Informe confidencial para el embajador USA – NOS QUIEREN ROBAR la 2ª TRANSICIÓN

Informe confidencial para el embajador USA – NOS QUIEREN ROBAR la 2ª TRANSICIÓN 


Informe confidencial 

para el embajador USA

Hace sólo unas semanas aparecía en el periódico decano de la prensa digital española un artículo titulado “Informe Confidencial para el embajador Salomon”, en el que se recoge el informe de un destacado ex-agente de la CIA que “en tiempos de la transición española anduvo por Madrid influyendo en los altos salones de la capital para controlar el difícil proceso de cambio de régimen del dictador Franco, aliado de USA, a la monarquía parlamentaria del Rey Juan Carlos, amigo de USA”. 

Informe redactado para “una gran multinacional americana” y que ha acabado finalmente en la mesa del embajador norteamericano en España, Alan Salomon, el mismo que dijo en Barcelona que ante los casos de corrupción había de que actuar de forma “rápida y concluyente”.

El informe pronostica que “España está al borde de un cambio de Régimen”; que se “corre el riesgo de una explosión social parecida a la primavera árabe”; que, “como ocurrió en Italia, los dos grandes partidos PP y PSOE podrían desaparecer; y que eso mismo podría ocurrir con la Monarquía”.

El informe, del que no se dan más datos, concluye diciendo que, “en el delicado momento estratégico por el que atraviesa el norte de África, un país como España, determinante en la zona, no puede entrar en un periodo de desestabilización política, social y económica”.

Y propone que, como ocurrió al inicio de la transición, “las potencias aliadas del Gobierno de Madrid –EEUU, Gran Bretaña, Francia y Alemania– establezcan un ‘grupo de trabajo’ y concertación para ‘ayudar y controlar’ la situación española y en su caso pilotar esta ‘segunda transición’ en favor de salvar y reconducir el vigente régimen partitocrático, articulado a finales de los años setenta o influir en la reforma de la Constitución en pos de un modelo democrático presidencialista y ‘mayoritario’, con o sin la monarquía, a la vista de cómo se vayan decantando los acontecimientos”.

El informe, al parecer, estudia y analiza los protagonistas del momento español, líderes políticos, sociales y del mundo de la economía, y avisa sobre “la ausencia de nuevos dirigentes no contaminados con el régimen hoy fallido”, aunque asegura que, “llegado el momento, los nuevos protagonistas de la reforma aparecerán”.

¿Es descartable suponer que la evidente degradación hacia una posición de tercera fila a la que las grandes potencias quieren someter a nuestro país requiera también de un profundo cambio o una reconducción del actual régimen político español?


Reconducción en el sentido de eliminar a una clase política con demasiados intereses propios creados a lo largo de 35 años, y por tanto con la necesidad de poseer un cierto grado de autonomía para preservar su poder y sus privilegios, y sustituirla por una nueva elite dirigente más orgánicamente vinculada, dependiente y comprometida con los nuevos proyectos del hegemonismo.

“Un Estado español mucho más débil, desestructurado y dividido” 

Poner de manifiesto esos “intereses creados”, sacar a la luz las múltiples tramas de corrupción que a lo largo de todo este tiempo ha urdido la clase dirigente de nuestro país se está revelando como un medio sumamente eficaz de ponerla en la picota. 

¿O nos quieren hacer creer ahora que todo esto era desconocido para los grandes medios de comunicación, que nadie sabia nada de los trapicheos de la Casa Real o de la financiación irregular del PP?

La hipótesis de un posible plan B del hegemonismo yanqui que pudiera estar apostando, según como se desarrollen los acontecimientos, por una nueva transición se ve reforzada por los acontecimientos de Grecia y de Italia.

Allí, el descrédito y el desmoronamiento del modelo bipartidista ha tenido como consecuencia directa que fuerzas antihegemonistas hasta ahora inexistentes o relativamente marginales –Syriza en un caso, el Movimiento 5 Estrellas en el otro– hayan sido capaces de recoger todo el descontento social. 

Tranformándolo en incipientes movimientos políticos de masas que cuestionan todo el sistema político de dominio sobre el continente europeo construido por EEUU desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

La profundización de la recesión en España, con el previsible empeoramiento de las condiciones de vida de amplios sectores de la población en los próximos años, unido a la emergencia de movimientos de lucha como el 15-Mno controlados por los partidos y sindicatos del actual régimen, apuntan a que también en nuestro país pudieran estar gestándose las condiciones para el surgimiento de una fuerza de características similares.

Adelantarse a una posible situación de este tipo en un país de la importancia de España,actuar antes de que pueda aparecer nada parecido a una Syriza a la “española” podría estarempujando a EEUU a incluir en su agenda un plan B que contemple pilotar algún tipo de transición desde el actual régimen político hacia otro de nuevo tipo.

No podemos afirmar con certeza todavía cuáles los objetivos últimos de quienes están induciendo el caos y la desestabilización política en que se ha instalado el país. 

