillez y claridad de sus ideas y animaba a una sencilla pero difícil tarea: la libertad de pensamiento. 
Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión, la democracia, no valen nada, decía. 
No hacía sino recordarnos a los clásicos, nos recordaba el mandato latino de Horacio que Kantdivulgó como lema de la Ilustración: 
“Atrévete a pensar”. Sapere aude, que decían los latinos.
si te atreves a pensar, te atreverás a vivir. 
Solo el que se atreve a vivir, puede llegar a vivir libre. 
La vida, el arte de vivir, esa era la materia que enseñaba José Luis Sampedro
Y la primera enseñanza del maestro es que nunca dejamos de ser aprendices. 
Nunca dejó de ser un aprendiz de sí mismo, según sus propias palabras que eran una invitación más a pensar. 
Nos invitaba a seguir aprendiendo siempre, a seguir conociéndonos. 
Estaba recordando a los clásicos de nuevo, en este caso al viejo mandato de los griegos, generalmente atribuido a Sócrates: “Conócete a ti mismo”.
También como Sócrates, Sampedro se había dado cuenta de que solo sabía que no sabía nada, que nunca termina uno de aprender y conocerse a sí mismo. Y por eso, precisamente, es tan apasionante, tan inagotable, tan estimulante vivir, vivir cada día.
Sampedro afirmaba la vida, la apasionante tarea que es vivir, aprender a vivir y demostró, con su vitalidad inagotable, que 
la vida puede sobre el silencio, la palabra sobre el ruido, 
el pensamiento sobre la sinrazón, la humanidad sobre la economía. 
Él era el humanizador de la economía, el economista que quería que los pobres fueran menos pobres frente a los que persiguen que los ricos aumenten su riqueza. 
Un disidente dentro de ese mundo de números que no entiende de personas.
Sampedro se llamaba a sí mismo disidente. 
Sampedro era lo que el sistema llama un antisistema, un insubordinado de este mundo insostenible que el crecimiento del mercado ha creado destruyendo otros mundos posibles y más habitables. 
Muchos a su edad se rinden. 
Sin embargo, él aún tenía ganas de rebelarse y nos recordó la necesidad de disentir, de desobedecer, de oponernos con justicia a un modelo injusto. 
Quizá esa fue su última lección, que no nos podemos rendir. 
Si no se rindió él que tenía casi un siglo y vio todo tipo de tragedias, no podemos los demás. Tenemos, como él decía, el deber de vivir. 
Tenemos el deber de pensar libremente. Tenemos también el derecho, el derecho que nos niegan quienes deberían garantizar ese derecho.
Pero no se puede negar la vida, como nos enseñó Sampedro. 
La vida vence. La vida empuja. La vida crea. 
Otro mundo no solo es posible, es seguro, decía
Quieren hacernos creer que no hay otro, que nos queda otra, pero este mundo va a cambiar porque está agotado, no se sostiene, se muere. 
Tenemos el deber de intentar que sea un mundo más justo, más humano y más vivible. 
Esa fue su última voluntad, según ha recordado su mujer: que no le lloremos, que gastemos esas fuerzas combatiendo.

El escritor, economista y académico barcelonés José Luis Sampedro, de 96 años, falleció la madrugada del día 8 en Madrid, informaron hoy a Efe fuentes de su familia. 
Por expreso deseo del autor, la noticia de su fallecimiento no se ha conocido hasta esta mañana porque este humanista quería “irse” de “manera sencilla y sin publicidad”, según su viuda Olga Lucas, con la que se había casado en 2003.
Al escritor de La sonrisa etrusca oLa sombra de los días y académico de la Lengua y uno de los más activos críticos de la actual situación social y económica le han incinerado esta mañana en elcementerio de La Almudena en la más estricta intimidad.
Con la muerte de Sampedro se apaga una de las voces de uno de los referentes morales de la España de la última mitad del siglo XX
En los últimos tiempos su voz se había unido a la de los ‘indignados’ en la defensa de otro modelo económico y social en la misma línea del francoalemán Stephane Hessel y su famoso documento Indignaos.
Sampedro se mostraba convencido de que el sistema capitalista “se acababa”, porque el mundo occidental atraviesa una “auténtica metamorfosis” protagonizada por jóvenes que “ya viven en otra época”, ajena a quienes sólo son capaces de aferrarse a ganar dinero. 
El principal motivo, opinaba el propio Sampedro, es que el sistema oculta las teorías que pregonan la decadencia del capitalismo.
El intelectual de izquierdas, novelista, economista y humanista, nacido enBarcelona en 1917, ganó en noviembre de 2011 el Premio Nacional de las Letras por ser “uno de los más importantes escritores vivos en lengua castellana, así como una referencia intelectual y moral de primer orden en la España de la segunda mitad del siglo XX”, según destacó elMinisterio de Cultura al informar del premio. 
La concepción humanista del profesor también alentó toda la su producción literaria, como muestran títulos El río que nos lleva, La sombra de los días y El mercado la globalización.

