#25A Estrategia y táctica

Estrategia y táctica

Esta zona del blog está en proceso de construcción permanente. Iremos completándola con más información a medida que se vaya acercando la fecha de la acción, por tanto es conveniente que quienes tengáis pensado participar en la misma os paséis de vez en cuando por aquí.
Si tenéis propuestas o información que consideréis importante en relación con los aspectos estratégicos, tácticos y logísticos, podéis enviarla a la siguiente dirección de correo: info.plataformaenpie@riseup.net.

Leemos y analizamos con detalle todo lo que nos enviáis.

Antes de entrar en materia es conveniente recordar que más allá de lo que puedan difamar los medios, o la impresión inicial que pueda dar la contundencia en el mensaje de la plataforma, esta es una convocatoria abierta e inclusiva, cuyo carácter original por supuesto es pacífico, como lo es la naturaleza del pueblo. 
No debería haber ninguna razón para que no lo sea, pero advertimos que no estamos dispuestos a tolerar agresiones en el legítimo ejercicio de la defensa de nuestros derechos fundamentales, por lo que en ella se anima a ejercer la legítima defensa cuando sea necesario, y a respetar las distintas formas de lucha empleadas para este fin (siempre que no se atente contra la vida de personas, y que las acciones se justifiquen como acción defensiva o política y no sean gratuitas). 
En este sentido, es fundamental que cada persona encuentre su lugar en función de sus ideas y sus circunstancias personales, sin coartar la libertad del otro. 
Debemos encontrar la forma de converger teniendo en cuenta que dentro de este escenario social que estamos viviendo, hay diferentes sensibilidades, y cada persona está atravesando una situación concreta que le lleva a definirse en la lucha de un modo determinado. 
Acostumbramos a dar por hecho que las personas que emplean formas de lucha más activa que la nuestra, lo hacen por rabia e ignorancia, cuando, sin embargo, la mayoría de estas personas lo hacen tras haber tomado dicha decisión de forma consciente, y muchas veces tras haber empleado el resto de medios a su alcance para hacerse oír. 
Nadie se defiende con uñas y dientes, contradiciendo la educación implantada por el sistema durante generaciones, mientras considera que puede evitarlo… No obstante, esto no debe ser razón para que nadie se autoexcluya de la convocatoria. 
Cada persona actúa con libertad, respetando la libertad del resto de personas, y teniendo siempre en consideración las consecuencias que pueden tener nuestros actos sobre el resto de manifestantes.
En todo caso, nuestra intención como convocantes no es hacer de pastores de rebaño, dirigiendo e imponiendo una forma de actuación, sino al contrario, promover la libre expresión del pueblo a través de la autoorganización, ya sea de colectivos ya formados o de pequeños grupos de afinidad y confianza, que siendo totalmente autónomos deciden sumarse, haciendo suya la acción y organizándose para colaborar en aquellos aspectos para los que tengan más capacidad o motivación. 
Únicamente pedimos que se respeten las bases de la convocatoria, que se tengan en cuenta las consecuencias que puede tener cada decisión para el resto de manifestantes, y por supuesto que toda idea que se realice ese día se mantenga dentro del margen del respeto por los derechos humanos fundamentales.
ASPECTOS ESTRATÉGICOS
La fecha:
Se ha elegido esa fecha teniendo en consideración varias cuestiones:
– El hecho de que la movilización sea un día de pleno parlamentario. No tiene ningún sentido asediar un Congreso vacío.
– Contar con tiempo suficiente, desde el momento en el que se hace pública la convocatoria hasta el día de la acción, para que las personas y colectivos que quieran participar se puedan organizar, y al mismo tiempo que no sea un periodo demasiado largo que desfonde y desanime.
– Otros aspectos como la climatología, pues es un momento en el que no suele hacer demasiado frío ni demasiado calor, lo que hace más fácil la resistencia, y el que no coincida con exámenes de universidad o vacaciones, para que podamos congregar al mayor número de personas posibles.
El 25A en principio cumple estas tres características.

Hora de inicio de convocatoria:
La información relativa a la hora de inicio se dará días antes de la fecha, por lo que pedimos máxima atención y difusión de nuestros canales de comunicación para que la información de última hora llegue a toda la gente interesada en ir.
Notificación de la acción:
Tal y como queda claro en el llamamiento, la acción del 25A no será notificada a ninguna institución oficial. Las razones son:
– No cumplimos las reglas que nos impone un régimen al que pretendemos derrocar, no tiene sentido informar respecto a dónde, cómo y a qué hora es legítimo defender nuestros derechos. Sería una incoherencia.
– Notificar una acción obliga a que una persona dé su nombre y DNI, y se le hace responsable a esa persona de todo lo que pase ese día durante el desarrollo de la acción, lo cual no es sino un chantaje, para coartar la voluntad popular bajo la presión moral de no cargar con consecuencias a una persona determinada, que se ha prestado a poner su DNI en la notificación de la acción.
– Al mismo tiempo, cuando alguien notifica la concentración o manifestación, el Gobierno se autoarroga el derecho a autorizarla o no, bajo todo tipo de excusas, lo que convierte la notificación en un acto no solo de notificar, si no de pedir permiso, que si luego se desobedece, da la excusa perfecta para un desalojo violento una vez cumplido el horario permitido de concentración.
En todo caso, dado que de lo que se trataría oficialmente sería de notificar la concentración para que la Delegación del Gobierno pudiera tomar medidas como cortes de tráfico y demás, damos por comunicada la acción por estar sobradamente difundida a través de nuestros canales de difusión, los cuales nos consta, son seguidos atentamente por el Ministerio del Interior.
Y sabiendo que nos siguen con atención y leen todos nuestros comunicados, aprovechamos para decirles desde aquí que renunciamos al derecho de que, velando por nuestra seguridad, corten el tráfico e infiltren policía violenta entre nosotros, bajo la excusa de protegernos, para finalmente agredirnos.
Toda persona que asista al 25A debe asumir los riesgos derivados de la no-notificación, pues si bien el gobierno nunca debería reprimir al pueblo cuando este defiende sus derechos fundamentales, el gobierno puede usar la no-notificación como excusa para una represión violenta, aunque no nos engañemos, el gobierno reprime bajo cualquier excusa, como ha quedado patente en la reciente movilización del 23F, totalmente controlada y notificada, tras la cual hubo una represión policial violenta e indiscriminada.
