LA 2º GUERRA MUNDIAL NUNCA TERMINÓ PARA ALEMANIA – SIGUE OCUPADA HASTA EL DÍA DE HOY

LA 2º GUERRA MUNDIAL NUNCA TERMINÓ PARA

 ALEMANIA – SIGUE OCUPADA HASTA EL DÍA DE HOY 

Todos hemos sido condicionados a creer que la Segunda Guerra Mundial terminó con la derrota de Alemania y su rendición en mayo 7/8 de 1945, y que Alemania, fue “liberada”. 
Pero, ¿Fue realmente así? NO.
 Los vencedores (los Aliados) y los gobiernos coloniales de los ocupantes sólo pretenden que este es el caso y lo han promovido y vendido como tal.
En ausencia de reconocimiento formal del Reich alemán y de tratados de paz, unos 50 o más países que declararon la guerra contra el Reich alemán están aun oficialmente en guerra con la Alemania HOY
Estos simplemente podrían reanudar las hostilidades contra Alemania en cualquier momento, sin ninguna nueva declaración o autorización del Consejo de Seguridad de la ONU.
La historia oficial dice que, en 1945, el…
07 de mayo: Alemania se rindió incondicionalmente a los Aliados en el cuartel general aliado en Rheims, Francia, a las 02:41 am. De acuerdo con las órdenes del Presidente del Reich Karl Dönitz, el general Alfred Jodl firmó por Alemania.
08 de mayo: Un alto el fuego entró en vigor a un minuto pasada la medianoche, Día de la Victoria en Gran Bretaña, y…
08 de mayo: Alemania nuevamente se rindió incondicionalmente al ejército de la Unión Soviética (a su insistencia, en una ceremonia separada, organizada por los soviéticos). Este fue también de acuerdo con las órdenes del Presidente del Reich Karl Dönitz, el general Wilhelm Keitel firmó por Alemania. También….
08 de mayo: De acuerdo con las órdenes del Presidente del Reich Karl Dönitz, el Coronel General Carl Hilpert se rinde incondicionalmente con sus tropas en el Courland Pocket.
“Los documentos de rendición incluyen la frase:
‘todas las fuerzas bajo control alemán cesan las operaciones activas a las 23:01 horas, Tiempo Central Europeo, el 8 de mayo de 1945.’
Ante la insistencia de Stalin, el 8 de mayo, poco antes de la medianoche, el mariscal de campo general (Generalfeldmarschall) Wilhelm Keitel repite la firma en Berlín, en la sede del Mariscal Georgi Zhukov, con el general Carl Spaatz del USAAF presente como representante de Eisenhower. A la hora especificada, la Segunda Guerra Mundial en Europa terminó. “
Sin embargo, NUNCA hubo un “acuerdo de paz” entre el gobierno del Reich alemán y los aliados en su conjunto, ni con ninguna de las naciones que habían declarado la guerra a Alemania. 
El único país (de las naciones aliadas) que no sigue en guerra con Alemania es la Unión Soviética, ya que dejo de existir.
Pero, el Reich se ha ido, Dice usted, fue destruido, NO, el ejército de Alemania fue derrotado y se rindió. El terreno físico de Alemania fue destruido, conquistado y ocupado y la población subyugada, porque los aliados no aceptarían nada menos que la rendición incondicional, es decir, ningún acuerdo de paz negociado. 
Desde el punto de vista alemán y cualquier punto de vista histórico honesto, fue un armisticio, en previsión de un tratado de paz honorable entre las partes en conflicto.
“Un armisticio es una situación en una guerra en la que las partes en conflicto se comprometen a dejar de luchar. No es necesariamente el final de la guerra, ya que podría ser sólo un cese de hostilidades mientras se realiza un intento de negociar una paz duradera. Se deriva del latín arma  (armas) y Statium, es decir, una detención.
Una tregua o alto el fuego por lo general se refiere a un cese temporal de las hostilidades durante un tiempo limitado acordado o dentro de un área limitada. Una tregua puede ser necesaria con el fin de negociar un armisticio.
Un armisticio es un modus vivendi y no es lo mismo que un tratado de paz, que puede tardar meses o incluso años es acordarse. El Acuerdo de Armisticio de la guerra de Corea de 1953, es un ejemplo importante de un armisticio que no ha sido seguido de un tratado de paz.
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a menudo impone o trata de imponer resoluciones de alto el fuego a las partes en conflictos modernos. Los armisticios siempre se negocian entre las mismas partes y por lo tanto generalmente son vistos como más vinculantes que el carácter no obligatorio de una resolución de alto el fuego de la ONU en el derecho internacional moderno. El aspecto clave en un armisticio es el hecho de que la lucha termina, sin que nadie se rinda.
El Reich alemán en si no se rindió, no se liquidó a sí mismo, y nunca dejó de existir como entidad jurídica legítima, ni se ofreció un tratado de paz, y ninguno se firmó.
Las 3 ramas de las fuerzas militares alemanas capitularon en 1945, pero gobierno en si no entrego su autoridad para gobernar, actuar y negociar en nombre del pueblo alemán. ¡El Reich no se abolió a sí mismo!
Grand Admiral Karl Dönitz
El último jefe “oficial” del Estado fue el Presidente, el Gran Almirante Karl Dönitz. Los documentos militares de rendicion (mencionados anteriormente) se firmaron bajo orden del Presidente Dönitz, quien fue designado para ese puesto por Adolf Hitler (quien era el Comandante en Jefe) en su testamento político, y le dio el poder.
En todo momento antes de la guerra Hitler siempre fue visto como el legítimo jefe de Estado en Alemania. Hitler no había abolido la Constitución de Weimar, que preveía ambas posiciones, las de Canciller y el Presidente. 
La autoridad de Dönitz fue obviamente aceptada por los aliados como legítima respecto a la firma de los acuerdos rendición, pero el 23 de mayo, en lugar de negociar un acuerdo de paz, y sin previo aviso, simplemente arrestaron a Dönitz y lo arrojaron en la cárcel, junto con todos los demás miembros sobrevivientes del Reich alemán y todos los miembros de alto rango del NSDAP, y de las diversas ramas militares.
Los aliados de repente ya no reconocían la autoridad de Dönitz, y esto es lo que se conoció como el “Gobierno de Flensburg
Los Aliados simplemente declararon al Gobierno NSDAP del Reich una “organización criminal”, a pesar del hecho de que el NSDAP fue elegido y que su popularidad sólo creció y se mantuvo constante, incluso a través de los años de guerra.
Esto dejó un vacío completo en la dirección y la representación legítima en nombre del pueblo alemán, cuya gran mayoría de los cuales fueron leales a Hitler hasta el final. Esto dejo a los alemanes indefensos.