Fallece el escritor José Luis Sampedro

EcoDiario.es | 9/04/2013 – 
Jose Luis Sampedro. Imagen: EFE
jose-luis-sampedro-efe.jpgEl escritor y humanista José Luis Sampedro falleció hacia las1.30 horas de la madrugada del lunes en su casa de la calleCea Bermúdez de Madrid a los 96 años de edad y estaba “sereno y tranquilo” porque “no tenía miedo a la muerte”, según ha relatado su viuda, Olga Lucas. 

En las últimas fechas, se le relacionó con el movimiento 15M. 

Firmó el prólogo del libro Indignados, de Stéphene Hessel



Sobre la crisis


“La crisis pasará, por supuesto, pero lo hará a costa del sufrimiento de todos nosotros, porque, con la mitad del dinero que se pretende inyectar para que un banco esté lleno, se podría evitar el recorte en lo más importante que hay: la educación y la sanidad”

Sobre el 15-M 

“No tenéis derecho a recurrir a la violencia, porque tenéis la razón y el futuro”


Sobre la vida 


“No hemos aprendido a vivir como humanidad, la humanidad está por hacer”.

“La vida es una navegación difícil sin una buena brújula”

“Estamos haciendo un uso humano de los seres humanos?
¿Estamos haciendo un uso humano de nosotros mismos? 
¿Estamos sabiendo vivir humanamente?”.


Sobre la indiferencia

“Lo que mas me indigna es la indiferencia con que se contemplan las cosas, en general. Y en los dirigentes la ignorancia y la soberbia”.

Granizado de Campari y familia

“Nos dijo que quería beberse un Campari, así que le hicimos un granizado de Campari. Me miró y me dijo: ‘Ahora empiezo a sentirme mejor. Muchas gracias a todos’. Se durmió y al cabo de un rato su murió”, ha relatado su viuda.

El Premio Nacional de las Letras en 2011, que ha sido incinerado esta mañana en el cementerio de La Almudena, ha muerto feliz y “como ha vivido: con sencillez y falta de publicidad”, algo que era un deseo expreso que había dejado escrito.

Según ha señalado su viuda, a Sampedro “le daba pavor el circo mediático en torno a la muerte de los famosos” y por eso dejó escrito que solo debían anunciar su muerte “cuando ya estuviera incinerado”.

Olga Lucas ha explicado que el escritor había asumido con naturalidad la muerte, “dentro de que no le apetecía morirse”. “Decía que tenía miedo a fallar, a no saber hacerlo con dignidad, pero no tenía miedo a morirse”, ha añadido.

Para su viuda, vivir al lado de Sampredro ha sido “vivir al lado de una nube de cariño”. “Ha sido un privilegio estar a su lado”, ha concluido.

Intelectual español

Sampedro es “uno de los más importantes escritores vivos en lengua castellana, así como una referencia intelectual y moral de primer orden en la España de la segunda mitad del siglo XX”, destacó el Ministerio de Cultura cuando le entregó el Nacional de las Letras.

Catedrático de Estructura Económica, exsenador y miembro de laReal Academia Española desde 1990, ha conciliado el desempeño de altos cargos administrativos y académicos en el área económica con una reconocida producción literaria.

“En todas estas facetas ha alcanzado la aceptación del gran público y el reconocimiento y respeto de la crítica especializada”, destacó Cultura.

El pensamiento de Sampedro se proyecta sobre la naturaleza social de la actividad económica y sus efectos sobre la realidad social en que se desarrollan. 

“De este modo, aboga por una economía más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos”, remarcó Cultura.