El rodeo como estrategia:
Este punto es fundamental, pues se trata de poner las cosas lo más difícil posible a los cuerpos de seguridad. 
Para ellos es muy fácil controlar una manifestación al uso, pues solo tienen que controlar la cabecera y la cola, quedando los manifestantes bloqueados en medio, pero se les complican mucho las cosas si tienen que cubrir un perímetro tan amplio y circular, además de que en esta situación, los rodeados y bloqueados son ellos, con la sensación no solo psicológica sino también real de vulnerabilidad que ello comporta. 
Es importante cubrir especialmente las entradas de acceso al Congreso. 
Según donde sitúen el cordón de seguridad, estos puntos también serán los más conflictivos, y por tanto donde se debe situar la gente que se sienta más preparada para defenderse en caso de violencia policial. 
Días antes de la fecha se darán unos puntos de partida desde los cuales acercarse a rodear el perímetro del Congreso, e información sobre las vías de acceso. 
Para que el rodeo sea posible es imprescindible que se congregue una masa de gente muy numerosa, ya que de otro modo, la acción de asedio no es viable.
Es importante considerar que una masa enfurecida asediándoles mediante la estrategia de rodeo, es una estrategia más efectiva que unas pocas personas entrando dentro, o realizando otras acciones agresivas que pudieran ser peligrosas para quienes las realicen o para terceros.
La cantidad como estrategia:
Tal y como está planteada está acción, solo podrá salir adelante si es masiva, por lo que parte del compromiso de las personas que desean que se pueda llevar a cabo comienza con hacer un esfuerzo en dar la máxima difusión al evento.
Es muy probable que el proceso previo sea muy diferente a cuando en su momento se preparó el 25S, que en un principio generó mucho rechazo en las redes sociales, lo cual encendió una fuerte polémica que obligó a los mass media a hacerse eco de la noticia. 
En esta ocasión, ya no hay el rechazo inicial ni por tanto la polémica, y los actores más institucionalizados y acomodados dentro del panorama político y social tratarán por todos los medios que la acción no consiga arrancar, y la estrategia que emplearán será la del vacío y el silencio. 
Es fundamental el apoyo de los colectivos y movimientos sociales, pero estos seguramente están a la expectativa de ver “si los demás apoyan”, y esperarán a última hora, por tanto es necesario ejercer cierta presión por parte de la gente interesada en la acción sobre los colectivos en los que participan, para que estos den un paso adelante, apoyen y difundan públicamente el 25A.
El mayor enemigo a la hora de conseguir que asista la cantidad suficiente de gente sin duda será el miedo, pues el miedo es irracional ante aquellas propuestas que potencialmente podrían traer el cambio, pero el miedo se supera recordando que estamos en una situación límite y que ésta no va a ceder por sí sola, que el cambio es posible pero que tenemos que hacerlo, que no va a venir solo y que cuantas más personas vayamos más segura es la convocatoria para todas.
Esperamos que pese a todos los obstáculos se genere la suficiente fuerza como para poder llevar esto adelante, e insistimos en que se haga un esfuerzo máximo en la medida que cada persona pueda para difundir y animar a nuestra gente a asistir. 
En este enlace
tenéis algunas propuestas de difusión.
Desconvocatoria:
Advertimos que una vez iniciada la acción ésta no será desconvocada por la Plataforma ¡En Pie!, se dejará que sea el pueblo quien decida hasta dónde llega, y si está dispuesto a resistir o decide retirarse. 
Recordemos que la acción está planteada con carácter indefinido, hasta la consecución de los objetivos.

No obstante, a continuación haremos algunas matizaciones y propuestas de continuidad considerando diversos escenarios, en caso de que se haga inviable resistir en el perímetro de la convocatoria.

El carácter indefinido:
Este es sin duda uno de los puntos más conflictivos de la planificación de la acción, pues está sujeto a los diferentes escenarios que se puedan producir, como por ejemplo si los manifestantes permiten o no la salida a los diputados, actitud, fuerza y determinación de las personas allí congregadas, cantidad de gente… 
Por ello es difícil tomar un camino predefinido y que este se acomode a la visión de cada persona. Aun así, dentro de todas las variables tratamos de valorar todas las posibilidades, y acertar con la mejor estrategia en cada una de ellas.
En un principio, el primer objetivo sería resistir desde el jueves hasta el fin de semana, lo cual no será fácil. Como primera premisa, trataremos de no perder terreno o incluso aprovechar el momento de carga de los antidisturbios para avanzar, pues es cuando más se separan los unos de los otros, y más vulnerable es su formación. 
No obstante, hemos de prever la posibilidad de reagrupaciones durante este primer reto, en caso de que, pese a la resistencia, la policía lograra desalojarnos. Si así fuera, permaneceremos en las inmediaciones haciendo acopio de fuerzas, reorganizándonos para reagruparnos y continuar el asedio.
No se plantea una acampada frente al congreso pues se considera inviable, además de poco operativa. 
El perímetro de rodeo del Congreso es una zona de resistencia donde hay que estar activos y preparados para movilizarnos y actuar en cualquier momento, un campamento sería muy fácil de desalojar bajo la presión del destrozo de nuestros bienes personales y bajo la actitud de descanso que genera, por lo que la gente que se desplaza desde fuera de Madrid tendrá que organizarse para dormir en otro lugar, a menos claro que la gente allí congregada decidiera ocupar como área de descanso alguno de los hoteles de lujo que rodean el perímetro del Congreso, pero hasta el momento no tenemos noticias de que ningún grupo esté planteando esa acción secundaria, por lo que la estrategia más adecuada para el asedio indefinido sería la del relevo, en turnos de 6 u 8 horas. 
Es decir, una primera masa de gente llegaría a la hora de la convocatoria, y cada 8 horas algunas personas se marcharían a descansar, llegando otros compañeros “frescos” a ocupar su lugar. 
Si logramos resistir hasta el viernes por la tarde, es posible que el fin de semana asista mucha más gente, y logremos llevar a cabo con éxito el primer tramo del asedio.
Durante el fin de semana, en caso de que haya fuerza suficiente para seguir y que no se hayan cumplido los objetivos, se pueden dar principalmente dos escenarios posibles:
Uno sería en el que se haya conseguido resistir y la gente haya decidido no dejar paso de salida a los diputados, con lo cual tendría todo el sentido permanecer asediando el Congreso, y subir la presión para la consecución de los objetivos.