Radio Entrevista: Rodney Martin – La liquidación ilegal del Gobierno del NSDAP y el Germanocidio (que abarca parte del material publicado a continuación y más)
El siguiente es un artículo muy detallado, seguido de mis comentarios de cierre:
(…)
GRAN ALMIRANTE KARL DÖNITZ: ÚLTIMA PRESIDENTE DE UNA ALEMANIA UNIDA
SU SUCESIÓN, SU GOBIERNO, LOS PROCEDIMIENTOS DE NUREMBERG, LAS CONSECUENCIAS – ALGUNAS OBSERVACIONES Y EXPERIENCIAS PERSONALES
H. Keith Thompson (extraído de un artículo publicado en IHR.org)
En Ploen en la noche del 30 de abril de 1945, Dönitz sólo recibió el siguiente mensaje:
“El Führer te ha nombrado, señor almirante, como su sucesor en lugar de Reichsmarschall Göring. Confirmación por escrito a continuación. Por la presente se le autoriza a tomar todas las medidas que exija la situación. – Bormann. “[5]
En sus Memorias, Dönitz describe sus reacciones:
Esto me tomó completamente por sorpresa. Desde el 20 de julio de 1944, no había hablado con Hitler en absoluto, excepto en alguna gran reunión… Yo nunca recibí ninguna sugerencia sobre el tema de parte de nadie…
…Supuse que Hitler me había nombrado porque quería despejar el camino para que un oficial de las Fuerzas Armadas pudiera poner fin a la guerra. Si esta suposición es incorrecta, no lo supe hasta el invierno de 1945 a 1946 en Núremberg, cuando por primera vez oí las disposiciones del testamento de Hitler… Cuando leí la llamada no lo dude por un momento de que era mi deber el aceptar la tarea…
…había sido mi constante temor de que la ausencia de una autoridad central podría llevar al caos y el sacrificio sin sentido y sin propósito de cientos de miles de vidas… me di cuenta … que el momento más oscuro de la vida de cualquier hombre que lucha, el momento en que debe rendirse incondicionalmente, estaba a la manoMe di cuenta, también, que mi nombre se mantendría para siempre asociado con el acto y que el odio y la distorsión de los hechos se seguirá para tratar de mancillar mi honor.
Pero el deber exigía que no prestara atención a dichas consideraciones. Mi política fue simple – tratar de salvar tantas vidas como pudiera… [6]
Dönitz se movió con fuerza. Se reunió con Heinrich Himmler en Ploen y cortésmente declinó la oferta de Himmler de convertirse en el “segundo hombre” en el gobierno de Dönitz. Dönitz ordenó el mariscal de campo Keitel y el General Jodl venir a Ploen para que la situación militar pudiera ser evaluada. [7]
En la mañana del 1 de mayo, Dönitz recibido el siguiente mensaje de radio, clasificado como “secreto y personal,” de Bormann en la Cancillería:
“Ahora en vigor. Iré a usted lo más rápidamente posible. Hasta mi llegada se deberías en mi opinión, abstenerte de declaraciones públicas”. [8]
Dönitz fue dejado a presumir a partir del texto que Hitler estaba muerto, pero no conocía las circunstancias.
Algunos cargos públicos debían de ser tomados e inmediata. Él relata en sus memorias que él sentía que el anuncio de la muerte de Hitler debe ser expresado en términos de respeto:
“…Para denigrarlo… como yo lo sentí, muchos a mi alrededor les hubiera gustado que hiciera, sería, en mi opinión, han sido una cosa mala y de mal gusto de hacer…
Yo creo que la decencia exige que deba dar mi anuncio en la forma en que fue, de hecho, redactada. Tampoco, creo, que haría lo contrario hoy… “[9]
En consecuencia, el 01 de mayo 1945 Dönitz hizo el siguiente anuncio en la radio del norte de Alemania:
El Führer me ha designado como su sucesor. Plenamente consciente de mis responsabilidades, yo por lo tanto, asumo el liderazgo del pueblo alemán en esta aciaga hora. Mi primera tarea es salvar a los hombres y mujeres alemanes de la destrucción por el enemigo bolchevique que está avanzando. Es con este mero fin, que la lucha militar continúa. Durante el tiempo que los británicos y los estadounidenses continúan obstaculizando los logros de esta tarea, también tenemos que seguir luchando y defendiéndonos de ellos. Los británicos y los estadounidenses en ese caso, no estarán luchando en interés de sus propios pueblos, sino únicamente para la expansión del bolchevismo en Europa. [10]
Dönitz también emitió su Orden del Día a las Fuerzas Armadas el 1 de mayo, cubriendo los mismos puntos en un lenguaje ligeramente diferente. Y, para hacer frente a una creciente falta de disciplina en las fuerzas armadas, emitió la siguiente declaración a los servicios militares:
“Espero disciplina y obediencia. El caos y la ruina pueden evitarse sólo mediante la ejecución rápida y sin reservas a mis órdenes. Cualquier persona que en este momento fracase en su deber y condene a las mujeres y niños alemanes a la esclavitud y la muerte es un traidor y un cobarde. El juramento de lealtad que usted tomó con el Führer ahora los une a todos y cada uno de vosotros a mí, a quien él mismo designó como su sucesor”. [11]
Funcionó. Como Dönitz relata: “Los próximos días mostraron que las Fuerzas Armadas alemanas habían aceptado mi autoridad, y eso era todo lo que importaba“. [12]
El 1 de mayo de 1945, Dönitz recibió un tercer y último mensaje de radio de la Cancillería de Berlín, con la misma clasificación de “personal y secreto”, pero esta vez firmada por Goebbels y Bormann:
El Führer murió ayer, a las 15:30 horas. En su testamento del 29 de abril, lo designa usted como Presidente del Reich, Goebbels como Canciller del Reich, Bormann ministro del Partido, Seyss-Inquart como ministro de Relaciones Exteriores. La voluntad, por orden del Führer, está siendo enviado a usted y al mariscal de campo Schoerner y fuera de Berlín, para mantener la seguridad. Bormann tratará de llegar a usted hoy para explicar la situación. La forma y momento del anuncio a las Fuerzas Armadas y el público se deja a su discreción. Reconocer. [13]
En una serie melodramática de eventos, Martin Bormann fue asesinado en Berlín camino a reunirse con el Almirante Dönitz, otros altos funcionarios no pudieron llegar, y ninguna copia de los documentos pertinentes jamás llegó a Dönitz.
Al parecer, nunca se les ocurrió a los funcionarios de la asediada cancillería que todo el texto de los documentos pertinentes se podría haber avisado por radio a Dönitz. En este punto, este ni siquiera sabía del posterior suicidio de Goebbels el 1 de mayo.
Dönitz correctamente había sentido que tenía que hacer sus propias asignaciones gubernamentales para poder funcionar en absoluto. No podía nombrar lógicamente funcionarios cuyo paradero desconocía (que en realidad no sabía si estaban vivos o muertos), o si su importancia en el gobierno de Hitler podría perjudicar las negociaciones con los aliados.
