El Ocaso del Petróleo: Destrucción, Muerte y Resistencia

El Ocaso del Petróleo: Destrucción, Muerte y Resistencia

El ocaso del petróleo: destrucción, muerte y resistencia
  • 0

     

    Share

“Leave the oil in the soil
the coal in the hole
and the tar sands in the land
(but) i’ve not got a nice one for fracking!”(*)

“Dejad el petróleo bajo suelo
el carbón en el agujero
y las arenas bituminosas en la tierra
(pero) no tengo uno bueno 
sobre fracking!”
(Nnimmo Bassey, activista anti-petrolero nigeriano, 2011)
Desde el 11 de marzo al 9 de abril han ocurrido 15 derrames de petróleo en el mundo. 
O por lo menos esos son los que ha contabilizado la Campaña de Acción Global por el Clima (TckTckTck), pero por desgracia seguro que serán muchos más. 
El petróleo se está reduciendo y con ello se está encareciendo. 
El conocido por “pico del petróleo” (y otros recursos como carbón, uranio, etc), cuando las reservas empiezan a menguar, ya se ha iniciado: según la IEA (Agencia Internacional de Energía) éste comenzó en el 2006 pero en algunos lugares como los Estados Unidos esté ocurrió a finales de los 60
Por eso en ese país, con la dependencia y nivel de consumo que tienen, hay mucho interés en impulsar otras formas de extracción: extracción en aguas profundas, fractura hidráulica, arenas bituminosas, etc. 
Otro petróleo que antes se desechó por su pobre calidad y costo de extracción y producción es el crudo pesado, que en las últimas décadas, debido a ese disminución de las reservas resulta interesante económica y energéticamente. 
Este se sitúa en zonas muy remotas, de difícil acceso y también vulnerables pues albergan una gran biodiversidad. 
Todas estas formas de extracción conllevan resultados terribles para el medio ambiente. También se desechó por arriesgado petróleo en grandes profundidades marinas.
Extracción de petróleo 
en grandes profundidades marinas.
El mayor accidente petrolero mar adentro (y a nivel general también) fue la explosión de la plataforma de BP Deepwater Horizon en el golfo de México. Esta plataforma tenía una capacidad de taladrar de 10.680 metros de profundidad. 
Pero esa profundidad significa tener un tubo muy muy largo y mayor probabilidad de rotura. Deepwater Horizonderramó 5 millones de bidones de petróleo (780.000 m3).
Después de ocurrido este accidente la extracción en grandes profundidades no ha cambiado mucho. El gobierno USApresionó a Repsol para no extraer en aguas cubanas, argumentando que de ocurrir otro accidente ellos serían nuevamente damnificados. 
Pero se cree que más que eso, la verdadera razón era excluir a Cuba de acceso a su propio petróleo y privarle de un recurso energético y económico. 
Conociendo el férreo bloqueo a que USA ha sometido al pueblo cubano por más de 50 años, esta hipótesis es más que creíble. 
Repsol contaba con la plataforma Scarabeo-9 con capacidad de operación en 4.548 metros de profundidad – como no, muy capacitada también para protagonizar un accidente de gran dimensión. 
Repsol también tiene planes de extraer petróleo en aguas de Canarias (Lanzarote y Fuerteventura) desde 2001. 
A ello se han opuesto unánimemente tanto la población y organizaciones sociales como las instituciones locales (el parlamento se ha posicionado en contra, etc). 
Sin embargo, este pasado abril el gobierno español se ha pasado todo ello por la manga y ha decidido otorgar permiso de extracción a Repsol. Allá operaría a 3.500 metros.
En Brasil en cambio, donde Repsol también ha hallado reservas, la profundidad total (mar + tierra) sería de 7.210 metros! La locura continúa!
Derrames de crudo pesado
El crudo pesado (muy similar al petróleo de las arenas bituminosas) (casi el 70 % del petróleo existente) ocurre lo mismo: fue desestimado por muchos años, y ahora en cambio se ha convertido en valioso. 