Economista y humanista

Sampedro es autor de obras económicas como Principios prácticos de localización industrial (1957), Realidad económica y análisis estructural (1959), Las fuerzas de nuestro tiempo (1967), Conciencia del subdesarrollo (1973), Inflación: una versión completa (1976), El mercado y la globalización (2002), Sobre política, mercado y convivencia (2006), y Economía humanista. Algo más que cifras (2009).

La concepción humanista del profesor Sampedro “alienta también lo más destacado de su producción literaria”, señala Cultura, que destaca entre sus obras algunas consideradas “claves” de la narrativa española de fin de siglo, como Octubre, octubre (1981), La sonrisa etrusca (1985), La vieja sirena (1990),Real Sitio (1993), El amante lesbiano (2000), Escribir es vivir (2003), La senda del drago (2006), y La ciencia y la vida (2008).

“Es la suya una producción prolífica, desarrollada al margen de las corrientes literarias, y marcada por su postura vital de contribuir, desde la educación, la cultura y la transmisión del saber, a la consecución de un mundo mejor”, ha destacado el Ministerio.
En profundidad


Su pensamiento político

José Luis Sampedro: Wert es una amenaza para la educación

EcoDiario.es | 5/03/2013 – 


José Luis Sampedro. Imagen: EFE
Enlaces relacionados
jose-luis-sampedro-efe.jpgDespués de haber pasado por múltiples universidades y dedicar su vida a la economía José Luis Sampedro ha analizado la situación actual para la revista Jot Down en una entrevista en la que habla del pasado, el presente y el desolador futuro.
La entrevista comienza directamente valorando el clima actual “estamos viviendo un momento trágico. 
El ministro actual es una amenaza para la educación española. Es un hombre cuya política hay que definir como ‘de Contrarreforma'” afirma Sampedro.
El economista ve en Wert un retroceso en la educación y critica que el ministro se quejase de lo adoctrinante de la educación mientras mantiene la asignatura de religión que, como recuerda, incluye profesores pagados de modo público pero escogidos por el obispado.
Dentro de los problemas actuales Sampedro focaliza “estamos en un momento en el que se está hablando de muchos problemas. Pues el más grave hoy es el Ministerio de Educación.
Siempre se ha mostrado del lado de los indignados y recuerda que el gobierno sólo apoya a los financieros olvidando a los ciudadanos. 
“Con las movilizaciones se están consiguiendo algunas cosas. 
Pocas, pero en cierto modo, nos indican el camino” detalla en relación a los desahucios.

¿Insultó a Rajoy?

José Luis Sampedro desmiente ser el autor de un artículo que insulta a Rajoy

Efe | 18/05/2012 – 


El escritor José Luis Sampedro. Foto: Archivo
El escritor José Luis Sampedro ha desmentido hoy “categóricamente”, a través de un comunicado, que sea el autor de un artículo publicado en la página web de información Izquierda Digital, en el que se insultaba al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los ministros del Ejecutivo.
El texto tenía por título ‘Querido señor presidente: es un hijo de puta. Usted y sus ministros’, y fue colgado el 11 de mayo con su firma, aunque tres días fue retirado de la web después de que el escritor negara su autoría.
sampedro-indignado2.jpgSampedro “desmiente categóricamente” hoy, en el comunicado, “la autoría falsamente atribuida y cualquier vinculación” con el citado artículo que “se está difundiendo por internet”.

Twitter dudó de la autoría

El artículo obtuvo cierta notoriedad al ser difundido en las redes sociales, en especial Twitter, aunque varios usuarios mostraron sus dudas sobre la firma del escritor, ya que el texto no se correspondía con su estilo y tono habitual.
La página web Izquierda Digital ha eliminado el artículo y ha publicado un mensaje en el que pide disculpas a Sampedro por atribuirle este artículo “por error” y aclarar que “obviamente” el escritor “no utiliza este lenguaje”.

“El capitalismo se acaba”

José Luis Sampedro: “El sistema capitalista se acaba”

Efe | 5/06/2012 – 


El escritor Jose Luis Sampedro. Foto: Archivo
Enlaces relacionados
El escritor José Luis Sampedro está convencido de que el sistema capitalista “se acaba”, porque el mundo occidental atraviesa una “auténtica metamorfosis” protagonizada por jóvenes que “ya viven en otra época”, ajena a quienes sólo son capaces de aferrarse a ganar dinero.
sampedro-indignado2.jpgEn una rueda de prensa convocada para presentar la puesta en escena de su novela ‘La sonrisa etrusca’ en el Teatro Olympia de Valencia, Sampedro ha hecho estas declaraciones y ha lamentado que la crisis económica se solucione a costa del “sufrimiento” de los trabajadores.
Según su visión, el mundo occidental se encuentra en una metamorfosis que le hará salir de “la etapa del dinero” que comenzó en el siglo XV, gracias, en parte, a las actuales innovaciones tecnológicas y sociales.