En esta fatídica fecha, 1 de mayo de 1945, Dönitz resumió la situación en sus Memorias:
“… mientras navíos de transporte lleno de heridos, con los refugiados y con las tropas corriendo hacia el oeste, las columnas de refugiados que huyen por tierra presionados hacia adelante, hacia su salvación y los ejércitos en Pomerania, en Brandemburgo y en Silesia continuó la retirada en dirección a la línea de demarcación anglo-americana”. [14]
Era el plan del almirante Dönitz para lograr una rendición parcial en el oeste. Para ello, el oficial al mando de Hamburgo recibió la orden de enviar un oficial con bandera blanca a los británicos el 03 de mayo, para ofrecer la rendición de Hamburgo y para informarles de que una delegación general, al mando del almirante von Friedeburg estaba en camino para hablar con ellos. [15]
Mientras tanto, debido a los avances británicos, Dönitz trasladó su cuartel general y sede del gobierno a Muerwik cerca de Flensburg. Allí se reunió con representantes de las fuerzas alemanas y aconsejándoles que tomen medida que les permita entregarse a América en lugar de las fuerzas rusas.
Había desarrollado un saludable respeto por la Marina estadounidense, y esta por él. Pero las fuerzas de tierra estadounidenses eran otra cosa, su cuerpo de oficiales que consiste en gran parte de Judios, basura blanca, y negros. Dönitz aún no había conocido los generales políticos del tipo de Eisenhower.
Hubo muchos actos de heroísmo en este momento difícil. Cito uno aquí. Como Dönitz relata en sus Memorias, el Dr. Karl Hermann Frank, Protector de Bohemia y Moravia, interesado por las preocupaciones Checas sobre el destino político de su país en caso de caer en manos de los rusos, buscó el acuerdo de Dönitz para hacer una oferta de rendirse a los estadounidenses.
Dönitz Pensó que probablemente no tendrá éxito, pero valía la pena intentar, y comenta:
“…Que Frank, independientemente de su propia seguridad personal y con la más remota oportunidad de éxito, debería haber estado dispuesto a regresar a un país que él supiera que estuvieran en el borde de la rebelión con el fin de asegurar dicho país una solución más humana de sus problemas, debería señalarse a su favor”. [16]
El 4 de mayo, Dönitz dio al almirante von Friedeburg la plena autorización para aceptar varios términos de rendición ofrecidos por el mariscal de campo Bernard L.  Montgomery, y von Friedeburg fue trasladado a la sede británica con las nuevas instrucciones a seguir, para luego proceder al general Eisenhower en Reims para ofrecer una rendición alemana en el sector estadounidense. Como Dönitz dijo;
“El primer paso hacia una rendición separada de Occidente se había logrado sin vernos obligados a abandonar a los soldados y civiles alemanes a merced de los rusos”. [17]
EISENHOWER DEMOSTRÓ SER POLÉMICO Y DIFÍCIL
El 6 de mayo, Dönitz envió al Coronel General Alfred Jodl a negociar con el martinet estadounidense, quien rechazó cualquier rendición separada e informo a Jodl que a los norte americanos se les ordenaría disparar contra cualquier tropa alemana que se acercara a las líneas estadounidenses con la intención de rendirse, aunque estuviera desarmado. Esto, por supuesto, era una violación directa de la Convención de Ginebra, pero que no le preocupaba a Eisenhower, quien recibía sus órdenes políticas desde el régimen de Washington.
Eisenhower exigió la rendición incondicional el 7 de mayo, pero Jodl fue capaz de ganar la concesión del 09 de mayo como fecha para la terminación de las hostilidades, lo que permite Dönitz el continuar moviendo tropas y refugiados de las zonas orientales.
La historia de la firma formal del instrumento de rendición en Reims el 07 de mayo 1945 es bien conocida. Jodl y von Friedeburg firmaron por Alemania en el primer documento de capitulación. Dönitz autorizó a los delegados alemanes – el mariscal de campo Keitel, el almirante von Friedeburg, y el general Stumpff – para firmar por las Fuerzas Armadas alemanas. Las ceremonias se repitieron en Berlín-Karlhorst el 8 de mayo a petición de los rusos.
Al final resultó que, en el curso de las negociaciones de la rendición, los representantes alemanes fueron tratados con cortesía por los británicos y los rusos, pero con la hostilidad y desprecio por los estadounidenses.
Esta conducta fue ejemplificada por el propio Eisenhower, quien más tarde censuro y persiguió a un brigadier general estadounidense, Robert J. Stack, por haber tratado con cortesía a Göring en su detención, y reprendió al General Patch, comandante de la séptima del Ejército de los EE.UU., por tratar a los prisioneros de guerra alemanes decentemente.
Ver el libro de Leonard Mosley, The Reich Marshal, pp320-322.
El orden final de las Fuerzas Armadas Alemanas, publicado el 9 de mayo de 1945, declaró en parte:
… Por orden del almirante Dönitz las Fuerzas Armadas han abandonado la lucha sin esperanza. Una lucha heroica que ha durado casi seis años, por lo tanto llega a su fin… las Fuerzas Armadas alemanas han sucumbido a la abrumadora fuerza superior… Cada soldado alemán, marino y aviador por lo tanto dejar a un lado sus armas con justificado orgullo y gire a la tarea de asegurar la vida eterna de nuestra nación… para mostrar la obediencia, la disciplina y la lealtad absoluta a nuestra Patria, sangrando por innumerables heridas, es el deber sagrado de nuestros muertos imponer a todos. [18]
Como lo ha señalado Dönitz en sus Memorias:
“Lo pensé entonces, y lo sigo pensando, que esas palabras son apropiadas y justas”. [19]
La rendición se lleva a cabo, y el cese de las hostilidades estando garantizado incluso en los puestos avanzados más lejanos, Dönitz dirigió sus esfuerzos a los procesos de gobierno que encabezo, un régimen que había obtenido en status de facto de los Aliados por sus tratos con ellos. Las complejidades legales de la sucesión se tratan en Regierung Dönitz, por W. Luedde-Neurath, una obra publicada en 1950, pero incluso ese trabajo debe ser leído a la luz de las condiciones políticas represivas en la zona occidental de Alemania en 1950.
El autor sostiene que la nominación de Hitler de Dönitz como Jefe de Estado fue indudablemente legal, y que su legalidad no era en absoluto afectada por la pérdida de la soberanía alemana ocasionada por la ocupación aliada. Según la ley alemana, la renuncia de un jefe de Estado es posible solo cuando su sucesor sea nombrado al mismo tiempo. Esto, por supuesto, se aplican a una auto-terminación por un jefe de estado (es decir, el suicidio). Si no se toma esta medida, la oficina recae sobre el presidente de la Corte Suprema de Justicia del Reich (artículo 51 de la Constitución de Weimar). La extinción de la función de jefe de Estado es por lo tanto, legalmente excluida”
La ley del 01 de agosto 1934 combina los cargos de presidente y canciller en la persona de Adolf Hitler y el pueblo alemán dio su aprobación electoral de este en el plebiscito del 18 de agosto 1934.