Así es el que se extrae en Ecuador, Perú, Brasil o Nigeria
Además de ser un petróleo de peor calidad, a éste se le suma que muchas veces se encuentra en lugares poco accesibles (selvas) o como en los casos de Ecuador y Perú tras la cordillera andina. 
Esto significa que este petróleo tan pesado precisa de infraestructuras y oleoductos para poder ser sacado de la selva (además hay que calentarlo para que pueda circular en los oleoductos). 
Por eso Texaco fue la única petrolera operando en Ecuador (y así provocó el desastre que provocó) hasta 1990, no habiendo comenzado hasta 1967 . 
Pero desde esa década otras empresas empezaron a entrar en la zona: la Amazonía ecuatoriana se encuentra en su totalidad dividida en bloques de extracción. 
Ahora, ese petróleo de baja calidad y con altos costes de extracción, transporte, refino, etc es rentable por el precio del petróleo convencional.
Para sacar todo ese petróleo se construyo el OCP (Oleoducto de Crudos Pesados), cuyo uno de sus propietarios esRepsol y uno de sus financiadores originales el BBVA. 
El OCP sufrió una rotura el pasado 8 de abril en el estuario del río Winchele en Esmeraldas derramando 2.000 bidones de crudo. 
El derrame afectó a una longitud de 5 kilómetros del río terminando con todo vestigio de vida (peces, anfibios, camarones, etc). 
Ha sido considerado como un desastre ambiental y la limpieza se puede alargar hasta agosto. En el 2009 el OCP sufrió también un grave accidente derramando 14.000 bidones de crudo en los afluentes del Amazonas Napo y Coca.
El BBVA también ha financiado el oleoducto Bicentenario en Colombia, en agosto del pasado 2012. 
Esta también es una zona muy vulnerable por ser uno de los escenarios más activos del conflicto bélico colombiano. 
Los oleoductos Gasyrg en Bolivia y el Camisea en la Amazonía peruana también fueron financiados por el BBVA. 
Camisea se ha roto ocasionando derrames en múltiples ocasiones, una de ellas también en el 2009 y otra el pasado febrero, en el río Urubamba acabando con todos los peces y afectando también al pueblo machiguenga. T
ambién ha financiado el oleoducto Nordstream que une Rusia y Alemania.
En relación con el crudo pesado debemos citar la propuesta para el Parque Yasuni en la Amazonia ecuatoriana. 
En este parque opera también Repsol (bloque 16), y allá también está teniendo lugar un desastre ecológico. 
Pero la mayor parte de Yasuni, el mayor yacimiento ecuatoriano (846 millones de bidones) está todavía sin concesionar y para él el gobierno de Correa tomó una propuesta de mantener el petróleo bajo tierra. 
Siendo un país endeudado y suponiendo el petróleo tal recurso económico, la propuesta supone que gobiernos más ricos paguen la mitad de lo que supondría extraer ese petróleo del bloque ITT (3.600 millones de dólares). 
Así se conservaría esa parte de la Amazonia con su biodiversidad al tiempo que no se incidiría en el cambio climático. 
Por ahora el gobierno alemán es el que más claro se ha posicionado, aceptando pagar por 13 años 5 millones de dólares al año
El gobierno español también se mostró favorable, aunque planteaba el canjearlo por deuda de carbono. 
Pero tras la ‘crisis‘ lo ha desestimado, como ha hecho el gobierno francés. 
De todas formas, esta iniciativa es la única actualmente que pueda plantear un freno a la extracción en lugares de tanta riqueza ecológica, así que es nuestro deber impulsarlas.
La continuación del infierno nigeriano
Otros de los derrames de estos días han ocurrido en Nigeria, que continúa siendo un infierno ambiental (y social). 
De allá traemos mucho del petróleo y gas que usamos (tanto para consumo directo como para producción eléctrica) y allá se encuentran extrayendo combustibles y beneficios todas las transnacionales energéticas estatales (Iberdrola, Repsol, Gas Natural, Endesa). 