No sabemos cual es su alternativa al actual régimen pítico, ni que protagonistas tienen preparados para un posible relevo. 

Pero tampoco nadie podía imaginar en 1973 qué diseño concreto tenia Washington y de qué piezas en la recámara disponía para sustituir el viejo régimen franquista. 

Y sin embargo ellos no dudaron en “volar” a Carrero Blanco para abrir todo el proceso de la Transición. 

Y 30 años después, nadie puede dudar de que tenían una claridad absoluta y un diseño perfectamente perfilado de hacia dónde querían conducir la vida política española.

Si hay una cosa clara en estos momentos es que el resultado real que se está dibujando de toda esta sucesión de escándalos es el agotamiento del actual modelo político 

y una situación de un Estado español mucho más débil, desestructurado, dividido 

y, sobre todo, dotado cada vez de menos capacidad y recursos para enfrentarse, 

o siquiera negociar en mejores condiciones, las exigencias cada vez más desmesuradas deWashington y Berlín.

En cualquier caso, la enseñanza que se desprende para nosotros es que si ellos están moviendo piezas ante el temor de que la respuesta popular a la degradación y el empobrecimiento del país se les escape de las manos, nosotros, el 90% de la población, tenemos que aprovechar la situación y trabajar activamente porque sus temores se hagan realidad.

https://www.facebook.com/alberto.prados1/posts/643784485637634


Anguita: “Que nadie se extrañe de que el poder nos traiga una república de extrema derecha”

Cree que un reinado de Felipe VI tendría que “tragar con los inmensos chanchullos de la cleptocracia que gobierna”, y propone una III República totalmente laica y defensora de los derechos humanos

ANDRÉS MUÑIZ Madrid 14/04/2013 

El coordinador general de IU, Cayo Lara (i), conversa con Julio Anguita tras la presentación del libro de este último y Carmen Reina, 'Conversaciones sobre la III República', hoy en el Ateneo de Madrid. EFE

El coordinador general de IU, Cayo Lara (i), conversa con Julio Anguita tras la presentación del libro de este último y Carmen Reina, “Conversaciones sobre la III República”, hoy en el Ateneo de Madrid. EFE