Posteriormente, Hitler encontró reconocimiento general como jefe de Estado, tanto en sus relaciones nacionales e internacionales. Además, la misma ley dio expresamente a Hitler el derecho de nombrar a su sucesor. Esto lo hizo – sin ninguna oposición – en su declaración al Reichstag del 1 de septiembre de 1939, nombrando a Göring y Hess, en ese orden. Eventos e instrumentos posteriores eliminaron a Hess (tras su vuelo a Inglaterra) y Göring (por la interpretación de Hitler de la tentativa de Göring a tomar el liderazgo de Hitler a finales de abril de 1945). Por lo tanto, el testamento político de Hitler del 29 de abril 1945 (nombrando a Dönitz como presidente y Goebbels como canciller) tenía prioridad y era la autoridad que rige el gobierno Dönitz. (Ver nota especial [67])
Para su crédito eterno, Eamon De Valera, el primer ministro (más tarde presidente) de la República de Irlanda (Irlanda), llamó personalmente al embajador de Alemania a Irlanda para ofrecer sus condolencias por la muerte de Hitler y su reconocimiento del nuevo gobierno encabezado por Dönitz.
No hay duda de que, si hubiera habido tiempo, se podría haber logrado el intercambio de representantes diplomáticos con los países neutrales. Dönitz encabezó lo que él sentía que era, y como debe ser, un nuevo gobierno alemán en todos los sentidos del término.
Él escribió:
“…es fundamental que debemos crear los departamentos estatales necesarios en el marco de un gobierno central. Fue, sin embargo, esencial que debemos reunir todos nuestros mejores expertos en estos diferentes ámbitos, con el fin de poder ofrecer su colaboración a las fuerzas de ocupación. Nuestra tarea principal es asegurar al pueblo alemán los elementos esenciales para la mera supervivencia… “[20]
El gobierno Dönitz tomó forma y, a continuación, para evitar el hambre, para restablecer las comunicaciones, los negocios y la industria, para reconstruir la vivienda y obtener cuartos temporales para las personas sin hogar, para tratar de mantener el valor de la moneda y restablecer los sistemas bancarios, y para ayudar a los refugiados y absorber los millones adicionales de alemanes y no alemanes que huían de las zonas ocupadas por Rusia.
El gabinete de Dönitz: Graf Lutz von Schwerin-Krosigk (Ministro de Relaciones Exteriores, Ministro de Hacienda y Presidente del Consejo de Ministros), el Dr. Wilhelm Stuckart (Ministro del Interior y el Ministro de Cultura), Albert Speer (ministro de Industria y Producción), Dr. Herbert Backe (Ministro de Alimentación, Agricultura y Bosques), el Dr. Franz Seldte (Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales), y el Dr. Dorpmueller (Ministro de Correos y Comunicaciones).
Todos habían ocupado puestos secundarios en el gobierno de Hitler, pero todos eran esencialmente hombres no políticos con experiencia burocrática y conocimientos técnicos en sus campos. La elección de Speer fue un desafortunado ya el hombre era un camaleón egoísta y oportunista, aunque capaz en sus campos técnicos.
Speer de inmediato inició una campaña interna para convencer al gobierno de Dönitz a dimitir. Como Dönitz lo puso:
“Speer fue enfático en su opinión de que el gobierno debía renunciar. Pero pensó que, en lo que él mismo se refiere, que los estadounidenses seguirían cooperando con él”. [21]
Schwerin-Krosigk tomó el punto de vista de que sólo las Fuerzas Armadas se habían rendido, el estado alemán continúa existiendo con Dönitz como cabeza legal.
Como Dönitz indica:
“…El enemigo mismo había reconocido el hecho cuando insistieron en mis poderes plenipotenciarios, sobre los jefes de los tres servicios, que iban a firmar el acuerdo de rendición… Yo y el gobierno provisional no podían renunciar voluntariamente. Si lo hiciéramos, los vencedores podrían decir con justificación:
Dado que el Gobierno debidamente constituido… ha desaparecido, no tenemos más remedio que establecer gobiernos alemanes independientes en las zonas individuales y permitir a nuestro gobierno militar para ejercer autoridad sobre todos ellos… debo quedarme hasta que sea retirado por la fuerza. Si yo no lo hubiera hecho así, entonces… Yo debería haber suministrado el pretexto político de la división de Alemania que existe hoy en día… “[22]
Una Comisión de Control Aliado bajo el mando del Major General de Lowell W. Rooks y el británico Brigadier RLS Foord llegó al lugar poco después de la capitulación, y se les unió posteriormente el general soviético Nikolai Trusov. Esta comisión consultó con el gobierno de Dönitz, pero dio poca respuesta a sus propuestas y menos cooperación.
Dönitz indico:
“La actitud de los representantes aliados en estas reuniones era reservada, pero correcta. Se observaron las cortesías de costumbre internacional normal, pero que yo y los miembros de mi gobierno deberían haber mostrado una reserva similar y reticencia era natural”[23]
Mientras tanto, se han hecho algunos avances, independientemente de la falta de cooperación de los representantes de Aliados, sobre todo en las áreas de adquisición de alimentos y las comunicaciones. El Consejo de Ministros se reunió periódicamente y trabajó duro.
Curiosamente, la burocracia a menudo vive una vida propia, y algunas de las oficinas administrativas del gobierno de Hitler se trasladaron a la zona y continuaron su trabajo. Un “Think Tank” de las SS, se ocuparon en la elaboración de informes sobre asuntos políticos del mundo, continuaba en funcionamiento en agosto de 1945, y algunas operaciones de inteligencia de los NS fueron asumidas intactas por los servicios de inteligencia de los aliados, en especial la del general Reinhardt Gehlen, que se había especializado en la recopilación de inteligencia sobre los rusos.
Luego, una campaña contra el gobierno de Dönitz fue orquestada en las naciones aliadas, un signo ominoso. Como Dönitz indica:
La prensa enemiga y en particular la radio rusa empezó a ponerse a trabajar sobre “el gobierno Dönitz”… La cooperación entre el gobierno provisional, los representantes británicos y estadounidenses en Muerwik había despertado su envidia… Churchill en un principio se opuso a mi retiro. Él quería usarme como una “herramienta útil”… Si he demostrado ser útil, que tendría que tener en cuenta en contra de mis “atrocidades de guerra al mando de submarinos”[Churchill, vol. V1, P646].