En este periodo que tratamos ocurrieron dos derrames, el 11 de marzo y el 2 de abril
El 1º ocurrió en Gwagwaladan, en el oleoducto NNPC, en una zona pantanosa en la que contaminó toda el agua, de la que se dependen comunidades y animales. 
El  lo protagonizó Shell en el oleoducto de Nembe Creek vertiendo 60.000 bidones de crudo. 
Tan sólo fue en este enero cuando la corte holandesa declaraba a Shell culpable por primera vez de uno de sus muchos vertidos y contaminación del delta del río Níger por el derrame de Ikot Ada Udo. 
Esta decisión es todo un hito que esperamos siente jurisprudencia en casos posteriores.
El pasado 3 de abril, la guerrilla anti-petrolera del Delta del Níger, MEND (Movimiento por la Emancipación del Delta del Níger)1, que desde 2009 había cesado su actividad tras acuerdos con el gobierno, también retomaba las armas. 
Para esta organización los acuerdos no se habían respetado por el gobierno, que a la continuidad de conflictos suscitados por las petroleras y la triste situación socio-económica de las comunidades nativas, se le sumaba un complot paraencarcelar por 13 años al supuesto líder del MEND Henry Okah. 
Así las cosas, el MEND se enfrentó a un destacamento policial el 7 de abril en el que resultaron muertos 12 policías y dos miembros del MEND.
Otros dos de los derrames ocurridos estos días corresponden al norte de America, en Terranova y en Alaska, el 3 y el 9 de abril respectivamente, con 157 bidones vertidos en el segundo caso en un oleoducto de Repsol!
El nuevo infierno bituminoso
Las arenas bituminosas son las otras que han conseguido revalorizarse, que no se han empezado a extraer hasta este siglo XXI. 
Uno de los mayores yacimientos se encuentra en America del norte, tanto en los Estados Unidos como en Canadá. 
Debido a esa adición por petróleo y esa necesidad de satisfacerla, en Estados Unidos y Canadá han optado por extraer petróleo de las arenas. 
En el 2006 ya existían en Canadá 81 proyectos de este tipo (en Alberta operan ahora 20 transnacionales!) extrayéndose 1,25 millones de barriles por día! 
Este procedimiento conlleva mucha energía y mucho dinero, como la fractura hidráulica. 
Por tanto, afecta más al cambio climático (12 % más de gases invernadero que el petróleo convencional). 
Como esta última, sus efectos en el medio ambiente son drásticos, pues hay que quitar una gran extensión de tierra y con ella se van bosques y ecosistemas enteros. 
Además al remover la tierra y la arena, el bitumen se mezcla con tierra y agua, contaminándolo todo. 
La separación del crudo de la arena precisa también grandes volúmenes de agua: de 4 a seis barriles de agua para producir uno de petróleo (de dos a tres más que el petróleo convencional). 10% de esa agua es devuelta al río,pero en malas condiciones (empobrecida y de deterioro rápido). 
El resto se deposita en grandes piscinas del tamaño de lagos (unos 4 trillones de litros) de agua residual como la deSyncrude2
Es tan tóxica que los pájaros que en ellas se posan mueren a millares3
En Alberta (Canadá) se extrae agua del río Athabasca (652 millones de metros cúbicos al año) pero en Dakota del Sur o Utah no existe esa cantidad de agua.
Otro problema ambiental asociado es la contaminación por derrames (oleoductos, piscinas de aguas residuales, etc), que aquí nos ocupa y que como hemos comprobado en los últimos días son numerosos. 
De los 15 acaecidos entre marzo y abril 4 correspondían a las arenas bituminosas: 
dos de oleoductos y uno de un tren que transportaban el petróleo resultante, y el cuarto de una piscina de aguas residuales
– 19 marzo, Fort Simpson (Canadá): el oleoducto Enbridge Norman vierte 6.290 bidones de petróleo
– 25 marzo, Fort MacKay, Alberta (Canadá): 2.200 bidones de aguas residuales vertidas al río Athabasca
– 27 marzo, Minnesota (USA): un tren vierte 952 bidones de petróleo de arenas bituminosas
– 29 marzo, Mayflower, Arkansas (USA): 12.000 bidones de petróleo de arenas bituminosas vertido de oleoducto deExxon Mobil. 