Julio Anguita presentó este domingo en Madrid,coincidiendo con el aniversario de la II República, el libro que recoge supropuesta de contenidos para una III República. 
El ex líder de Izquierda Unida advirtió que el poder, ante el declive del bipartidismo y del juancarlismo, puede estar preparando el advenimiento de “una república de extrema derecha” para ‘estafar’ al pueblo.
Ante unas 300 personas que abarrotaban el salón de actos del Ateneo de Madrid, Anguita manifestó además su deseo de que no reine Felipe VI, ya que “tendría que tragarse los inmensos chanchullos de la cleptocracia que gobierna, que quiere seguir robando”. En todo caso, cree que el poder tampoco considera una salida a medio plazo un reinado del hijo del rey. 
Anguita reclamó al pueblo que no se deje engañar por palabras, incluida la de ‘república’, que no significan nada sin contenidos de justicia social, democracia participativa y defensa de los derechos humanos. 
Propone también que la III República sea totalmente laica, con separación absoluta entre Estado e Iglesia católica.
Anguita insistió en la tesis de que el poder –que en ocasiones identificó con las fuerzas económicas no sólo nacionales, sino también de Estados Unidos o Europa— está preparando su propia propuesta de república para, una vez más, “abducir y engañar” al pueblo, como hizo antes con las palabras “transición”, “democracia” o “Europa”.
Para contrarrestar esa estafa, el exdirigente comunista lanza el libro “Consersaciones sobre la III República”, escrito junto a la periodista Carmen Reina, que dirige “a la inmensa mayoría” para construir entre todos desde ya un proyecto que no se quede “en la republiquita de cuarta” que pretenden los poderosos.
Anguita recordó las tres “abducciones” a las que el pueblo español considera que ha sido sometido con anterioridad. Primero fue con “la transición”, palabra a la que no se dotó de contenido sino que sólo se empleaba como supuesto “paraíso” frente a la dictadura franquista.
 “Fue una magnífica operacion para los poderes económicos, y una chapuza indecente para el pueblo”.
Después se hizo con “la democracia”, a la que tampoco quiso rellenarse de significado, pero se usaba como sinónimo de “poder taumatúrgico que podía resolverlo todo”.
Algo parecido sucedió luego con la palabra “Europa”, a la que, según Anguita, estamos sacrificando todo. 
En este punto, el excoordinador de IU señaló que el grado de degradación llegó tan alto que el Gobierno usó para la campaña a favor del ‘sí’ en el referéndum de la Constitución Europea a los Del Río, que argumentaban su respaldo en que no la habían leído. 
Una referencia en la que Anguita encuenta ecos del “Vivan las caenas” de los absolutistas españoles del siglo XIX.
La cuarta ‘abducción’ que prepara el poder en España, que el exlíder de IU diferencia del Gobierno –“que es el capataz del poder”–, se refiere a la palabra “república”, que por sí sola y sin contenidos a Anguita no le dice nada, como tampoco la bandera republicana “por muy tricolor que sea“, o el himno de Riego.
Los poderosos dan por amortizado el bipartidismo PSOE-PP –que el departamento de Estado ya previó en un documento de 1945, según recordó Anguita–,  y no confían en la monarquía, y no sólo por sus “trapisondas”, sino porque ya no sirve. 
Para el pensador comunista, Juan Carlos fue el triunfador del golpe del 23-F, porque a partir del 24-F los políticos “vestidos de primera comunión” fueron a rendirle pleitesía por una supuesta intervención salvadora de la democracia que, según Anguita, pese a lo difundido por los medios de comunicación, no se produjo.
El autor recordó que a principios de los noventa, medios monárquicos como el diario “ABC” ya promovieron una campaña para sustituir al rey, tras conocerse sus relaciones con imputados en causas de corrupción económica de entonces como Javier de la Rosa, Mario Conde o Manuel Prado y Colón de Carvajal.
“Había un problema y se quiso salvar la monarquía amputando el miembro enfermo, según lateoría de Santo Tomás de Aquino”, expuso Anguita. 
Ahora con el mismo fin 
se plantea la abdicación del rey, 
pero no desde la izquierda, 
sino desde los mismos medios monárquicos.
Por ello se piensa en Felipe VI, que “ojalá no reine”, pero que sí lo hace, tendrá que “tragarse los inmensos chanchullos de al cleptocracia que nos gobierna, que piensa seguir robando al pueblo”. 
Por tanto, tampoco es una solución a medio plazo, y el poder de nuevo ya prepara dar a los españoles la “anhelada” república, que, como en el caso del bienio negro 1934-36,sería conservadora, de extrema derecha y sangrienta.
Para superar la estafa del poder, Anguita ha escrito el libro donde recoge el porqué de su defensa de la III República, y el ‘qué’, es decir, el contenido que debe tener, que en su opinión debe basarse en la defensa de los derechos humanos y de la tierra
Instauraría una “democracia radical”, con un nuevo sistema electoral, mayor participación ciudadana y regulada por ley, y los medios adecuados para hacer el seguimiento de las promesas electorales.
Y dotaría a los españoles de una seguridad civil, no militar, es decir, de puestos de trabajo, vivienda y justicia social.
En su opinión, hay que aprender de los errrores del pasado, como cuando el general Prim dijo en las Cortes que los borbones jamás volverían reinar a España y a los pocos años entraba en Madrid Alfonso XII, o la referencia de la Constitución de 1931 a que Alfonso XIII y su estirpe estaba fuera de la le, y actualmente reina en España su nieto Juan Carlos de Borbón.
Antes de Anguita y la coautora del libro, Carmen Reina, intervino el diputado de IU Alberto Garzón,que ha prologado la obra, sacada a la venta por la editora cordobesa El Páramo.
Garzón defendió la III República no sólo por el cambio en la forma de gobierno, sino como ocasión para fundar algo nuevo y que el pueblo recupere la soberanía que le ha sido siendo robada por las instituciones supranacionales como la Unión Europea en las últimas décadas.
Por su parte, el editor del libro, Ricardo G.Mestre, destacó que Alberto Garzón sería un buen presidente del Gobierno, y Anguita, de la III República. No se sabe como sentaron estas palabras al actual líder de IU Cayo Lara, que siguió la presentación desde primera fila y previamente saludó efusivamente a Anguita.

La Familia Real, próximo objetivo de los ‘escraches’



Por ello, aseguran en un comunicado que se ha colgado 

en diferentes webs de colectivos del 15M,

“el único desahucio que celebraremos será el de la Familia Real del palacio de la Zarzuela. 

Hoy más que nunca, nos sobran los motivos”.

Un ‘escrache’ a la Monarquía, tal y como ellos mismos denominan esta acción, que consiste en llamar a los ciudadanos a sumarse a la manifestación que se celebrará el día 14 en Madrid bajo el lema ‘Abajo el Régimen Monárquico. 

Por la III República’ que irá de Cibeles a Sol. 

Y es que, mientras que “las fuerzas del desorden público le hacen el trabajo sucio a los bancos que rescatamos con nuestro dinero para que nos desahucien esgrimiendo contratos hipotecarios ilegales”, al “presunto corrupto empalmado y a su por fin imputada señora se les concede una amable moratoria de cuatro años para pagar el palacete que ‘presuntamente’ reformaron a costa de robar en las arcas públicas”.

Asimismo, los indignados no olvidan las “amigas entrañables” de Don Juan Carlos, en referencia a la princesa Corinna, así como rechazan “sus patéticas disculpas por los elefantes muertos mientras calla sobre todo lo demás”.

Por todo esto, y muchos motivos más, el 15M pide a todo el que lo desee que el domingo salga a la calle parareclamar el desahucio de la Familia Real.

http://www.elboletin.com/index.php?noticia=73666&name=nacional