Esta era exactamente la actitud fríamente calculadora que yo esperaba de la política británica… Entonces… el 15 de mayo, Eisenhower pidió mi retiro en aras de la amistad con Rusia… [24]
La detención del gobierno Dönitz se describe en un artículo cínico por un cabo, Howard Katzander, corresponsal del personal, en Yank, “The Army Ejército”, denominando el gobierno Dönitz como “un engaño grandioso para persuadir al mando aliado de permitirle [a Dönitz] a asistir a la reorganización interior de la economía de la nación“, junto con el desarme de las fuerzas alemanas bajo la dirección misma del Oberkommando der Wehrmacht (OKW), “para mantener intacto el núcleo de una nueva Wehrmacht y un nuevo gobierno”. [25]
El 23 de mayo de 1945, Dönitz, Jodl, von Friedeburg y otros fueron convocados a bordo del buque de vapor “Patria”, con lo cual el General Rooks, sin perder tiempo con protocolos o cortesía, comunicó la decisión de Eisenhower que;
“… de acuerdo con el Alto Mando Soviético… hoy el gobierno alemán activo y el alto mando alemán, con sus varios miembros, serán tomados en custodia como prisioneros de guerra. De esta manera, el gobierno alemán activo se disuelve… Tropas del Grupo de Ejércitos 21a están tomando bajo custodia a varios miembros, civiles y militares. [26]
Preguntado por Rooks por algún comentario, Dönitz replicó: “Cualquier palabra sería innecesaria”. [27]
Los miembros del gobierno Dönitz y el alto mando fueron reunidos y evacuados, con sus manos detrás de la cabeza y a punta de ametralladora. El Almirante von Friedeburg eligió el suicidio a ser detenido por los aliados. (Artículo continúa)
Comentarios finales:
Los aliados, por lo tanto, simplemente tomaron el control. Alemania fue dividida en zonas de ocupación y saqueada.
El Oeste se convirtió en la República Federal de Alemania (RFA / BRD). El Este fue dado a Polonia, que a su vez se mantuvo ocupada por la Unión Soviética (a la cual nunca se le hizo rendir cuentas por su agresión contra Polonia), mientras que la Alemania central (no del este) se convirtió en la República comunista Democrática Alemana (RDA / DDR). 15 millones de alemanes étnicos fueron expulsados ​​del territorio donde habían vivido legalmente por siglos y todas sus pertenencias fueron robadas.
Los vencedores robaron los activos restantes de Alemania, incluidos los activos humanos, tales como científicos, y saquearon todas las patentes. Robaron nuestro orgullo, nuestro honor, nuestra dignidad y nuestra cultura, y nos impusieron la suya propia. Robaron un tercio de nuestro territorio. Pusieron a nuestros soldados en recintos de campo abierto, sin cobijo y prácticamente sin comida, muchos más fueron entregados a la esclavitud en los países extranjeros.
Violaron a nuestras mujeres y niñas, independientemente de su edad, y comenzaron a matar de hambre a la población civil sobreviviente. Erigieron un estado falso (una ficción legal), e impusieron la “Ley Fundamental” (no una constitución), que sigue vigente hoy en día, como una construcción completamente extranjera y artificial del Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada (SHAEF – por sus siglas en ingles).
Robaron nuestro derecho a la libre determinación. TODO BASADO EN MONTAÑAS DE MENTIRAS, ignorando completamente los crímenes de los Aliados.
A pesar de la fusión de la RFA y la RDA en 1990, todavía no existe un tratado de paz, si hubiera habido una verdadera “reunificación” de Alemania (como se anuncia), deberíamos haber visto un resurgimiento del Reich alemán, y no solamente la absorción de un territorio ocupado, en el otro, bajo un nombre común, con la mismo Ley Fundamental impuesta por una fuerza extranjera.
Repito: Los alemanes de hoy todavía no tienen constitución propia, escrita y ratificada por el pueblo alemán, a través de un proceso de “Hecho en Alemania”, y libre de toda injerencia internacional. Una verdadera “reunificación” debería, por necesidad, significar el reconocimiento oficial del Reich, que es lo que en realidad debería haber ocurrido, y que habría sucedido, si Alemania realmente fuera soberana y tuviera líderes verdaderamente representativos. En ese caso, los Aliados tendrían que reconocer las fronteras alemanas anteriores, y antiguas colonias. Pero entonces también tendrían que hacer frente a sus propias mentiras y crímenes.
Por lo tanto, Alemania es una colonia o un “vasallo” y los actuales políticos “líderes” alemanes elegidos en el marco de la leyes falsas que creada por los ocupantes extranjeros. Por lo tanto, no sirven al pueblo alemán. Ellos sirven a los intereses y a la agenda de los intereses internacionales. Tampoco se le ofrece los alemanes nunca un voto directo sobre todos los asuntos nacionales o extranjeras importantes.
Si se les hubiera dado la elección, creo que la mayoría de los alemanes probablemente no hubieran dado su consentimiento para unirse a la UE, ni renunciado a su moneda, el Deutsch Mark, y probablemente, no serían parte de la OTAN y ni tomarían parte en las operaciones militares en el extranjero, o en darle submarinos nucleares a Israel. Y si se les permitiera saber la verdad, no permitirían ser continuamente extorsionados, ni política ni económicamente.
Por último, repito: sin un tratado de paz, ¡LA GUERRA NO HA TERMINADO! No sólo en términos jurídicos teóricos, y no sólo en términos de ocupación, pero también a través de una guerra psicológica en curso y del anti-germanismo, en base a mentiras, lo que resulta en un auto-odio y en las políticas autodestructivas, es decir, Germanocidio.
…Segunda parte del artículo la próxima semana…
Como dije en la parte 1, los aliados liquidaron el gobierno legítimo del Reich, arrestaron a los líderes, conquistaron, dividieron, ocuparon y saquearon Alemania. Se robaron todos los bienes restantes, y nuestra cultura, y luego impusieron la suya propia, tanto en la RFA y la RDA. En Occidente, SHAEF erigió un estado falso (una ficción legal). Escribieron e impusieron la “Ley Fundamental” (no una Constitución), y a pesar de la llamada “reunificación” en 1990, la ley sigue vigente hoy en día, como una construcción totalmente ajena. No hay Constitución “Hecha en Alemania”. Eso significa… Alemania sigue siendo un país ocupado y controlado por fuerzas extranjeras.
¡EL ACTUAL GOBIERNO DEL FRG ES UN FRAUDE, YA QUE NO FUE CREADO POR Y PARA EL PUEBLO ALEMÁN, Y NO TIENE UNA CONSTITUCIÓN!
obama1
CLICK PARA VERLA MAS GRANDE
Extracto de un artículo de Chris Bollyn en el BRD Swindel:
De rense.com
“El 5 de junio de 1945, el Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada (SHAEF) aceptó la declaración de derrota * de Alemania y se trasladó rápidamente a reconocer la legitimidad de la Zweite Deutsche Reich (Segundo Reich alemán), que se alega fue desplazado ilegalmente por el Tercer Reich de Hitler.