El siguiente escenario sería que los diputados sí hayan conseguido salir. En este caso, nuestra propuesta sería un cambio de estrategia que consistiría en descentralizar la acción, estableciendo un horario de lucha diario durante el cual se realizarían acciones secundarias de desobediencia de distinta índole, y una acción principal de escrache masivo a diputados. 
Los detalles de esta acción se facilitarán en su momento. 
En todo caso, el objetivo sería ejercer la máxima presión y dificultar la gobernabilidad del país generando el mínimo desgaste, por eso es preferible establecer un horario de lucha.
Comunicación antes y durante la acción:
Es importante que todo quede claro antes de la acción y que tengamos la madurez de funcionar como una inteligencia colectiva, pues es probable que haya que ir tomando decisiones sobre la marcha de forma colectiva, y puede darse el caso en el que por diversas razones no podamos comunicarnos adecuadamente. 
Tengamos en cuenta que pueden surgir problemas como detenciones preventivas, previas a la acción, de miembros de ¡En Pie!, censura de herramientas de difusión de la plataforma, bloqueo por inhibidores de frecuencia durante la propia acción que imposibiliten la comunicación, etc. 
Por ello pedimos que la información publicada respecto a los aspectos estratégicos, tácticos y logísticos se replique en la mayor cantidad posible de páginas, de tal modo que en caso de censura de nuestros canales de difusión, la información siga accesible para la gente interesada en asistir, pues las circunstancias anteriormente descritas en ningún caso deber ser un freno para el desarrollo del Asedio.
Advertimos que durante la acción, aunque estaremos presentes como unos grupos de afinidad más, nadie de la plataforma hablará ni dará ningún comunicado por megáfono, nos comunicaremos a través de nuestros canales de difusión habituales, por lo que si alguien lo hiciese en nuestro nombre, sería una suplantación.
También hay que tener en cuenta que todo lo que se dice desde la Plataforma es leído al mismo tiempo, si no antes, por las fuerzas de seguridad, por lo que aunque nos gustaría dar pautas y un plan táctico muy concreto, estamos limitados para ello, pues no es posible hacerlo sin que el gobierno y sus fuerzas de seguridad se enteren. 
Por esta razón, es imprescindible que la gente interesada en la acción sepa leer entre líneas y funcionar por iniciativa propia, con responsabilidad y autonomía, sin esperar más guía de la que desde aquí se puede dar. Si hay algo que queráis hacernos saber de una forma privada podéis usar este correo electrónico: info.plataformaenpie@riseup.net
Acciones secundarias:
Las acciones secundarias se proponen como acciones de desobediencia civil de diversa índole, que suceden paralelamente a la acción de asedio al Congreso y que tienen como función la dispersión de las fuerzas represoras del régimen, así como el apoyo explícito a la acción principal en el Congreso. 
Estas acciones pueden realizarse en Madrid, o en cualquier parte del Estado, por lo que animamos a quienes les sea irremediablemente imposible viajar a Madrid para la organización de este tipo de acciones, a realizarlas en su capital de provincia o núcleo de población más cercano. 
Esta parte de la propuesta es fundamental para conseguir un estado de ingobernabilidad que desestabilice al poder, y han de ser ideadas y organizadas por colectivos o grupos de afinidad. Recordad que la atención de las fuerzas de seguridad estará centrada en el Congreso, por lo que podéis hacer casi lo que queráis. 
Si queréis hacernos saber la acción que vais a realizar enviádnosla a la dirección de email enlazada anteriormente, pues según la naturaleza de la acción que vayáis a realizar, no es conveniente que la hagáis pública en las redes sociales.
Algunos tipos de acciones secundarias son:
Cortes de carreteras, vías o accesos a la ciudad importantes.
Inhabilitación de cajeros automáticos.
Encierros.
Ocupaciones de inmuebles propiedad de la banca para vivienda.
“Asedios” de otros edificios relevantes durante su actividad (no vacíos).
Cortes de luz provocados en sitios estratégicos (gubernamentales, medios de comunicación, hoteles de lujo, etc). Por supuesto obviamos lugares sensibles como hospitales, residencias de ancianos, etc.
Escrache (presión a personas concretas).
Inhabilitación de cámaras de vigilancia.
Expropiaciones de alimentos y otros bienes necesarios en multinacionales.
Decorar cristaleras de bancos y multinacionales con pintura, alquitrán, ácido…
Hay muchísimas más cosas que se pueden hacer, ¡imaginación al poder!
Finalmente, queremos hacer hincapié en que no estamos a favor de ninguna acción que afecte a pequeñas empresas o bienes de trabajadores. 
Así mismo, tampoco estamos a favor de huelgas de hambre o acciones que supongan un daño para quienes las llevan a cabo. Ya nos hace sufrir bastante el sistema, como para que le hagamos el trabajo sucio y nos autocastiguemos.
Retirada de fondos masiva:
A parte de estas acciones de desobediencia y otras que se os puedan ocurrir, desde la Plataforma ¡En Pie! proponemos que, con el fin de generar la mayor desestabilización posible al régimen, el día 25 de Abril se realice una retirada de fondos masiva
Esto es algo que puede hacer todo el mundo en toda España, independientemente de que pueda asistir a la acción o no.
CUESTIONES TÁCTICAS
Dada la naturaleza de la convocatoria, es conveniente disponer de cierta información táctica que puede ser de ayuda en las diversas situaciones que se puedan presentar durante el desarrollo de la acción. NO PRETENDEMOS CON ESTO ALARMAR A NADIE, es posible que algunas de estas situaciones ni siquiera se lleguen a presentar, pero intentamos tener en cuenta todos los escenarios posibles. 
Al mismo tiempo, muchas cuestiones afectan solamente a las personas más combativas que quieran estar en primera línea, y no afectan a quienes quieren formar parte de la masa como apoyo a las reivindicaciones, que pueden asistir perfectamente sin vivir muchas de las situaciones que se plantean aquí.
Por otro lado recordemos una vez más que hay un lugar para cada persona, simplemente tenemos que conciliar las posturas más combativas con las más pasivas y respetarnos en nuestra opción de lucha apoyándonos cuando sea necesario, comprendiendo que todo el mundo es importante y necesario.
En todo caso, lo importante es disponer de la máxima información posible, pues la información nos protege, así como no dejarnos condicionar por el miedo.
Esta vez debemos tener todo previsto.