“Ganar dinero y nada más”

Este avance y sus consecuencias, “es algo que los capitalistas no pueden entender, porque siguen empeñados en ganar dinero y nada más, porque siguen aferrados a sus bancos, a sus billetes y a sus títulos”.
Pero este sistema “se acaba”, y la prueba está en que los jóvenes que se rebelan y protestan “ya viven en otra época”, mientras que los niños van “mucho más allá”, porque “ya son de otro mundo”.
“La crisis pasará, por supuesto, pero lo hará a costa del sufrimiento de todos nosotros, porque, con la mitad del dinero que se pretende inyectar para que un banco esté lleno, se podría evitar el recorte en lo más importante que hay: la educación y la sanidad”, ha concluido el novelista, quien reconoce que España “no está para melodramas”.

José Luis Sampedro, en ‘Salvados’: 

“Nos gobiernan a través del miedo”

EcoDiario.es | 29/01/2012 – 22:36


El escritor José Luis Sampedro ha intervenido en el programa ‘Salvados’ de LaSexta, dirigido por Jordi Évole, para dar su particular versión sobre la crisis económica.
El razonamiento de Sampedro se ha basado en torno a una idea, el poder del “miedo” que ejercen los gobernantes sobre la sociedad, con el fin de tenerla controlada.
José Luis Sampedro“Si te dicen que te van a degollar y luego te ponen a tirar de un carro, piensas ‘que me quede como estoy'”, ha asegurado Sampedro, asemejando esa situación extrema con lo que sucede en la sociedad actual.
Además, Sampedro ha aprovechado su charla con Évole para dar su visión sobre el capitalismo, que según él, es un sistema económico que “está agotado”.
Fue fantástico, pero se creó para una situación del mundo que hoy ha cambiado, y ahora ya no funciona”, asegura el escritor. 
Sus palabras han adquirido de inmediato una enorme relevancia en las redes sociales, llegando a convertir el nombre de José Luis Sampedro en ‘trending topic’ (tema del momento), además de los ‘hashtags’ del propio programa (#salvados) y del tema del día (#quehagoconmidinero).