[*Nota del Editor: Debería decir “declaración de capitulación militar” que fue firmada por el general Keitl, pero este NO estaba autorizado a entregar el estado, ni para firmar un tratado de paz. Sólo el Presidente Doenitz podía hacer eso, pero los aliados lo arrestaron]
Las leyes del SHAEF sustentaron un tratado entre las autoridades de la ocupación y el Segundo Reich alemán, en la que este último fue investido con todos los derechos administrativos y la soberanía del gobierno en la mayor parte de Berlín y en todos los estados alemanes.
Después de la Segunda Guerra Mundial finalizo*, un estado paralelo, fundado por ambiciosos abogados y activistas sionistas y todavía conocida como la República Federal de Alemania (RFA), compitió con el Segundo Reich alemán por legitimidad.
[* Nota del Editor: otra vez, aún si no hay un tratado de paz, el estado de guerra aún existe]
Canciller Dr. Wolfgang Gerhard Guenter Ebel, Gobierno Provisional Imperial del Reich.
Tras el colapso de la RDA, la República Democrática  de la Alemania del Este, un tratado conocido como el “2 Plus 4″, confirmó que sólo el Segundo Reich alemán, ahora dirigido por el Reichskanzler (el primer ministro) Dr. Wolfgang Gerhard Guenter Ebel, representaba al Estado alemán legítimo.
En julio de 1990, el Secretario del Departamento de Estado de EE.UU., James Baker, confirmó por escrito al canciller alemán Helmut Kohl que la RFA había llegado al final de su vida útil y debía ser disuelto. A partir de ese momento, las Naciones Unidas destruyeron toda su papelería y pancartas que llevaba las palabras “República Federal de Alemania” o BRD y los reemplazó con el uso del término más amplio “Alemania” en lugar del esperado “Reich alemán”. Casi todo el mundo en los círculos diplomáticos de todo el mundo esperaba al re-emergente Reich alemán para hacerse cargo de lo que el RFA había dejado.
Sin embargo, el gobierno en Bonn, y luego en Berlín, continuó y aún continúa actuando y comportándose como si nada pasó realmente: una especie de fantasma incorpóreo que no tiene idea de que su cuerpo murió hace muchos años. [Artículo continúa] “
¡LA REPÚBLICA FEDERAL DE ALEMANIA NO ES ALEMANIA!
Para los que hablan alemán, por favor vean http://www.der-reichskanzler.de/ y http://www.deutsches-reich.com(pueden utilizar Google o Bing para traducir), o vean esta página Wiki
(VIDEO SOLO EN ALEMAN – SIN SUBTITULOS…DISCULPEN)
Los CRIMINALES DE LA BANCA INTERNACIONAL y sus secuaces del RFA sólo pretenden que el Reich se ha ido y legalmente sucedido por el FRG, y esperan que nadie se dé cuenta, o que siquiera les importe. Lo que establecieron fue una ficción legal llamada, una sociedad limitada llamada, Bundesrepublik Deutschland Finanzagentur GmbH, con esto, han tratado de hacer un “final” en torno a la soberanía de Alemania, los asuntos fronterizos y el tratado de paz.
“Conoce al nuevo jefe, igual que el antiguo jefe” — The Who – No nos engañaran de nuevo.
Como se mencionó en el artículo anterior, los vencedores de hecho sí reconocen la existencia legal del Reich alemán, pero ¿con qué derecho ellos (SHAEF) declararon el NSDAP como una organización criminal y al Tercer Reich como ilegítimo? ¿Quién les dio ese derecho? Los alemanes ciertamente no lo hicieron.
Contrariamente a la creencia popular, el gobierno del NSDAP de Adolf Hitler fue elegido democráticamente y Hitler fue legal y debidamente nombrado Canciller. El gobierno conto con un apoyo cada vez más masivo, y este apoyo se mantuvo firme hasta el final. Iniciativas políticas importantes eran también sujetas al plebiscito.
Si aún no lo ha visto, por favor, vea mi documental: ¿La guerra de Hitler? – Lo que los historiadores se rehúsan a mencionar.

Entonces, ¿qué pasó con “la libertad, la democracia, el derecho a la autodeterminación, etc.” hmmm?
Bueno, todo eso ha sido ignorada, Alemania fue declarada culpable, y utilizaron el Circo conocido como los juicios de Núremberg para castigar a los presuntos culpables, con pruebas falsas y confesiones mayormente sacadas con torturas, y para exonerarse a sí mismos, mientras se usaban procedimientos y reglas de evidencia que nunca hubieran sido admisibles en un tribunal estadounidense o británico.
Después de haber dispensado el Nacional Socialismo, que fue enemigo de la agenda del Nuevo Orden Mundial de los criminales de la banca internacional (que creo y controla tanto el Hyper-capitalismo occidental como también el comunismo bolchevique), entonces estos, para todos los efectos, reinstalaron una república al estilo de la Weimar, una república multipartidista, bajo control extranjero, y la trajeron de nuevo bajo el control financiero de la autoridad central mundial de la Banca Rothschild.
Esto es lo que causo muchos de los problemas en primer lugar, a raíz de la Primera Guerra Mundial y el Tratado de Versalles, al cual los alemanes se revelaron, y por la cual el NSDAP fue elegido para resolver. Hitler había abolido eso y liberado de los alemanes, construyendo un nuevo estado social que servía al pueblo, no a los banqueros y los distintos intereses extranjeros.
¿La guerra termino realmente para los alemanes?
Una película de Joachim Schröder muestra cómo agentes de la CIA y controlaron y dieron forma a Alemania en la posguerra.
Contiene numerosas citas originales de los documentos secretos y entrevistas con funcionarios norteamericanos (incluyendo a Zbigniew Brzezinski) y participantes, sobre la forma en que trataron de crear una nueva Alemania en imagen de Estados Unidos.
La película tiene muy buena información, pero, también la propaganda.
Así, además del plan Morgenthau para matar de hambre a los alemanes, la guerra psicológica continuó, y de hecho fue a toda marcha a través del proceso de la llamada “des-nazificación” supuestamente un des-lavado de cerebro de los alemanes.
Pero en el mundo de la posguerra orwelliano del doble discurso, blanco era negro, negro era blanco, arriba es abajo, abajo es arriba, como se ve con la bandera BRD (Negro, rojo, oro) que simboliza la dominación extranjera.
“Con Propaganda Atroz es como nosotros (los británicos) ganamos la guerra”… ¿Y usted pensó Goebbels era el mentiroso? – CLICK EN LA IMAGEN PARA VER UNA TRADUCCIÓN-
Hicieron lo Sefton Delmer había declarado y utilizaron Operaciones Psicológicas para convencer a los alemanes de su culpa… eternamente. De este modo, los alemanes son mantenidos en una prisión mental, espiritual y cultural. Más sobre esto más adelante.
Como he dicho anteriormente sobre, no había tal cosa como “nazis”. Este es un término creado por los enemigos del NacionalSocialismo.