Las arenas al lago Conway y se dirigen al río Arkansas. 
Tras este accidente activistas se encadenaron y pararon la construcción del oleoducto trans-canadiense Lockdown Halts Keystone XL en Oklahoma (29 abril) que amenaza zonas pantanosas y habitadas por indígenas.
Como en otras actividades extractivas, los pueblos nativos son los principales afectados: en Canadá el 70 % de las arenas bituminosas se localizan en tierras de la nación nativa del Lago Lubicon, y también son afectados los pueblos originariosMetis, Dene (txipewyan), Kree, Ihanktonwan Dakota, Nadleh Whut’en. 
El pasado 20 de marzo se juntaron en Ottawa representantes de esos pueblos de Estados unidos y Canadá. 
Entre sus decisiones figuraba el oponerse a los oleoductos que partiendo de Alberta cruzan sus territorios: el oleoductoTrans Mountain, el Keystone XL va hasta Texas mientras que el Northern Gateway va hasta el Pacífico para exportar petróleo a China.
El 16 de mayo fue un día histórico para la oposición indígena a la extracción de petróleo de arena pues 10 naciones indígenas4abandonaban una reunión con el Departamento de Estado de Estados Unidos y firmaban su rechazo al oleoducto TransCanada/Keystone XL
“El oleoducto – afirmaban- será contraproducente no sólo para las naciones recogidas (en el documento) sino para todas las futuras generaciones del planeta Tierra”. 
Se refieren a él como “una desacralización de Ina Maka (Madre Tierra)”
El oleoducto pasaría por tierras sagradas reconocidas en los tratados de 1851 y 1868.
Las compañías tratan de comprar a los nativos para poder imponer sus proyectos. 
Algunos se han convertido en millonarios y son los principales impulsores de algunos proyectos. 
Otro método de superar su oposición es haciéndoles participes de la actividad extractiva, mediante la creación de compañías exclusivamente nativas como Eagle Spirit (Espíritu de Aguila) o First Nations Limited Partnership (Primeras Naciones Sociedad Limitada).
Frack-off! Resistiendo al fracking
Al estar tan desarrollados los métodos de extracción de petróleo de arenas bituminosas y de gas de pizarra (fracking) en los Estados Unidos y en Canadá, la oposición y desobediencia se está desarrollando también, no sólo en el sector indígena, sino en otros afectados y la población en general. 
El 7 de mayo por ejemplo, activistas pararon la Conferencia sobre Combustibles No-convencionales en Salt Lake City. 
Se ocupan recintos de extracción por fractura hidráulica, paran máquinas o se organizan campañas a nivel barrial o institucional. 
Por ejemplo el 1 de mayo activistas anti-fracking ocuparon la planta de procesamiento de arenas de sílice para fracking en una zona de bosque nativo en Winona (USA). 
35 personas fueron detenidas. 
La arena de sílice es utilizada en el fracking para impedir que se cierren los pozos durante la perforación. Su extracción se realiza mediante la eliminación total de la montaña.
El 3 de mayo también, la Corte de Apelación de Nueva York dio la razón a los ayuntamientos de Dryden y Middlefield a la hora de prohibir la fractura hidráulica en sus territorios. 
Este caso es todo un hito en la batalla legal contra el fracking en los Estados Unidos
El 9 de Abril otro juez se posicionó con los ecologistas y denegó el permiso concedido por el gobierno para extracción por fracking en Monterey (California)
En Indiana, un grupo de abogados está elaborando también una propuesta de ley contra el fracking. Y mientras, estos días se ha publicado también un estudio sobre fracking en el que se prueba su conexión con movimientos sísmicos. 
Más argumentos contra este método tan negativo.
Vacaciones contra extracciones no convencionales?