Las ideas que se presentan a continuación están basadas en información que circula libre por la red, y son solo propuestas sobre las cuales cada persona debe decidir si son acordes con su idiosincrasia y su sentido ético o no, y por supuesto, ser plenamente responsable de sus actos y las consecuencias que estos pueden tener para otras personas. 
Por nuestra parte, las planteamos únicamente para usar como táctica defensiva ante los ataques de las fuerzas de seguridad del régimen, si los hubiera, en el ejercicio de la legítima defensa*, en cuyo caso consideramos que lo primero es la defensa de las personas, por encima de las cosas y sobre cualquier norma o ley. No apoyamos su uso de forma gratuita, y nos posicionamos en contra de ataques a pequeños comercios o bienes de las personas comunes.
Además de estudiar los aspectos tácticos, es muy importante que después de leer esta sección os paséis por el apartado de información legal para que estéis al corriente de las implicaciones legales que pueden comportar alguna de las ideas que aquí se presentan.
*Legítima defensa:
Se entiende por legítima defensa o defensa propia la acción por la cual una o más personas repelen la agresión de otra u otras de tal suerte que causan un daño, en principio, castigado por las normas penales, pero que en este caso se considera eximente de la falta o delito. 
También podría definirse como acción justificada que ejerce un individuo con el propósito de proteger su persona ante la amenaza de una agresión inminente, en este caso defensa personal. 
La legítima defensa puede ser propia o ajena. Se exige una defensa proporcional, es decir, bastante y suficiente para repeler la agresión.
PREPARACIÓN
Días previos a la acción: 
Bien, el primer paso para una acción de este tipo es la planificación. De hecho, la acción comienza unos días antes, cuando nos empezamos a preparar para la misma. Si nos desplazamos desde fuera de Madrid esta parte será más compleja, pues hemos de decidir cómo vamos a viajar. 
Obviamente, la preparación se debe hacer en función de la actitud y opción de resistencia de cada participante. En esta parte, previa a la acción, es bueno por un lado hacer una previsión de las cosas que necesitaremos llevar, intentando minimizar la carga, y elegir a las personas con las que se vaya a ir.
El viaje: 
Si decidís viajar en autobús debéis de tener en cuenta que la policía seguramente se infiltrará en los grupos que organizan el viaje para obtener información, y una vez estéis viajando entrarán en el autobús para hacer registro e identificación. 
Lo hacen con afán intimidatorio y pueden requisar objetos personales, (recordad que legalmente el autobús es un espacio que no está protegido por el derecho a la intimidad). 
Las formas más aconsejables para viajar son: compartiendo coche privado, en transporte público, tren, bus… 
Todos estos hacen mucho más difícil la “tarea” intimidatoria de la policía. No obstante, incluso en estos casos, debéis tener en cuenta que es probable que, al igual que pasó el 25S, la policía realice controles en las entradas a Madrid, con el consiguiente registro.
Las cosas a llevar durante la acción: 
Es importante ir con ropa y calzado lo más cómodos posibles, que sea transpirable, por si acaso utilizan gases (recordad como neutralizar un gas), tener la máxima movilidad, y llevar ropa que abrigue lo suficiente como para poder pasar la noche. 
También es conveniente que las personas que tienen el pelo largo lo lleven recogido y llevar una mochila con todo lo que vayamos a necesitar, para resistir en el perímetro de rodeo. 
Aquí tenéis una lista con algunas cosas básicas que no deben faltar, a la que tendréis que añadir, si es necesario, los objetos que requiera vuestra opción defensiva concreta.
Lista de elementos básicos:
– Botella de agua.
– Frutos secos y/u otros alimentos ligeros de peso.
– Botella pequeña de vinagre para empapar los pañuelos que usemos en caso de gas lacrimógeno.
– Botella de spray (lavadla antes de usarla), llena al 50% con agua y Álmax (u otro antiácido similar).
– Gafas para proteger los ojos (si son tipo natación o similar, mejor).
– Evitar llevar lentillas si es posible (el gas lacrimógeno se adhiere a ellas).
– Protecciones básicas que no interrumpan el movimiento (casco, rodilleras, coderas, etc).
– Spray de nata o pintura, huevos, o cualquier elemento que sirva para manchar las viseras y dificultar la visibilidad a los antidisturbios cuando intenten detener a algun@ compañer@, intentando priorizar los elementos más “cotidianos” para evitar que te los requisen si te registran.
Recordad que debéis llevar escrito en un lugar accesible los datos de los abogados que nos asistirán durante lo que dure la acción, para que os atiendan en caso de que os detengan.
Configurar el grupo de afinidad con el que voy a ir: Este punto es fundamental. 
En esta convocatoria promovemos la solidaridad y la protección entre manifestantes, y proponemos que se vaya en pequeños grupos de afinidad y confianza, de entre 4 y 8 personas, que se comprometan a defenderse unas a otras. 
Lo ideal es tener definido con antelación el grupo de personas con quienes se va a ir, y preparar la acción conjuntamente.
EL DÍA DE LA ACCIÓN
La entrada y salida al perímetro de la convocatoria:
Es posible que algunas entradas de metro estén cortadas por lo que es necesario tener prevista una forma de desplazarse que no dependa exclusivamente de este medio de transporte.
Las zonas cercanas al perímetro del Congreso son puntos delicados en cuanto a que suele ser donde la policía aprovecha para hacer identificaciones masivas, con las consecuentes multas masivas, así como registros a las mochilas, que sería cuando podrían incautar objetos de los que se llevan a la acción, o incluso realizar detenciones en base a estos. 
La salida de las manifestaciones suele ser un momento en el que la policía aprovecha para “desfogar” y abusar de la fuerza, persiguen a manifestantes y se ensañan, por lo que en estos momentos es importantísimo el grupo de confianza que puede tratar de evitar la agresión y la detención, y servir como testigo de los hechos, así como recoger documentos gráficos de los mismos.
Para evitar las multas masivas nos sumamos a las campañas que se están promoviendo de no identificación.
Campaña de no identificación 
(el DNI se queda en casa)
Dado que una de las tácticas disuasorias que emplea el gobierno para que la gente desista de movilizarse son las multas masivas, la propuesta es que ese día vayamos sin ninguna tarjeta identificadora. 
En este caso, si quieren identificarnos tendrán que detenernos y llevarnos a la comisaría más cercana, cosa que solo pueden hacer con algunas personas y no masivamente como las identificaciones en la calle. 