En realidad, los alemanes fueron “nazificados”, de la misma manera que habían convencido al mundo de los “nazis malos” antes y durante la guerra.
También he hablado con numerosos sobrevivientes de los años del NS, incluyendo a mis propios padres, quienes dicen que nunca oyeron la palabra “nazi” hasta después de la guerra.
Lamentablemente, hasta la fecha, los alemanes todavía aceptan el término y lo utilizan, uno contra el otro. Y algunos, una minoría muy pequeña, incluso voluntariamente se describen a sí mismos como tales, comprando así la propaganda.
united-states-of-germany
CLICK PARA VERLA MAS GRANDE
Todavía hay mucho más por venir sobre este tema con un análisis más profundo de las cuestiones legales derivadas de la Carta de la ONU. 


Lee la parte 1 y la parte 2 antes de continuar.
Las Naciones Unidas son una organización criminal internacional, que no tiene nada que ver con la paz mundial. Fue creada por y para los criminales de la banca internacional. Nace de una conspiración criminal para hacer una guerra del todo innecesaria contra Alemania. La República Federal alemana (RFA) es el hijo bastardo nacido de los vencedores sin gloria: Los Aliados, ellos no “liberaron” a Alemania, sino todo lo contario, restablecieron la esclavitud de 1919 en nombre de los banqueros internacionales y su agenda del Nuevo Orden Mundial.
Los Estadounidenses, en particular los tipos de élite se enorgullecen de su exportación de la “cultura americana” a Alemania. ¿Quién les pidió su degenerada “cultura”? Nosotros (Alemanes) tuvimos nuestra maravillosa historia propia, nuestra lengua y nuestra cultura y estábamos en el proceso de profundizarla y de preservarla. No necesitábamos su McDonald’s, su Wal-Mart o su asquerosa cultura Hollywoodense, los estadounidenses y los británicos se enorgullecen de haber dado a Alemania la “democracia”.
¿Quién se las pidió? Sólo esa minoría que había salido de Alemania después de 1933, cuando ya no podían salirse con la suya con Alemania. Entonces, después de haber logrado agitar el mundo contra nosotros, a partir de 1933, y de instigar la 2º Guerra Mundial en 1939, buscando la destrucción total de Alemania, este mismo grupo regresó y restauró la cloaca política llamada “democracia” y su “cultura” de la que Alemania se había liberado ya.
“Una nación que no posee una constitución propia, creada y ratificado por su pueblo, y a la cual se le impide establecer –o reestablecer- su propia forma de gobierno –no solo una lista de partidos aprobados-, una nación donde el supuesto jefe de estado debe consultar a fuerzas extranjeras en relación a su propia política extranjera, una nación que es obligada a permitir cientos de bases militares extranjeras en su suelo, una nación donde el cuestionar la historia oficial y presentar evidencia contraria, o simplemente, expresar una opinión contraria está prohibido por ley bajo pena de prisión, multas e incluso la pérdida de su derecho al trabajo, una nación donde la tercera parta de su territorio está bajo control y ocupación extranjera, sin compensación, y con una pérdida del 10% de su población, NO ES UN PAIS LIBRE, aunque pueda parecerlo al observador casual, o incluso a sus propios ciudadanos. Entonces, ¿Qué es?, en términos corteses, una colonia ocupada. En realidad, sin embargo, es un campo de concentración en el cual sus ocupantes son premiados con privilegios diurnos, en condición de que cumplan con todos los dictados de la fuerza ocupante. ¿En que parte del mundo vemos esto hoy en día?, ¿Qué país estoy describiendo?. Es Alemania en el año 2013”
Los estadounidenses, los británicos y sus lacayos, los canadienses, los australianos y otros, se enorgullecen en haber creado una “nueva Alemania” a su propia imagen, dando a los alemanes “libertad”.
¿En serio?, un país en el que eres libre de decir lo que piensas, y mucho menos decidir sobre su propia forma de gobierno NO es libre. Se trata de un campo de concentración donde los habitantes están en libertad condicional durante el día. Y un país donde los habitantes son inundados a diario con la propaganda de guerra, y las personas son todavía castigadas (dentro y fuera del país) con una historia falsa, la vergüenza y la culpaNO ES LIBERTAD.
Ellos hablan de haber “salvado a Alemania (RFA) del comunismo”. ¿En serio? Si usted hubiera estado realmente preocupado por el comunismo bolchevique y la libertad en toda Europa de estos asesinos en serie, entonces nunca debieron aliarse con ellos y luchar contra Alemania, que siempre busco la paz, y que lo dijo que tan constantemente y que había hecho todo lo posible para lograr la paz, seguridad y justicia para todos… esto está bien documentado. Si realmente quieres ser amigo de los alemanes, entonces, enfrente los hechos, diga la verdad, y asuma la responsabilidad.
Wikipedia dice:
“La relación entre Alemania y las Naciones Unidas comenzó por primera vez con la Segunda Guerra Mundial, con las Naciones Unidas siendo sinónimo de los aliados de la Segunda Guerra Mundialy Alemania siendo el Gran Reich Alemán, miembro de las potencias del Eje. Con la guerra que terminó en la derrota de Alemania, el territorio del país fue dividido entre los vencedores, y lo que iba a permanecer de Alemania estaba bajo la administración aliada. En 1949, dos nuevos países fueron creados en estos territorios ocupados: la República Federal de Alemania en mayo, y la República Democrática Alemana en octubre”
Las Naciones Unidas dicen…
ONU, CAPÍTULO XVII: DISPOSICIONES TRANSITORIAS DE SEGURIDAD
Art. 106:
En espera de la entrada en vigor de los convenios especiales previstos en el artículo 43, que a juicio del Consejo de Seguridad lo capacitan para el ejercicio de sus responsabilidades en virtud del artículo 42, las partes en la Declaración de las Cuatro Potencias firmada en Moscú el 30 octubre de 1943, y Francia, deberán, de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 5 de esa Declaración, consultar entre sí y cuando la ocasión lo requiera, con otros miembros de las Naciones Unidas con el fin de que dicha acción común en nombre de la Organización que sean necesaria para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales“. 
Art. 107:
“Nada en el presente capitulo podrá invalidar o impedir la acción, en relación con cualquier Estado que durante la segunda guerra mundial haya sido enemigo de cualquiera de los signatarios de la presente Carta, adoptado o autorizado como resultado de la guerra por los Gobiernos tienen la responsabilidad de dicha acción”
¡Esto permanece en la Carta de la ONU Hoy! Pero hay más…
El Historiador Dr. Klaus Nordbruch, autor de “Bleeding Germany Dry” declara:
Ni el acuerdo del 12 de septiembre de 1990, sobre la Vertrag zur Regelung aus Krieg und Besatzung entstandener Fragen (Tratado sobre la regulación de los asuntos relativos a la guerra y ocupación – versión enmendada, también llamado el “Tratado Dos más Cuatro“), ni el acuerdo de 27 de y 28 de septiembre de 1990, sobre la Vertrag über die Beziehung der Bundesrepublik Deutschland und den Drei Mächten (Tratado sobre las Relaciones de la República Federal de Alemania y de los Tres Poderes – versión modificada), revocó el Acuerdo de 1954 (Tratado para la Regulación de los asuntos resultantes de la guerra y la ocupación, o Tratado de Transición) en su totalidad.