A nivel mundial, en el pasado Foro Social de Túnez se fijó el 19 de octubre como día internacional contra la fractura hidraúlica.
Fearless Summer (Verano Sin Miedo) ha convocado a una semana de acción contra los combustibles fósiles y las industrias de energía extrema (fracking, arenas bituminosas) del 24 al 29 de Junio.
Este mayo se ha celebrado también el Camp Frack 2, el 2º festival-campamento contra el fracking en Lacashire (Inglaterra) (www.campaigncc.org)
El campamento de la campaña anti-gaseoducto de Rossport (Irlanda) será del 21 al 30 de junio.
También se celebra cada verano una acampada por Justicia Cilmática en el UK y en otros países (Holanda, Bélgica). No existe programa todavía.
¡El petróleo disminuye, la resistencia aumenta!

Febrero 18: Repsol contaminó dos kilómetros de litoral peruano por nuevo vertido del buque cisterna BT ’Stena Crhonos’.
Marzo 11 – 21: Gwagwalada, Nigeria: Derrame de oleoducto de NNPC (Nigeria National Petroleum Corp). Afectó una zona pantanosa que sirve para abastecimiento de agua de 10.000 metros cuadrados.
Marzo 19: Fort Simpson, Territorios del Noroeste Canadá: El oleoducto de los Pozos de Enbridge Norman derrama 6.290 barriles de crudo.
Marzo 25: Fort MacKay, Alberta Canadá: Piscina de aguas residuales de Arenas Bituminosas Suncor derrama 2.200 barriles de agua tóxica en el río Athabasca.
Marzo 27: Parker Prairie, Minnesota USA: Tren de CP Rail descarrila y vierte 952 barriles de crudo de arenas bituminosas.
Marzo 29: Mayflower, Arkansas: El oleoducto Pegasus de Exxon Mobil sufre un rotura de 22 pies de longitud derramando al menos 12.000 barriles de crudo de arenas bituminosas.
Marzo 31: central eléctrica de Lansing, Michigan (USA): derrame de 16 barriles de fluidos con base de petróleo en el Gran Río (Grand River).
Abril 2: Nembe, Nigeria: Shell sufre pérdidas de 60.000 barriles de petóleo por día (alegaban robo) de su oleoducto Nembe Creek Trunkline. Lo cierra por 9 días para reparar el problema.
Abril 3: 350 km sudeste de Newfoundland (Ternua), Canadá: Una plataforma derrama 0,25 barriles de crudo.
Abril 3: White River, Ontario (Canadá)
Abril 3: Shell West Columbia. Houston, Texas (EEUU)
Abril 4: Chalmette, Louisiana USA: 0,24 barriles (100 libras) de sulfito de hidrógeno y 0,04 barriles (10 libras de benceno) derramados en la Refinería Exxon.
Abril 8: Esmeraldas, Ecuador: El OCP derrama 5,500 barriles de crudo contaminando el estuario Winchele.
Abril 9: 29 km noreste de Nuiqsut, Alaska USA: derrame de 157 barriles de crudo en oleoducto de la plataforma de extracción de Repsol E&P USA debido a error humano en el mantenimiento.
Notas:
1 la actividad de MEND (secuestros, sabotajes en plantas y oleoductos, etc) consiguió que la producción petrolera de Nigeria se redujera del 2006 a 2009 a la mitad: de 3,2 a 1,6 millones de barriles al día.
2 Consorcio entre ConcoPhillips, ExxonMobil y Murphy Oil.
3 Unos 1600 patos murieron por posarse en ese lago (2010) pero en total pueden ser de 8.000 a 100.000 pájaros migratorios al año
4 Las naciones firmantes son la Pawnee, Ponca del sur, Nez Perce y los pueblos de los Fuegos de los Siete Consejos: Sisseton-Wahpeton Oyate, Ihanktonwan Dakota (Yankton Sioux), tribus Rosebud Sioux, Oglala Sioux, Standing Rock, Lower Brule Sioux, Cheyenne River Sioux y Crow Creek Sioux.