En el caso de que finalmente se multe a las personas detenidas, se abriría una caja de resistencia para los gastos derivados de la detención. De este modo, evitaríamos la recaudación masiva por parte del gobierno.
Si decides sumarte a esta campaña y venir sin identificación te aconsejamos que en tu móvil pongas como primer contacto el nombre de la persona a quien quieres que llamen si te pasa algo, precedido de “Aa” (avisar a…). 
Cada miembro del grupo de confianza debe tener una lista con el contacto de un familiar directo de cada uno de los componentes del grupo.
DURANTE LA ACCIÓN:
La actitud – Sentados versus ¡En Pie!:
Por supuesto, cada persona es totalmente libre de elegir qué actitud quiere transmitir al poder, pero por nuestra parte, como convocantes, no somos partidarios de las sentadas como táctica, al contrario, promovemos una actitud, aunque pacífica, lo más activa posible, ya que las sentadas dan sensación de desprotección y pasividad. 
No buscamos que den la vuelta al mundo fotos de la policía pegando a gente sentada indefensa, no hacemos apología del victimismo. 
Defendemos la idea de un pueblo ¡En Pie!, defendiendo sus derechos.
Zonas calientes y templadas:
Dentro del espacio de asedio hay zonas que, por su ubicación, son potencialmente más peligrosas que otras para los manifestantes. Cada persona debe decidir cuál es el lugar que más se adecúa a sus circunstancias y a su forma de lucha. 
La gente más combativa o con más capacidad defensiva debe situarse en las zonas calientes, y la gente que opte por la resistencia pasiva o que por edad o condición no puedan estar en primera línea, deben permanecer en las zonas templadas, en las cuales no debería haber grandes problemas. S
on consideradas zonas calientes las más próximas al cordón policial y las zonas de acceso al congreso por las que pueden entrar y salir diputados. 
Las zonas templadas son las más distantes al cordón de seguridad y las que están en zonas del perímetro de la convocatoria que no son de acceso al Congreso.
Recordamos que esta es una movilización para adultos. El 25A los niños se quedan en casa, y los adultos vamos a defender sus derechos y los nuestros.
Táctica en comunicación y difusión:
La comunicación en esta acción será un factor importante. Debemos intentar estar lo mejor comunicados posible, ya que las fuerzas de seguridad tienen bastante equipo y práctica en ello. 
Una de las formas de conseguirlo es maximizando la capacidad de obtener y difundir información que tengamos cada uno de nosotros. 
La forma de obtenerla es simple: internet. 
Lo mejor es tener un dispositivo 3G (internet móvil) y Wifi, por si algún vecino afín nos abre su red voluntariamente, y utilizar programas de mensajería instantánea como WhatsApp o Spotbros (geoposicional, permite mandar mensajes a los usuarios a 1,5kms a la redonda) 
y redes sociales como Facebook y Twitter (sobre todo este último). 
Tratemos de transmitir los hechos de los que seamos testigos de la forma más concreta posible, dirección exacta, etc., para que en todo momento sepamos lo que está pasando en las distintas zonas (empiezan a efectuarse cargas en tal o cual sitio, se necesita apoyo para resistir en tal otro, etc). 
Cuando se difunda una información importante debemos replicarla. Podemos hacerlo de dos formas: tanto virtualmente, por los mismos medios que hemos utilizado para obtenerla, reenviando el mensaje por nuestras aplicaciones y redes sociales (esto también pueden hacerlo las personas que por la razón que sea no pueden asistir y quieren colaborar desde sus casas); como físicamente, utilizando por ejemplo un megáfono. 
Por esta razón, aconsejamos que todo el que pueda estar pendiente de su móvil para recibir noticias e información relevante, lleve consigo un megáfono para compartir dicha información con todos los asistentes cercanos.
Dicho esto, debemos tener en cuenta las trabas que nos pondrán las fuerzas de seguridad para llevar a cabo esta parte de nuestra labor. Es frecuente la utilización por su parte de inhibidores de frecuencia, que anulan la capacidad de comunicación 3G de cualquier aparato en su radio de acción. 
Aunque estamos haciendo algunas averiguaciones, hasta el momento, desconocemos si es posible que estos inhibidores también emitan en la banda de frecuencias utilizada por las llamadas telefónicas habituales, o por las conexiones Wifi, pero se han dado casos en los que los teléfonos se quedan totalmente sin red de ningún tipo, por lo que os recomendamos que estéis atentos para no quedaros incomunicados. 
Según la información que tenemos, estos inhibidores suelen estar colocados dentro de furgonas policiales, y también existen modalidades direccionales (pueden estar situados en la azotea de un edificio y apuntar hacia el centro de la multitud para anular la señal en ese área). 
En estos casos, lo único que podemos aconsejar para evitar su influencia es alejarse de las furgonas cercanas, o de las zonas en las que se perciba inhibida la señal, para comunicarse u obtener información, y volver a la zona inicial para difundirla, aunque como decimos estamos haciendo averiguaciones en este sentido, y llegado el caso informaríamos de otras opciones si las hubiera.
Para poder difundir la verdad de lo que está pasando, y tener pruebas de los abusos policiales si los hubiera, es importante dejar registrado mediante video, audio o imagen todo lo que pasa durante el asedio, y sacarlo a las redes sociales lo antes posible, para llegado el caso usarlos por la vía legal. 
Por esta razón, es bueno que enviemos el contenido multimedia fuera del dispositivo cuanto antes, ya sea hacia nuestras redes sociales directamente, o hacia alguna persona de confianza, lo que nos resulte más rápido. Así evitamos perder el contenido si nuestro dispositivo es dañado o requisado. 
No obstante, priorizaremos siempre la defensa de los compañeros y compañeras sobre el registro de imágenes. No es útil obtener una “imagen bomba” en la que personas inocentes son apaleadas, si a esas personas inocentes les han abierto la cabeza, pudiendo haberse evitado.
Grupo de afinidad y confianza:
Debemos saber que, al igual que la policía, somos más débiles cuando estamos separados de nuestro grupo de afinidad (gda). Por esta razón, debemos estar siempre cerca de nuestro gda, y en situaciones difíciles no debemos alejarnos más de medio metro del compañero más cercano de nuestro grupo. 
Las fuerzas represoras aprovecharán cualquier momento en el que estés demasiado lejos de tus compañeros como para que puedan ayudarte, para agarrarte y llevarte lo más rápido que puedan detrás de sus filas, cerrando el hueco entre ellas e impidiendo cualquier reacción por parte de tu gda.