Prólogo de José Luis Sampedro en “¡Indignaos!” de Stéphane Hessel

Publicado en España por la Editorial Destino en 2011
Yo también nací en 1917. Yo también estoy indignado. También viví una guerra. 
También soporté una dictadura. 
Al igual que a Stéphane Hessel, me escandaliza e indigna la situación de Palestina y la bárbara invasión de Irak. 
Podría aportar más detalles, pero la edad y la época bastan para mostrar que nuestras vivencias han sucedido en el mismo mundo. Hablamos en la misma onda. 
Comparto sus ideas y me hace feliz poder presentar en España el llamamiento de este brillante héroe de la Resistencia francesa, posteriormente diplomático en activo en muchas misiones de interés, siempre a favor de la paz y la justicia.
¡INDIGNAOS! 
Un grito, un toque de clarín que interrumpe el tráfico callejero y obliga a levantar la vista a los reunidos en la plaza. Como la sirena que anunciaba la cercanía de aquellos bombarderos: una alerta para no bajar la guardia.
Al principio sorprende. ¿Qué pasa? ¿De qué nos alertan? 
El mundo gira como cada día. 
Vivimos en democracia, en el estado de bienestar de nuestra maravillosa civilización occidental.Aquí no hay guerra, no hay ocupación. 
Esto es Europa, cuna de culturas. Sí, ése es el escenario y su decorado. 
Pero ¿de verdad estamos en una democracia? 
¿De verdad bajo ese nombre gobiernan los pueblos de muchos países? 
¿O hace tiempo que se ha evolucionado de otro modo?
Actualmente en Europa y fuera de ella, los financieros, culpables indiscutibles de la crisis, han salvado ya el bache y prosiguen su vida como siempre sin grandes pérdidas. 
En cambio, sus víctimas no han recuperado el trabajo ni su nivel de ingresos. 
El autor de este libro recuerda cómo los primeros programas económicos de Francia después de la segunda guerra mundial incluían la nacionalización de la banca, aunque después, en épocas de bonanza, se fue rectificando. 
En cambio ahora, la culpabilidad del sector financiero en esta gran crisis no sólo no ha conducido a ello; ni siquiera se ha planteado la supresión de mecanismos y operaciones de alto riesgo. 
No se eliminan los paraísos fiscales ni se acometen reformas importantes del sistema. 
Los financieros apenas han soportado las consecuencias de sus desafueros. 
Es decir, el dinero y sus dueños tienen más poder que los gobiernos. 
Como dice Hessel, “el poder del dinero nunca había sido tan grande, insolente, egoísta con todos, desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado. 
Los bancos, privatizados, se preocupan en primer lugar de sus dividendos, y de los altísimos sueldos de sus dirigentes, pero no del interés general”
¡INDIGNAOS!, les dice Hessel a los jóvenes, porque de la indignación nace la voluntad de compromiso con la historia. 
De la indignación nació la Resistencia contra el nazismo y de la indignación tiene que salir hoy la resistencia contra la dictadura de los mercados. Debemos resistirnos a que la carrera por el dinero domine nuestras vidas. 
Hessel reconoce que para un joven de su época indignarse y resistirse fue más claro, aunque no más fácil, porque la invasión del país por tropas fascistas es más evidente que la dictadura del entramado financiero internacional. 
El nazismo fue vencido por la indignación de muchos, pero el peligro totalitario en sus múltiples variantes no ha desaparecido. 
Ni en aspectos tan burdos como los campos de concentración (Guantánamo, Abu Ghraib), muros, vallas, ataques preventivos y “lucha contra el terrorismo” en lugares geoestratégicos, ni en otros mucho más sofisticados y tecnificados como la mal llamada globalización financiera.
¡INDIGNAOS!, repite Hessel a los jóvenes. 
Les recuerda los logros de la segunda mitad del siglo XX en el terreno de los derechos humanos, la implantación de la Seguridad Social, los avances del estado de bienestar, al tiempo que les señala los actuales retrocesos. 
Los brutales atentados del 11S en Nueva York y las desastrosas acciones emprendidas porEstados Unidos como respuesta a los mismos, están marcando el camino inverso. 
Un camino que en la primera década de este siglo XXI se está recorriendo a una velocidad alarmante. 
De ahí la alerta de Hessel a los jóvenes. 
Con su grito les está diciendo: “Chicos, cuidado, hemos luchado por conseguir lo que tenéis, ahora os toca a vosotros defenderlo, mantenerlo y mejorarlo; no permitáis que os lo arrebaten”.
¡INDIGNAOS! Luchad, para salvar los logros democráticos basados en valores éticos, de justicia y libertad prometidos tras la dolorosa lección de la segunda guerra mundial. 
Para distinguir entre opinión pública y opinión mediática, para no sucumbir al engaño propagandístico. “Los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente”, señala Hessel. 
Y yo añado: ¿quién es la gente pudiente? Los que se han apoderado de lo que es de todos. 
Y como es de todos, es nuestro derecho y nuestro deber recuperarlo al servicio de nuestra libertad.
No siempre es fácil saber quién manda en realidad, ni cómo defendernos del atropello. 
Ahora no se trata de empuñar las armas contra el invasor ni de hacer descarrilar un tren. 
El terrorismo no es la vía adecuada contra el totalitarismo actual, más sofisticado que el de los bombarderos nazis. 
Hoy se trata de no sucumbir bajo el huracán destructor del “siempre más”, del consumismo voraz y de la distracción mediática mientras nos aplican los recortes.
¡INDIGNAOS!, sin violencia. 
Hessel nos incita a la insurrección pacífica evocando figuras como Mandela o Martin Luther King
Yo añadiría el ejemplo de Gandhi, asesinado precisamente en 1948, año de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de cuya redacción fue partícipe el propio Hessel. 
Como cantara Raimon contra la dictadura: 
Digamos NO. Negaos. Actuad. 
Para empezar, ¡INDIGNAOS!

“Deberíamos indignarnos mil veces más y decirles no”
José Luis Sampedro (vídeo)