El punto 1 especifica que las directivas aliadas están suspendidas y no vigentes – con excepción de lo que se especifica en el punto 3 (del Tratado de Transición de 1954.)
Esta excepción sorprendente dice lo siguiente: “… Las siguientes directrices del Tratado de transición permanecerán en vigor, sin embargo:
Parte I: Artículo 1, apartado 1, puntos 1 (« Procedimiento de revocación y modificación de los reglamentos jurídicos y Párrafos 3, 4 y 5, el artículo 2, apartado 1, artículo 3, apartados 2 y 3, el artículo 5, apartados 3, 4 y 5, el artículo 7, apartado 1, el artículo 8;
Parte III: Artículo 3, párrafo 5, no. A del apéndice, artículo 6, párrafo 3 del apéndice
Parte VI: El artículo 3, apartados 1 y 3;
Parte VII: artículos 1 y 2;
Parte IX: Artículo 1;
Parte X: Artículo 4.
Esto no es de ninguna manera una lista completa de todas las limitaciones significativas y altamente sensibles a la soberanía de Alemania. Además de estas limitaciones específicas, el punto 4c del acuerdo de septiembre 1990 especifica que las suspensiones de otras partes del Tratado de Transición como se ha indicado en el punto 1 del acuerdo “no disminuye la necesidad de que continúe la observancia de otras obligaciones de Alemania.”
¿Cómo se puede hablar de una “suspensión” del Acuerdo de 1954, cuando el Acuerdo de 1990 especifica que las directrices fundamentales de 1954 siguen en vigor?
El Auswärtiges Amt (equivalente al Departamento de Estado de EE.UU.), explica que la República Federal está obligada por las anteriores “obligaciones internacionales”, sin resultante “disminución de la presencia plena de soberanía de la República Federal”. [33] ¿Es esta una explicación lógica y comprensible?
Hans-Peter Thietz, ex representante en la última Volkskammer (Cámara del Pueblo) libremente elegido  de la República Democrática Alemana y representante en el Parlamento Europeo, analiza esta cuestión en profundidad en su tratamiento Souveräner Staat oder noch immer unter Besatzungsrecht? (¿Estado soberano o aún bajo leyes de ocupación?), Que es la lectura indispensable sobre el tema. [34]
Con el fin de explicar la enorme importancia de los tratados antes mencionados, hay que indicar aquí lasdirectrices que se han mantenido en vigor.
Parte 1 del artículo 2, apartado 1, del Tratado de Transición de 1954 dice lo siguiente: 
“Todas las leyes y las obligaciones que se han establecido o decretado a través de medidas legislativas, órdenes judiciales o directivas administrativas de los organismos aliados están en vigor y se mantendrán en vigor en todos los aspectos del derecho alemán, independientemente de si están de acuerdo con otras directrices legales que se emitan o se determinan.
Sin excepción, las leyes y obligaciones (Aliadas) prevalecerán sobre medidas legislativas, judiciales o administrativas, así como las leyes y obligaciones similares basadas en el Derecho interno alemán y (posteriormente) las leyes y obligaciones establecidas o determinadas.”
En vista de esta directiva, es muy obvio que las directrices básicas de derecho de la ocupación siguen vigentes.
En lenguaje sencillo, este artículo significa que las medidas de ocupación aliadas que fueron decretadas para Alemania en virtud del derecho de ocupación continúan vigentes, independientemente de si son compatibles con las actuales políticas alemanas y el sistema legal.
Esto significa que en el futuro como en el pasado, las políticas alemanas deben adaptarse y adherirse a las directivas de ocupación de los aliados (estadounidenses). La aplicación continuada del artículo citado anteriormente, así como otros artículos del Tratado de Transición, demuestra que la República de Berlín seguirá siendo subordinada a directivas de ocupación, cuya duración es ilimitada.
Este reconocimiento se evidencia aún más preocupante por un hecho adicional. El artículo 1 de la Parte Nueve, que también continúa en efecto, dice lo siguiente:
“Salvo disposición en las disposiciones de un acuerdo de paz con Alemania, ningún ciudadano de Alemania, que está sujeto a la jurisdicción de la República Federal puede plantear cualquier reclamación de cualquier tipo en contra de los países que firmaron la Declaración de las Naciones Unidas el 1 de enero 1942; o unidas o que apoyaran a éste, o que estaban en guerra con Alemania, o se nombran en el artículo 5 de la quinta parte de este tratado.
Por otra parte, ningún ciudadano de Alemania, que está sujeto a la jurisdicción de la República Federal puede plantear cualquier tipo de reclamación en contra de los ciudadanos de estos países a causa de las medidas que fueron tomadas por los gobiernos de esos países o bajo su autoridad durante el período comprendido entre 01 de septiembre 1939 y el 5 de junio de 1945, a causa de la situación de guerra que se vivía en Europa. Por otra parte, nadie estará autorizado a hacer tales afirmaciones ante cualquier tribunal de la República Federal”.
Y ahora sabes por qué ningún líder aliado o miembro de las fuerzas aliadas nunca ha sido acusado de crímenes de guerra, ni demandado por daños y reparaciones, pero los alemanes deben pagar y pagar y pagar…
“Alemania está ocupada, es un país dominado por el extranjero. Los americanos están en control. La elite política alemana no es libre. El resultado: Berlín no puede actuar en la manera que debería actuar, en beneficio del país en esta situación. Alemania hoy es gobernada en contra de sus intereses. Nosotros los rusos podemos ayudar a los alemanes… Podemos trabajar con varias grupos de la RFA y profundizar nuestras relaciones culturales. El estado actual de vasallos de Bruselas y Washington no puede ser el destino de Alemania. – Vladimir Putin, ZUERST German news magazine 10/2012 – Página 19.”
SI QUIERES LIBERAR ALEMANIA, HABLA LA VERDAD Y EXIGIR JUSTICIA, BASTA DE MENTIRAS Y PROPAGANDA, Y NO LAS CONSIENTAS, ASUMIR LA RESPONSABILIDAD PERSONAL. DEJE DE USAR SU TERMINOLOGÍA ODIOSO, Y EMPIENZA A DESAFIAR A AQUELLOS QUE PERPETÚAN SUS FALSEDADES.
Y eso te incluye Sr. Putin, abra todos los archivos de la guerra.
WAHRHEIT MACHT FREI
Fuente: J4G