Infiltrados policiales:
Como sabemos, el gobierno infiltra policías en las manifestaciones bajo la excusa de proteger a los manifestantes, pero con la finalidad oculta de reventar las manifestaciones. 
Los infiltrados suelen buscar meterse en los grupos más activos para, utilizando la violencia indiscriminada, desprestigiar las acciones políticas de estos grupos. 
Por ejemplo, un activista político jamás dañaría el cristal de una tienda pequeña o el coche de un trabajador, pues sus acciones son de denuncia y atacarían siempre intereses de multinacionales, bancos, etc. 
También suelen iniciar altercados para generar una “salida de presión” en las manifestaciones. Pueden formar sus propios grupos de afinidad o ir en parejas. Es seguro que habrá muchos infiltrados el 25A, debemos prestar atención e identificarlos, y avisar a la gente de alrededor que hemos pillado a un infiltrado. 
Pero ojo, sin caer en el alarmismo. No todo el mundo que va al gimnasio o que se pone una capucha es un infiltrado policial, así que asegurémonos bien antes de delatar a uno/a de los nuestros (por esta razón es importante ir con conocidos). 
Hay algunos detalles que ayudan a identificarlos, como por ejemplo el uso de pinganillo y/o porras extensibles plegadas, o la comunicación discreta con policías de uniforme.
Hay que tener en cuenta que también se suelen infiltrar en las asambleas y reuniones previas organizativas, así que tened cuidado al comentar cosas sensibles si no es en un entorno de máxima confianza.
Cordones de seguridad:
Pedimos que NO se emplee en esta ocasión la táctica de crear un cordón humano de protección para los manifestantes como el que se hizo el pasado 23F, pues aunque es verdad que con él se protege a los manifestantes, de algún modo también protege a la policía, ya que coarta y frena a los manifestantes a la hora de expresarse, como en el caso de que la masa de asistentes decidiera sobrepasar el cordón policial para acercarse más al Congreso. 
Así mismo, también puede inhibir al resto de manifestantes en caso de legítima defensa si las fuerzas de seguridad inician una carga o represión, ya que tendrían miedo a dañar a las personas que hacen el cordón humano, que van mucho más desprotegidos que quienes conforman el cordón policial.
Como alternativa al cordón defensivo, para aquellas personas que por su profesión o condición física se vean más preparados y quieran trabajar para defender a otras personas, proponemos que se coordinen en grupos de “patrullas defensivas” que circulen entre los manifestantes, especializándose en defenderles de las agresiones policiales o rescatarles cuando se les está deteniendo.
Grupos solidarios:
Proponemos la creación de grupos solidarios especializados en tareas como:
– Defender a los manifestantes tanto en las cargas como en las detenciones durante la manifestación. Son muy importantes las zonas de salida del perímetro, que es donde muchas veces la policía se ensaña.
– Inhabilitar cámaras de vigilancia.
– Neutralizar furgones policiales en el caso de que se utilizaran para atacar a los asistentes.
– Hay otras muchas cosas que podéis hacer en grupo.
Esto solo afecta a las personas que quieran tener una función más activa dentro de la movilización, es normal que la mayoría de personas no se sientan capacitadas para realizar esta función sin que por ello su presencia deje de ser útil y necesaria.
Encapsulamiento policial:
Es una táctica utilizada con mucha frecuencia por la policía. Consistente en rodear a los manifestantes e irlos pastoreando para acorralarlos. 
Una vez cercados los policías identifican, acosan, molestan, provocan, golpean y/o simplemente dejan pasar el tiempo hasta que los manifestantes se mean encima.
Lo ideal es que conozcamos esta estrategia, y seamos capaces de prevenirla, hay que observar en todo momento la actuación de la policía, cuando un grupo de policías se aproxima creando un cordón circular a un grupo de manifestantes es seguramente porque van a hacer un kettling o encapsulamiento. 
Debemos reaccionar a tiempo, avisar a la gente de alrededor y romper la estrategia policial saliendo del perímetro de encapsulamiento que nos quieren marcar.
En caso de que logren el encapsulamiento, la mejor forma de respuesta vendría del exterior, de la ayuda de los manifestantes que no están encapsulados que rodearían el cordón policial y tratarían de liberar a los manifestantes secuestrados por la policía. 
Por ello debemos atender no solo a que no nos encapsulen sino también a ayudar en caso de que se produzca un encapsulamiento de otros manifestantes.
Cargas policiales:
Cuando un grupo de policías carga contra un grupo de manifestantes (normalmente más numeroso), puede usar varias tácticas:
– Una línea policial se abalanza a golpes sobre los manifestantes desde un solo lado (a veces lo hacen desde varios a la vez para provocar el pánico).
– Si la manifestación es masiva, pueden utilizar varias líneas para “dividir el bloque en partes”.
– Otras veces, simplemente sacuden sus escudos con sus porras mientras avanzan lentamente.
En la mayoría de los casos lo que buscan es la ”dispersión”, es decir, que la gente corra presa del miedo y se disgregue.
Aquí es importante mantener y llamar a la calma a la gente que tengamos a nuestro alrededor. ¿Por qué correr si somos más que ellos? Quizá no sea necesario.
La comunicación y cooperación en esos momentos es muy importante. También se ha de tener en cuenta que los antidisturbios son más lentos que nosotros, por su vestuario y equipamiento.
En general, cuando los policías levantan el arma, tendemos a prepararnos para salir corriendo, y esto es un error, pues nos hace perder terreno y ellos consiguen su objetivo. 
En ese momento hay que mantener la calma, valorar si tenemos capacidad de hacer frente a la carga y en todo caso, retroceder midiendo la necesidad. 
Incluso si lanzaran un bote de gas lacrimógeno habría tiempo para retirarse de forma pausada. Si este último fuera el caso, preparad los trapos con vinagre y retroceded.
Enlace: 
En caso de que las cargas surtan efecto:
En principio, la premisa es resistir a las cargas sin perder terreno, (damos por hecho que en las zonas calientes estarán las personas que se sienten más capaces de hacer frente a esta situación, mientras que el resto de manifestantes estarán en zonas más templadas). 
No obstante, es posible que la presión nos obligue a retroceder lentamente, o hacia una posición más segura tras la que parapetarnos. 
En esta situación, debemos aguantar todo lo posible, y no dar un paso atrás si no es absolutamente necesario, ya que terreno que perdamos, terreno que nos costará recuperar. 
También contamos con que los grupos de defensa más activa y móvil, ejercerán su presión desde el primer momento de las cargas, mientras se mantenga el apoyo del bloque de defensa pasiva, que presumimos será más grande y estará más fuertemente equipado para resistir la posición. 
Volvemos a recordar la necesidad de que las diferentes formas de lucha se respeten y trabajen conjuntamente en la medida de lo posible.
Si finalmente no conseguimos aguantar en la posición, ya sea por agotamiento físico o moral, y nos acaben dispersando, (es decir, en el momento en el que los grupos de afinidad cercanos han tenido que retirarse, y nos encontramos en inferioridad numérica ante los antidisturbios), la forma de actuar dependerá de nuestra forma de lucha. 
Si ejercemos una forma de defensa activa y móvil, podemos mantener la presión lo que nos sea posible, y tras esto, retirarnos hacia otro lugar cercano desde el que seguir presionando (mientras tengamos fuerzas). 
En caso de que nuestra forma de lucha sea defensiva pasiva, o estemos demasiado agotados para continuar, debemos refugiarnos en lugares cercanos, como portales abiertos o locales, que nos permitan pasar desapercibidos y recuperarnos. 
Tras esto, esperamos suficiente tiempo como para que la situación se relaje en las zonas contiguas, y entonces saldremos a buscar otros grupos de afinidad con los que unirnos, para conseguir formar masas lo más numerosas posibles, antes de volver a encaminarnos hacia el punto más cercano de cerco al Congreso.
En caso de detención:
Antes que nada decir que las detenciones de manifestantes que reivindican sus derechos fundamentales en movilizaciones sociales como la que se propone, son un acto de represión política, y que consideramos secuestro a las retenciones de manifestantes efectuadas por agentes del régimen que van sin identificar.
Dicho esto:
– Si un policía retiene a un manifestante con el fin de detenerlo y éste es vulnerable por estar solo o en inferioridad numérica (pequeño grupo aislado de policías), como por ejemplo, cuando un policía intenta adelantarse al resto de sus compañeros para dar “caza” a alguien que está corriendo, o que está ligeramente fuera del alcance del resto de la policía, es su grupo de afinidad quien debe ayudarle para zafarse de la detención. 
Para hacerlo pueden tratar de desequilibrar al antidisturbios por medio de empujones, etc., u obstruyendo la visión de su casco. 
– Puede que dos o más agentes represores detengan a una persona mientras el resto de policías forma un círculo protector con sus escudos. 
Esta técnica es la más difícil de romper, ya que quizá el gda no esté lo suficientemente cerca o no sea lo suficientemente rápido como para evitar que le metan en una “jaula”. 
En este caso, lo más factible es que su gda avise a la gente cercana de que se está produciendo una detención para que algún grupo solitario u otros gda se enteren y os ayuden. 
El mejor momento para el rescate del detenido es cuando lo trasladen hacia la furgona más cercana, ya que es el momento en el que los policías deben romper la formación y estar atentos a sus 360º de visión. 
Se debe aprovechar esta oportunidad, distraerles por el lado que menos se esperen, y si es posible neutralizar la furgona. Así se ganará tiempo para rescatar al detenido, mientras llega otra furgona o se desplazan hacia la siguiente más cercana.
Si a pesar de todas estas medidas consiguen detener al manifestante y llevarlo a comisaría, recomendamos que aplique el protocolo en caso de detención que publicamos aquí
Resistencia pasiva:
Puede que algunas personas, por razones éticas, no quieran ofrecer una respuesta activa ante un ataque policial, o puede que alguien se vea en una situación en la que no se pueda defender y la ayuda no llegue a tiempo, aunque esperamos que esta situación nunca se produzca.
En estos casos, la siguiente información puede ser de ayuda:
– Proteger la cabeza, especialmente la zona de los oídos.
– No cruzar los dedos, es mejor poner mano sobre mano.
– Si hay que tumbarse, hacerlo sobre el lado derecho para proteger el hígado.
Para los partidarios de la resistencia pasiva es aconsejable llevar al menos alguna protección como casco, etc.
Bloque blanco:
Llamaríamos bloque blanco a grupos de personas que se organizan para usar una forma de lucha defensiva-pasiva, en la que la táctica consiste en llevar tanto individualmente como en la unidad que conforman como grupo, las máximas protecciones posibles. 
Por ejemplo, cuerpo cubierto de protecciones de espuma, cascos, escudos… 
Su función sería de “parapeto” para el resto de manifestantes y como freno en las cargas policiales. Su efectividad ha sido cuestionada en alguna ocasión, por tanto, antes de inclinarse por esta opción, aconsejamos estudiar detenidamente su operatividad. 
En todo caso, nos limitamos a informar con el fin de crear una cultura de respeto por la diversidad de opciones en las protestas.
Imagen: 
Bloque negro defensivo:
El bloque negro o black block es una táctica de defensa activa empleada en movilizaciones de este tipo desde hace décadas. 
Los manifestantes que deciden actuar bajo esta forma de lucha se coordinan y acuerdan cómo va a ser su actuación durante la manifestación, los integrantes van vestidos de negro, a veces con capucha. 
De esta forma se señalan para que el resto de manifestantes sepan que son personas que en un momento dado estarán dispuestas a pasar a una forma de defensa activa. 
Ir vestidos de negro también les ayuda a evitar ser identificados por las autoridades, y les sirve para parecer una sola masa unida, promover la solidaridad entre manifestantes y crear una presencia revolucionaria. 
Pueden llevar la cara tapada, lo cual es una opción lícita cuando nos enfrentamos a fuerzas de seguridad que también se tapan la cara y que van sin identificar.
Según algunos activistas que participan en los bloques negros, ellos no utilizan la violencia contra personas; sí lo hacen a veces hacia símbolos del poder político. Atendiendo a esta tesis, la agresión a personas, llegado el caso, se da únicamente como forma de autodefensa, normalmente hacia la policía.
Es factible que el 25A algunas personas decidan emplear esta táctica, por tanto es bueno que todo el mundo esté informado de su función para que nadie se asuste.
Deja actuar al Bloque Negro, si no lo aceptas, vete a otro sitio de la manifestación, recuerda que esta propuesta se basa en el respeto entre manifestantes, hay espacio para todas las personas, pero no interfieras, están ejerciendo su legítimo derecho a defenderse activamente.
Enlace: 
Vídeo: 
Cortes de calles:
Puede que algunos grupos locales decidan cortar algunas calles con el fin de dificultar la actuación policial y proteger la movilización, o para protegerse de un ataque policial. 
También se suele cortar el tráfico en el recorrido de furgones que llevan a detenidos. 
En este sentido es fundamental que en los cortes de calles se garantice el acceso al personal sanitario en caso de que fuera demandada su ayuda desde la zona de concentración.
Vallas:
Es seguro que, al igual que hicieron el 25S, el gobierno ordene la colocación de vallas en un perímetro amplio para impedir que la gente pueda acercarse al Congreso, y también puede que coloquen vallas de tal modo que algunos grupos de manifestantes queden aislados buscando hacer un encapsulamiento, tal y como pasó en alguna zona el 25S. 
En ese caso, quizá la gente decida responder al encapsulamiento retirando las vallas móviles que colocan los agentes de seguridad para fortalecer los cordones policiales, y si es así, la mejor forma de hacerlo, al menos respecto a las vallas de 2 metros unidas una tras otra (ya que suelen colocar una sola fila de ellas), es desenganchando la fila por la parte central, y tirando de las dos secciones que quedan hacia los lados, como de una gran “cortina” en acordeón se tratara. 
De esta forma, no quedarán vallas sueltas en el suelo, con riesgo de accidente en caso de que sea necesario correr por esa zona, y tampoco será necesario moverlas demasiado de su emplazamiento original. 
El caso de las vallas habituales de aproximadamente 1 metro es más complejo, ya que suelen colocarlas en formación de “rejilla de triángulos”, por lo que al tirar de una, se debe cargar con parte del peso de toda la red. Sobre su retirada, no disponemos de ninguna idea que nos parezca definitiva, así que estamos abiertos a sugerencias que incluir en esta sección.
Tácticas policiales más agresivas:
Por supuesto la policía no debería jamás atacar al pueblo al que debe servir cuando este defiende sus derechos fundamentales, por tanto no deberían utilizar ninguna de las tácticas que se explican a continuación, pero es bueno disponer de toda la información posible para saber cómo actuar si llegara el caso.
Cuando la represión policial no da resultado usando las tácticas anteriormente descritas, la policía puede usar tácticas más agresivas, como son:
– Perros y caballos
Para animales, existen silbatos mudos que confunden a los caballos. Suelen usarlo los adiestradores, y sería conveniente comprarlos a través de servicios veterinarios o por internet.
– Gases lacrimógenos:
No usar lentes de contacto, una buena protección son las gafas de natación. Uso de varios trapos no muy grandes ni gruesos, ya que pueden dificultar la respiración. Los trapos deben estar impregnados con vinagre o zumo de limón, o bien una pasta de limón y bicarbonato.
En cuanto se advierta que van a lanzar los gases (los antidisturbios dirigen sus armas hacia arriba) ponerse el trapo preparado, no esperar a que caiga la bomba de gas al suelo.
En cuanto a la ropa, no son convenientes los géneros como la franela o similares, ya que la transpiración fomenta la impregnación del gas. Tampoco llevar parte del cuerpo con la piel al descubierto.
Recogerse el cabello, pues el gas impregna el mismo.
Neutralizar las bombas de gas:
Cubrirlas con un paño grueso, o tierra. Si se cogen, no hacerlo con la mano al descubierto, deben usarse guantes de protección al calor, y si se patea, la dirección de la bola de gas puede ser incierta. En términos generales el resultado final es simbólico más que concreto, ya que el gas continúa expandiéndose y el alcance de la devolución no suele ser más de 50 metros.
Hay que procurar salir hacia una zona de aire fresco. 
Para salir de la zona del gas, no hay que tener pánico, se puede retirar con rapidez, lo peor es dejar que el pánico te atrape o salir corriendo, ya que el aumento de frecuencia respiratoria hace que el gas penetre más en nuestras vías. 
En caso de caída o si valoras que es conveniente según las circunstancias, puedes mantenerte en el suelo, ya que el gas tiende a subir. Nunca refregarse los ojos, y localizar el trapo impregnado de vinagre o limón que se lleva preparado para cubrir la cara. 
En cuanto puedes sal de esa zona hacia un sitio de aire fresco, rocíate en los ojos, nariz y boca con la solución de agua y Álmax, y traga.
Enlace:
Enlace: 
Heridos:
En caso de que haya alguna persona herida, por supuesto, lo primero que hay que hacer es llamar al SAMUR (112). Como prevención, para máxima seguridad de los manifestantes, pedimos además que el personal sanitario, (médicos, enfermeras…) que asista a la convocatoria, se señale con un brazalete blanco de tal forma que puedan colaborar en los primeros momentos si hubiera algún herido. A parte de esto, es de gran importancia que a la salida del hospital el herido esté muy acompañado, pues la policía suele aprovechar este momento para intimidar y sustraer el parte de lesiones con el fin de evitar una posterior denuncia.
COLABORACIÓN CIUDADANA
Colaboración vecinal:
Aunque el Congreso está en una zona en la que será difícil obtener la colaboración vecinal, pues no es precisamente un barrio obrero, esperamos que haya vecinos de los que viven en el centro de Madrid que sean afines a los participantes y que deseen colaborar. En este caso les pedimos lo siguiente:
– Pedimos que dejen los portales abiertos para que la gente se puede refugiar si son atacados por los antidisturbios, ya sea en cargas o por gases.
– Dejen su red Wifi abierta para facilitar la difusión de todo lo que pueda estar pasando en la calle.
– Graben desde sus ventanas todo lo que puedan, pues es posible que algunas zonas a pie de calle queden incomunicadas por el efecto de los inhibidores de frecuencia.
– Si se hacen cortes de calles con barricadas los vecinos más decididos podrían colaborar alimentado las barricadas.
– Pedimos a las personas que por su trabajo están acostumbrados a afrontar situaciones que requieren valor, fuerza y decisión, como mineros, bomberos, guardias de seguridad, gente con conocimientos en artes marciales… que se organicen en grupos solidarios para defender a los manifestantes ante la violencia policial si fuera necesario.
– Personal sanitario: Pedimos que el personal sanitario que acuda a la convocatoria se señale con un brazalete blanco para que se les pueda solicitar ayuda inmediata en caso de que alguien la necesite.
Plano de situación:
A la espera de ver cuál es el perímetro de vallas que plantea el gobierno, días antes de la acción ofreceremos esta información.